Fundado el 9 de febrero de 2020
LUIS FERNANDO CARDONA
Director Fundador

ActualidadA rey muerto, rey puesto

A rey muerto, rey puesto

La monarquía es la  institución político-militar más antigua del orbe. De ello dan fe textos como  el antiguo testamento, los vedas indostanicos o los escritos  atribuidos en china a LaoTse; todos los cuales resaltan a necesidad de que  los pueblos tengan un jefe que guarde el orden interno y los proteja militarmente.El rey era, pues, una necesidad histórico-politica innegable hasta el siglo XVIII de la era cristiana, cuando se llegó al extremo  de afirmar que la humanidad solo encontraría paz cuando  el último rey fuera  ahorcado con las tripas del último sacerdote.

Con la ejecución de Lui XVI surgió la  necesidad de suprimir o al menos sustituir esos personajes, tal como hicimos nosotros  durante  esa sangrienta  noche que representó la guerra sostenida por Nariño, Santander, Bolívar y otros personajes para contruir una república que tampoco nos ha otorgado la tan ansiada paz social y política. Todo lo contrario de lo que por siglos han logrado los habitantes de las islas británicas, donde no solo viven en paz sino que construyeron un imperio que duró hasta fines de la segunda guerra mundial. Pero ¡atención! Esto se debe a qué supieron, desde la expedición de la llamda “carta magna” en 1215, combinar la existencia de unos  reyes absolutamente simbólicos con un sistema bicameral democrático pues  allí “el rey reina pero no gobierna”.

Los británicos han logrado construir un relato alrededor de la monarquía que les  proporciona un ferrea identidad y los mantiene seguros. Cada uno se siente  como un pequeño rey, y es por ello que lloran la muerte de su reina. Con ella desaparece una parte de sí mismos,  aunque saben que otro  rey garantiza la  rigida estabilida de sus costumbres. Pues alli, por ejemplo, se tiene considera de malísima educación  cualquier acto  que exprese publicamente sentimientos tales como dirigir la palabra a quien no hemos sido formalmente presentados.

Y esto se manifesta en cualquier lugar: todavía recuerdo  cuando, en un ferry boat, uno de los asistentes casi se desnuca por recoger una servilleta lanzada  al pulcro suelo  por uno de mis hijos.

AGM20/09/2022

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más articulos