Fundado el 9 de febrero de 2020
LUIS FERNANDO CARDONA
Director Fundador

ActualidadA punto de ser declarada “Obra Inconclusa”

A punto de ser declarada “Obra Inconclusa”

El 21 de febrero de 2023, Luis Edgar Ramírez Secretario de Asuntos Administrativos de la alcaldía de Dosquebradas, Delegado para celebrar contratos, adjudicó directamente (a dedo) los contratos 904 y 905 por $18.565 y $1.300 millones, al Consorcio Box Dosquebradas y Grupo Civilec S.A.S., para ejecutar respectivamente la construcción e interventoría obras de mitigación del riesgo por inundación, deslizamiento y movimientos en masa, en el marco de los Decretos 147 del 2019 y el 024 del 2021 de calamidad pública. Estas obras se financian con recursos del convenio suscrito en agosto de 2022 con la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo de Desastres UNGRD por $20.000 millones de pesos.

Mediante documento del 16 de febrero 2023 se envió “Invitación para construcción de la obra de mitigación” a, Lina María Perdomo, Hernán Mauricio Barreto, Grupo Civilec, y Germán Torres Salgado, para presentar oferta económica al día siguiente. No se conoce quiénes ofertaron. La obra fue adjudicada al Consorcio Box Dosquebradas conformado el 17 de febrero y cuyos integrantes son German Torres (70%) y Octavio Morales Ayala (30%).

Para el proceso de Interventoría el documento de invitación, del mismo 16 de febrero, y plazo de entrega de ofertas el 17 de febrero, se cursó invitación a Mauricio Castro, CDC Construcciones y Proyectos, DBS Grupo de Ingeniería, y Grupo Civilec, este último adjudicatario del contrato. Fue invitado a cotizar obra e interventoría, y beneficiario en junio de 2023, mediante contratación directa, del proceso No 1567, para construir obras de mitigación del riesgo en la vereda Aguazul por un valor de $746 millones. Todo un afortunado de la suerte, se da el lujo de tener contrato de interventoría y obra al tiempo en la misma entidad.

Para justificar la adjudicación directa de estos contratos, se esgrimen los decretos de declaratoria de calamidad pública al principio mencionados. Maniobra torticera que se utiliza no solo en Dosquebradas, sino en todas las entidades públicas, desconociendo que el parágrafo único del artículo 64 de la Ley 1523 de Gestión del Riesgo, dispone que “la vigencia de la declaratoria de calamidad pública podrá ser de 6 meses prorrogables por 1 sola vez y hasta por el mismo término, es decir, el decreto por el cual se declara una calamidad pública emitida por mandatario municipal o departamental no podrá exceder un (1) año en toda su vigencia”. Esto último contenido en concepto jurídico de la UNGRD enviado a DIGER Dosquebradas en septiembre de 2021.

Hace pocos días se realizó Visita Técnica Fiscal al sitio donde se ejecutan las obras contratadas, para conocer y verificar su avance y estado, observando que solo lleva el 60% de ejecución. Como esta obra se financia con recursos de la UNGRD, la denuncia se trasladó a la Contraloría General de La Republica por competencia.

El contrato 904 se prorrogó por 105 días, hasta el próximo 18 de junio, y transcurrido más de un año de iniciado, no cuenta con diseños definitivos. No se ha definido el descole del box culvert en construcción, pues la DIGER no ha negociado su paso por Terrazas de Valher. La intervención de la Q. la Víbora, el corte de un árbol de gran tamaño., que obstaculizaría el descole, y la afectación de laderas, donde existen viviendas en su parte alta, no cuentan hoy con permiso de CARDER.

Es tal la ausencia de buenos estudios de ingeniería, que por la calle 11, existe un colector sin que se conozca su localización exacta. Esta vía es una peatonal estrecha y con ocupaciones del espacio público, sin que exista a la fecha proceso de recuperación de estas franjas. Cada vez que cae un aguacero las viviendas del sector se inundan, por la improvisación de las obras y ausencia de desagües o colectores provisionales. El tránsito de maquinaria y equipos de construcción por esta vía, ha provocado la afectación estructural a muchas viviendas, ocasionando la evacuación y afectación de un poco más de 40, sin que lo hayan previsto. No se conoce si alcaldía y contratista han atendido e indemnizado a las familias afectadas.

Lo que ha hecho carrera en nuestro ordenamiento jurídico, es la utilización de la urgencia manifiesta sin declararla, como herramienta para contratar directamente las obras a ejecutar, evadiendo la licitación pública, y violentando los principios de transparencia, selección objetiva, libre concurrencia, entre otros. Niegan la libre competencia de ingenieros serios y responsables, hoy la mayoría sin poder ejercer su profesión y oficio dignamente, mientras las obras naufragan. La corrupción nos derrota, este es otro ejemplo. Perdemos la mayoría, ganan siempre unos pocos avivatos.

2 COMENTARIOS

  1. Otra denuncia que hace el ingeniero Crosthwaite, quien actuando como un verdadero Quijote se enfrenta nuevamente contra gigantes – no molinos de viento- que no son más que inmensos tentáculos de la corrupción que ha azotado al país por más de 200 años. La verdadera «CALAMIDAD PÚBLICA» está en la forma de contratar y quienes están habilitados para hacerlo, en donde no existen garantías reales para responder en los casos de defraudación como al parecer se está evidenciando en esta denuncia. No queda más que decir: gracias ingeniero Carlos Alfredo Crosthwaite, por tener la valentía de poner el dedo en la llaga con los hechos que la costumbre ha normalizado.

  2. Lamentablemente hay que recordar que Dosquebradas ha sido considerado el municipio más corrupto de Colombia.

    Sería conveniente conocer la base de datos para tal aseveración, pero ese deshonroso título ha sido vox populi por años.

    No nos extrañe entonces esta otra «Obra inconclusa».

    Pero aterra la impunidad como si nada malo sucediera.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más articulos