Fundado el 9 de febrero de 2020
LUIS FERNANDO CARDONA
Director Fundador

EconomíaAlrededor de la Tributaria

Alrededor de la Tributaria

Por JAIME CORTÉS DÍAZ

Nadie desconoce y mucho menos los gremios que el país se encuentra por efecto de la pandemia en un hueco profundo y ancho que puede detonar lo social y económico. Son muchos los esfuerzos públicos y privados en convergencia para salvaguardar la vida, reanudar trabajo, restablecer mercados, crear ambientes de confianza y salubridad. La fragilidad de la época llena de penurias, de pesares por los familiares y amigos victimas del virus; por los negocios al traste, por el cautiverio defensivo, en fin, por no poder generar prosperidad permanente, sin descontar la irresponsabilidad de los que por incumplir las instrucciones preventivas, pregonan su vocación suicida y la de esparcir contagio ambulante.

Este cuadro de ansiedad, terror e incertidumbre ha hecho que todo el aparato estatal se movilice para contener y mitigar efectos desgraciados, sobrepasando medios que podría interpretarse más adelante en lo internacional como una nación con riesgo de no pago ante el déficit que se agranda cada vez más. Surge entonces la preocupación del gobierno por tapar el boquete que en la actualidad es de 95 billones de pesos y lograr recursos frescos por 28 billones anuales para amortización de la deuda y la financiación de programas sociales y subsidios, requiriendo nuevos empréstitos por 110 billones. De allí nace el proyecto de reforma tributaria presentada con el nombre de Ley de Solidaridad Sostenible que ha causado alarmas amplificadas por el tiempo que se vive de crisis inesperada que ha develado la desigualdad de poblaciones en situación de pobreza extrema.

Se busca extender programas de ingreso solidario, compensación del IVA, subsidio a la nómina, educación superior gratuita, ayuda a hogares vulnerables y aumentar cobertura que hoy es de 3,4 millones de Familias en Acción. La Agencia de Prosperidad Social anunció la ampliación de Jóvenes en Acción exigiendo más correntía.

El momento no está para hacer cucharas si no hay sopa en los platos. Hay consenso en trabajar por el mejoramiento equitativo, en buscar caminos adecuados para cubrir faltantes y hacer continuo el desarrollo. Pero en la etapa funesta de hoy, no es oportuno recargar a la clase media con imposiciones fuera del alcance global de ingresos (cuando existían) y de gastos forzosos para la congrua subsistencia, con un IVA que aumentará los costos de los hogares y el inédito impuesto a los servicios públicos, que traería inflación. Francamente se hace necesario buscar alternativas que no golpeen la fragmentada reactivación (por los continuos cierres y aislamientos) que, a ese paso, presentará decrecimiento. Al respecto la Andi dice que hay que buscar una reforma que el país actual pueda asumir y la cuantifica entre 13 y 15 billones de pesos, lo que se lograría aplazando la entrada en vigor de la compensación del ICA que representaría  7 billones al año  a cargo de las empresas. Otra fuente es la tarifa de renta que al año 2022 estará en un 30%, la que aplazaría su ejecución con lo cual se conseguirían 6 billones adicionales. El gobierno tiene que comprometerse, por su parte, con un fuerte ajuste de gastos, no solo limitando compras inmobiliarias o viajes en primera clase, es indispensable cortes en tantos institutos, agencias, dependencias, viceministerios para poder ver un adelgazamiento fiscal real.

Tanto subsidio personificado -dicen analistas- debe  tener una fecha límite, puesto que muchos beneficiarios no se preocupan por buscar trabajo o capacitarse para él, siendo ello un factor que incita informalidad y vagancia. Es mejor otorgar ayudas creativas como becas, educación pública, infraestructura social y productiva; centros comunitarios, mensualidades para ancianos, acopios rurales de mercado, etcétera.

Expresa el exministro José Antonio Ocampo, la necesidad imperiosa de “revisar a fondo las políticas de desarrollo” ¡Cierto!  La producción en Colombia es muy limitada y la competitividad es escasa con una canasta exportadora pequeña. Así no existirán fuentes suficientes y, menos,  reformas para crear empleo y auxilios con visos de asistencialismo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más articulos