Fundado el 9 de febrero de 2020
LUIS FERNANDO CARDONA
Director Fundador

PolíticaAlcalde Maya ¿Es fuego amigo?

Alcalde Maya ¿Es fuego amigo?

Por LUIS GARCÍA QUIROGA

Es admirable la audacia del alcalde Carlos Maya. Sabe que solo tiene un cuarto de hora y con osadía juega sus cartas y cotiza duro sus apuestas, sin duda, con indiscutido alcance político.

Detrás siempre está la política y el poder que esta otorga. Y con mayor calentura cuando empieza el calentamiento electoral tan peligroso como el calentamiento climático. No esperemos otra cosa.

Sin sutilezas, se nota que en vísperas de la decisión unánime de la Sala Quinta del Consejo de Estado que lo favoreció y dejó en firme su elección, o se tenía mucha confianza o ya tenía información sobre la tendencia del fallo.

No de otra manera se explica que el jueves 21 mientras los magistrados pulían el fallo, el alcalde pulía su Proyecto de Acuerdo para crear una empresa mixta “para manejar el alumbrado público”, según me dijo en Expofuturo cuando salíamos de la presentación de la Encuesta de Calidad de vida de Pereira Cómo Vamos.  El viernes 22 radicó el proyecto en el Concejo e inició rondas con los concejales aliados.

Y claro, reventó la roncha, porque esa empresa mixta también es para “prestar servicios energéticos” y la iniciativa ha sido asumida como un desafío a la Empresa de Energía de Pereira EEP.

Hay que tener agallas para desafiar a un socio privado de la polenta del que acaba de entrar al negocio gordo y de alto riesgo de energía en la Costa, en el que también está en juego nuestro pellejo municipal como es accionista mayoritario de EEP.

Supimos que el socio privado llamó a Maya y le dijo algo así como: ¿Estamos o no estamos? Y que incluso, le sacó en cara ciertos sacrificios. Que recibió la EEP quebrada y en una década, además de mejorar el servicio, le ha entregado al Municipio $140 mil millones de los cuales 20 mil millones de las utilidades del 2019 sirvieron para que Maya, por la pandemia, subsidiara las facturas de energía de los estratos bajos. En la alcaldía de Gallo las utilidades de EEP se destinaron a financiar el Megacable, que nos está costando un ojo de la cara y el otro ojo cuando entre en servicio el déficit lo asuma Megabús.

Preguntas: ¿Por qué el alcalde Maya le monta competencia en el propio patio a EEP, que según cifras, ha sido un bueno socio? ¿Esta jugadita del alcalde deteriora y dilapida la confianza de inversionistas privados en la ciudad? ¿Estarán locos quienes piden que Maya con un simple acto administrativo delegue a EEP el manejo del alumbrado público?

El alumbrado público es un negocio de $3.600 millones anuales de utilidades netas cuya cuestionada concesión hace 20 años se le hizo a un privado que benefició a otro privado, ordeñó la ciudad y dejó una red achacosa y luminarias que no iluminan.

Lo que sin ambages se dice es que el alcalde Maya quiere el control (poder total) porque en EEP el socio privado es minoritario pero tiene la llave (cláusula de control de manejo). Y anticipan que un tal Merlano (de la Costa) es el único que se le mide a ser socio minoritario sin exigir el control operativo, administrativo y financiero.

En contraposición, es sabido que el gremio político local no ha podido penetrar las estructuras de la EEP. Allí son alérgicos a los políticos que piden contratos y puestos. Quizás por eso reportan utilidades al Municipio.

Por ahora se esgrime la Ley 498 que regula la organización del Estado y prohíbe taxativamente a los entes territoriales la existencia de dos entidades públicas que presten el mismo servicio. Por ejemplo, dos Institutos de movilidad. En defensa de la iniciativa del alcalde se afirma que el alumbrado público no es un servicio domiciliario. Aunque la Ley dice que el alumbrado público es conexo con el servicio de energía (razón por la que se factura con el servicio de energía).

Pero lo que EEP ve en el proyecto Maya es puro fuego amigo porque además de la iluminación pública, le cuelga “servicios energéticos y tecnológicos” además de “ generación, comercialización de energía”. Y por ahí va el agua al molino de lo que llaman competencia desleal. Hace pocos días en video de redes sociales el alcalde se expresó muy orgulloso de la Granja de paneles solares de la EEP al otro lado del río Otún, frente del deleznable costado norte del AeroMatecaña. Eso es energía solar de la que EEP ya tiene operaciones en varias partes de la ciudad y con la cual competiría la mixta del alcalde Maya.

Y cuando el Proyecto de Acuerdo habla de servicios tecnológicos, se refiere entre otras cosas al transporte de datos por la red pública.

Con independencia de si el proyecto tiene o no viabilidad jurídica, de este choque eléctrico con la EEP, me gustan dos cosas y espero que los lectores las compartan conmigo: Me gusta que el alcalde tenga audacia. Que apueste con proyectos visionarios. Que como hemos dicho desde aquí, no se desgaste más con obritas de mantenimiento y micro gerencia. Para eso están los secretarios del Despacho.

La ciudad, incluida Dosquebradas, necesitan un liderazgo efectivo que nos saque del estancamiento vial pero con obras que en nada se parezcan a la glorieta de Corales. Y está por verse si la doble calzada paralela a Cerritos es lo que parece y conviene.

La otra cosa que me gusta de esta roncha que el alcalde levanta al inicio de su segundo año de mandato, es la actitud y la inquietud de ciertos sectores ciudadanos que se están interesando cada vez más en lo que hacen o proponen alcaldes y gobernador.

Cada vez más la gente tiene claro que a falta de control político, hay control social y crece la confianza pública en las opiniones divergentes y de pensamiento crítico.

Veremos qué hacen los concejales de Pereira con este chicharrón eléctrico que el alcalde les entregó el pasado viernes. Y ojo que el proyecto dice que la interventoría es yo con yo. Es necesario recordarles a los concejales que el alcalde Maya los convocó a sesiones extras, pero que éstas son pagadas con nuestros impuestos. Ojos abiertos y oídos despiertos.

1 COMENTARIO

  1. Interesante artículo. Muchas preguntas por resolver, frente al futuro de un activo estratégico, como lo es la energía de la ciudad, pero importante porque alimenta el debate.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más articulos