Fundado el 9 de febrero de 2020
LUIS FERNANDO CARDONA
Director Fundador

PolíticaAlcaldes que no saben leer

Alcaldes que no saben leer

Por: Ferley Henao Ospina

No es exagerado decir: “Alcaldes que no saben leer”, porque saber leer no es solo unir palabras para formar oraciones, es entender, discernir, interpretar, intuir, ser capaz de develar lo que hay entre líneas.

Cuando alguien no puede hacerlo personalmente, nombra un asesor que le brinde la suficiente confianza y en eso el municipio tiene que estar cubierto. A veces son necesarios varios asesores legales, administrativos y contables.

La importancia de saber leer es de trascendencia capital cuando se trata del representante de un municipio que puede celebrar contratos importantes. Ejemplo en Pereira, entre alcaldía y OPAM/CSS para la ampliación del Aeropuerto Matecaña por $287 mil millones de pesos (más del doble que Megacable).

Resulta muy extraño y deja muchas dudas que no hayan leído correctamente o que no se hubieran asesorado bien antes de firmar ese contrato que además fue tan polémico, porque se trataba de la concesión más importante de Pereira, a una empresa del grupo Odebrecht, que se encontraba en pleno “ojo del huracán” precisamente por corrupción.

Los dos alcaldes, el anterior Juan Pablo Gallo y el actual Carlos Maya, el primero ejerciendo el cargo y el segundo desempeñando la Secretaría de Hacienda, tuvieron bajo su responsabilidad el contrato de concesión del Aeropuerto Matecaña a OPAM/CSS.

Curiosa e Inusitadamente se firmó sin que los dos hubieran leído y entendido que ese mismo día el concesionario tenía que pagar las estampillas con destinación específica a los adultos mayores y a la cultura, cuyo valor ascendía entonces a 10 mil millones. A cualquier otro contrato por pequeño o grande que sea el monto, le aplican la tasa inmediatamente.

Se deslizaron muchos y muy graves vacíos que dan lugar a dudas y especulaciones, por ejemplo, ¿en el presupuesto de recaudación municipal estaba o no estaba incluido este valor?

Cuatro meses después se firmó el acta de inicio de la obra sin exigir el cumplimiento de este requisito, el previo pago de las estampillas e impuestos. Da la apariencia que no había la disposición, el interés o la voluntad de cobrar las estampillas y los impuestos, razón por la cual no se fijaron reglas claras en torno a las eventualidades y contingencias.

Pudiera considerarse casualidad, pero han sido precisamente estos dos, cultura y adulto mayor, los sectores más marginados en la administración Gallo. En el primer caso, por la polémica liquidación del Instituto de cultura que puso en entredicho los recursos de este sector, provocando movilizaciones el año pasado para evitar el cierre anticipado de “La Cuadra” por falta de recursos económicos y no olvidemos que el concierto de febrero 2020 tuvo que ser suspendido por la misma causa.

En el segundo caso, el escándalo que envió a la cárcel en 2017 a funcionarios, exfuncionarios y miembros de fundaciones con las que se contrataron “servicios” para los adultos mayores vulnerables de Pereira, conocido como el “Cartel de los Abuelos”.

EL TIEMPO en su edición de noviembre 8/18 sostiene: “La Alcaldía de Pereira… en cuentas bancarias tiene unos 18 mil millones de pesos para invertir en los ancianos más desfavorecidos de la ciudad y no los utiliza”. “La no ejecución de esos recursos fue el tema central de la sesión ordinaria de la Comisión Regional de Moralización que se realizó ayer en la Procuraduría Regional Risaralda”.  

“… no son solamente dineros procedentes del recaudo de la Secretaría de Hacienda de Pereira, sino de los giros que le hace al Municipio la Gobernación de Risaralda. De hecho, en solo este año (2018), la administración departamental le ha girado 2 mil millones de pesos por este concepto”. E. T.

