Fundado el 9 de febrero de 2020
LUIS FERNANDO CARDONA
Director Fundador

PolíticaAlgo debemos estar haciendo bien

Algo debemos estar haciendo bien

Por: Juan Guillermo Ángel Mejía

Colombia registra a la fecha de este escrito 400 defunciones por causa de coronavirus, el primer caso se detectó el 6 de marzo vale decir hace dos meses, en ese mismo lapso del año pasado  fallecieron en nuestro pais por accidentes viales 900 personas, fueron asesinadas 2.100 compatriotas y nueve veces más gente dejó de existir, estas cifras no son consuelo alguno, pero colocan en contexto la crisis, y de ello sacamos dos conclusiones, de un lado algo debemos estar haciendo bien si nos comparamos con lo que ocurre en Estados Unidos, Inglaterra, España, Ecuador o Brasil, puesto que nuestros casos de contagio y fatalidades son mínimos comparados con los de otras latitudes donde llegan a desastre y del otro, nos obligan a pensar que es necesario adoptar conductas colectivas que permitan reactivar, no la economía, es recuperar las condiciones de vida que le permitan a la sociedad interactuar y convivir como gente civilizada.

Para Risaralda y Pereira, los números son favorables si se comparan con el resto del pais y del mundo, días seguidos sin un solo nuevo contagio registrado, con 7 personas que han fallecido como consecuencia del virus, el hecho de disponer de camas de sobra e instalaciones más que suficientes para atender la emergencia hacen que los profetas del desastre deban callar ante la evidencia de que aquí no hay condiciones de calamidad pública, por el contrario lo que podemos registrar es una respuesta acelerada de las autoridades y de la sociedad;  bien por el Gobernador, mejor por el alcalde de Pereira y por los de los municipios vecinos, bien por la Universidad Tecnológica, por las universidades privadas, por la Sociedad de Mejoras y la Cámara de Comercio, algo estamos haciendo bien.

Para reafirmar los dicho hacemos referencia a las proyecciones que nos indican que, de mantenerse los niveles de crecimiento de la enfermedad a lo datos registrados tardaríamos 58 días en duplicar los 211 casos actuales y 272 días en copar la capacidad hospitalaria.

Todas estas cifras alentadoras por supuesto pueden crecer exponencialmente y convertirse en lo que nadie quiere pero las probabilidades son pocas; lo dicho contrasta con lo otro que está ocurriendo, tal como lo ilustra el profeso Antonini en reciente escrito para este diario, las medidas económicas que se están adoptando son no solo insuficientes sino en muchos casos inútiles y lo peor contra producentes; en una sociedad como la nuestra donde la mitad de la población se ocupa de manera informal, donde los músicos y artistas, los vendedores de sahumerios y plantas aromáticas, los que arreglan relojes y planchas, los peluqueros y mecánicos, los que arreglan llantas y remiendan zapatos, los que ofrecen chontaduros y loterías, los emboladores, los que dedican a las tareas menesterosas, en fin todo el tejido social se está deteriorando a niveles insospechados, razón suficiente para afirmar que no solo de coronavirus puede vivir el hombre, vive de su trabajo, del contacto con los demás, de los estímulos que le obligan a salir y luchar y trabajar y servir y ser servido en fin no podemos seguir sobre actuando, los alcaldes no solo se pueden dedicar al coronavirus como hasta ahora lo están haciendo, y menos los políticos y gobernantes compitiendo por lucirse y sacar provecho de la tragedia colectiva.

Debo rectificar los $ 40.000 millones que cuestan anualmente las pensiones de jubilación de la Flota Mercante, retomé la información de los autores del proyecto de ley pero un lector me informa que el costo real es de $ 55.000 millones, dineros que pagaremos todos a pesar de  la prohibición constitucional de trasladar recursos a instituciones privadas.

Columna publicada de manera simultánea en El Diario y reproducida en www.elopinadero.com.co con autorización expresa del autor.

1 COMENTARIO

  1. Creo que toca mirar hacia todas las direcciones econòmicas, no podemos distraernos y permitir que la pandemia se convierta en otra de tantas cortinas de humo que tapan las fechoias de tantos ladrones que a diario se roban los recursos de todos. Buen artīculo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más articulos