Fundado el 9 de febrero de 2020
LUIS FERNANDO CARDONA
Director Fundador

SociedadAl oído del comandante de la Policía

Al oído del comandante de la Policía

Por JORGE EDUARDO MURILLO MEJIA

Como quiera que la rotación de los comandantes de la Policía en la ciudad es frecuente, se requiere que dichos funcionarios no solo cumplan una función rutinaria en el ejercicio de sus tareas, sino que se comprometan con el sentir de los pereiranos. Dichos funcionarios llegan a la ciudad e inmediatamente comienza un ciclo de condecoraciones y homenajes, que aunque con algún merecimiento, no lo hacen al término de su gestión una vez se vean resultados contundentes. La ciudad vive uno de los momentos con mayor rigor en la presencia de la delincuencia. El microtráfico nos acecha, los parques de la ciudad, todos sin excepción, están a la merced de la prostitución infantil y las drogas. El espacio público está en su peor momento afectando la movilidad. Las riveras de los ríos y las laderas de ciertas montañas en riesgo, volvieron a ser presa de las invasiones. Los indigentes crecen provenientes de ciudades vecinas, creando malestar en la ciudadanía por su seguridad y molestias en su circulación. Se requiere que las autoridades policiales salgan a la calle y ejerzan la autoridad y gestión en el desarrollo de su trabajo. Debemos buscar que las autoridades le colaboren al alcalde Carlos Maya, ya que está desarrollando una excelente gestión y goza de una gran imagen, que no puede ser un lunar por culpa de esta falta de presencia de nuestras autoridades. La ciudadanía y sus subalternos saben perfectamente donde están las “ollas” y cómo funcionan; ustedes saben quiénes son los miembros de las cabecillas urbanas, donde funcionan, donde expenden y donde llegan los artículos robados a carros y apartamentos. Por favor salgan a las calles los de más alto rango también, la Policía no goza de buena imagen por sus escándalos de corrupción de sus comandantes a nivel nacional, los de mandos medios aprenden de sus jefes y van haciendo escuela; las calles los necesitan para que cambien esa imagen. Identifiquen los puntos críticos donde mas se afecta a la seguridad y a la convivencia ciudadana, hagan recorridos con mas frecuencia. Donde haya mas vulnerabilidad, que ustedes de sobra lo saben, establezcan tiendas de campaña; saquen a oficiales, sub-oficiales, Coroneles, Mayores, Capitanes y Tenientes a esos sitios en el día y en la noche. Con esa presencia podrán tomar acciones frente a la paquidermia que muestran. Por favor comandantes, no sean aves de paso por la ciudad y dentro de su carrera militar, es hora de acciones concretas y mucha presencia de la Policía en las calles.

1 COMENTARIO

  1. No había tenido el gusto de leer tus columnas, muy interesantes, amenas, sin pretenciones como algunos otros columnistas de Pereira. Me gustó, te sigo desde hoy.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más articulos