Sería bueno que la alcaldía informara cuánto perciben sus asesores, tanto los de planta como los contratistas, para que semejantes errores se les hayan escapado. Ahora la Alcaldía invierte una suma, que tampoco se divulga, en costos legales para tratar de que el operador le devuelva ese dinero. Dinero que, entendiendo bien, no es simplemente una deuda sino posiblemente una apropiación ilícita de dineros recaudados.

Para rematar, a la sentencia de primera instancia del Tribunal Administrativo que ordena  a OPAM pagarle al municipio, dejando unos vacíos en el tema de los intereses, la alcaldía de Pereira presenta una  apelación para que el Consejo de Estado dirima el asunto de los intereses, pero paradójicamente no parece actuando como alcaldía que reclama los derechos de sus ciudadanos sino como abogado del deudor.

Su petición al Concejo de Estado consiste en ceder al deudor, sin que nadie se lo pida, los intereses de mora de 175 días (casi 6 meses), que pueden representar más de 600 millones, por cuenta de una interpretación que pudiera haber salido de los defensores de OPAM/CSS y no de los del municipio de Pereira.

Uno de los acuerdos de este entramado, más complejo aún por los vacíos que involuntaria o deliberadamente quedaron, establece que OPAM/CSS pague 6 cuotas iguales en 6 meses. La alcaldía, en lugar de utilizar el sentido lógico (un pago mensual durante 6 meses) sugiere al Consejo de Estado que favorezca al deudor considerando que esos 6 pagos podían haberse efectuado los 6 últimos días del semestre entre el día 175 y el 180, aprovechando que no dice: “cuotas mensuales» (la viveza paisa pero aplicada al revés)

Vacíos, errores o barbaridades que le cuestan mucho a Pereira y que probablemente resulten en detrimento patrimonial.

13 COMENTARIOS

  1. Lamentable situación. Excelente descripción de este caso, otro más de olvido, que lentamente entierra la cultura y olvida nuestros abuelos…

    • Lo que Tulia Luci menciona nos trae a la memoria el eterno abandono al.que han estado sometidos estos dos sectores. Gracias Tulia Luci.

  2. Este tema de corrupción opacado por la emergencia sanitaria preocupa más aún si vemos que la población víctima será en ambos casos el adulto mayor.

    • Muy oportuno comentario, Juan. En general, las víctimas de todo lo que viene sucediendo, se de origen natural o por errores horrores de quienes gobiernan, siempre son las sociedades más vulnerables.

      Gracias por opinar.

  3. Esta situación no es de ahora, siempre ha pasado lo mismo en nuestra amada patria, lo único que queda decir es que hay que invertir más en educación con sentido común y volver a los valores que desde casa e instalaciones educativas se daban a partir de cátedras. De esta manera se podría cambiar de mentalidad y proyectar un mejor futuro en conjunto.

    • Si, Hernando. Es más que todo un análisis de una situación que el municipio no debiera estar viviendo. Gracias por su opinión.

  4. Colombia tiene un grave problema de orden institucional (o mejor dicho de desorden institucional) que nace apartir de la elección popular de Alcaldes, remedio que resulto más dañino que la enfermedad y la mayor epidemia es la irresponsable elección popular ( corrupta) de Alcaldes y Gobernadores que en la gran mayoría son » ciudadanos» de muchos interrogantes en sus conductas y cero preparación como ESTADISTAS, son contados los madatarios locales y regionales recientemente elegidos que tengan claridad de sus responsabilidades y visión de estado, que les quepa su Municipio o Departamento en la cabeza, precisamente por falta de preparación y ausencia de formación como ESTADISTAS. Colombia con lo que tenemos como dirigencia local, regional y Nacional, va como dice el humorista con relacion al» BÁCULO».
    Felicitaciones apreciado Ferley, por su férrea defensa de lo publico que es lo de tidos y por sus sesudos escritos de gran aporte a la humanidad.
    Fraterno saludo, amigo de siempre:
    PLINIO RIASCOS SÁNCHEZ.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más articulos

 HAZ TU DONACIÓN