Fundado el 9 de febrero de 2020
LUIS FERNANDO CARDONA
Director Fundador

CulturaApuntes sobre la revolución mexicana: Pancho Villa.

Apuntes sobre la revolución mexicana: Pancho Villa.

Por DANILO SALAZAR

La revolución mexicana, que llenó de sangre  a esta nación por 10 años terribles, no ha sido considerada como un acontecimiento especial del siglo XX, ni se le considera comparable con la Revolución rusa, ni con la guerra civil española, tal vez por tratarse del drama de miles de humildes campesinos empeñados en conseguir  tierras para sí, y de las vidas aciagas  de sus líderes populares.

El acontecimiento que desencadenó esta revolución fue muy sencillo: en 1910 el presidente Porfirio Díaz, que había gobernado casi dictatorialmente durante 30 años al país, había modernizado la economía con medidas que favorecían a ricos y extranjeros, cuyo gobierno recibió el nombre del Porfirato: con dos realizaciones positivas; el desarrollo económico y la pacificación del país; y dos hechos negativos, el incremento de las desigualdades sociales y la eliminación de las disensiones políticas; a pesar de haber prometido no buscar la reelección, quiso reelegirse lo que generó una vigorosa oposición y la conformación de ejércitos populares para impedir este propósito, la revolución expulsó en seis meses a Díaz del poder, obligándolo a renunciar en 1911.

Villa fue considerado un genio militar, aunque en sus años de juventud nada lo hiciera parecer así, de hecho, se sabe poco de sus primeros años, existe una leyenda que dice que alguien violó a su hermana y que él asesinó al violador, convirtiéndose en fugitivo, viéndose obligado a cambiar su nombre real: Doroteo Arango Arámbula por Francisco Villa, o su hipocorístico Pancho Villa, para evitar a las autoridades, en 1910  cuando estalló la guerra llevaba casi 20 años en las montañas dedicado al bandolerismo, no era un gran líder, sino apenas otro hombre combatiendo contra los federales. Rápidamente supo ganarse el mando, los hombres querían seguirlo y las aldeanos deseaban su protección, aparentemente sus ojos denotaban un electrizante coraje, tenía carisma y gran poder de convocatoria; fue famoso por mantener el orden impecable entre sus soldados y por respetar la propiedad privada; de todos los jefes revolucionarios era el más responsable; no era así cuando se trataba de mujeres, sedujo a muchas con falsos matrimonios  y su forma de cortejo fue muchas veces la violación, sus hazañas se convirtieron en letras de corridos que se cantaban en haciendas, plazas y cantinas, siendo los  más famosos: Adelita, la Cucaracha, el Tordillo, Caballo prieto azabache, el Siete leguas, Juana Gallo y otros más.

El apogeo de Villa llegó en la segunda fase de la revolución, después del asesinato del presidente que había reemplazado a Díaz; Villa apoyó la presidencia de Madero (1911-1913) quien realizó unas reformas muy moderadas defraudando a sus seguidores, pues en el plan de San Luis, Madero prometía restituir a sus dueños las tierras arrebatadas durante el Porfirato, por lealtad con el asesinado, condujo su enorme ejército del norte contra el nuevo presidente ilegítimo (1913-1914)  el contra-revolucionario Victoriano Huerta, al que derrotó con ayuda de Zapata y Venustiano Carranza, en lo que fue conocido como la segunda revolución o la revolución constitucionalista; Villa y Zapata fueron defraudados por Carranza y decidieron tomar las armas contra él, los villistas sufrieron una serie de derrotas en Celaya y Agua Prieta a manos del general carrancista Álvaro Obregón, terminó así el dominio de Villa sobre el norte y se afianzó Carranza en el poder (1915-1920). Villa alcanzó a ser gobernador provisional de Chihuahua en 1913 y 1914, tiempo en el que emitió su propia moneda, castigando con dos meses de cárcel a quienes no la recibieran; su obra más recordada fue la creación de más de 50 escuelas, aún se le considera el mejor gobernador de ese estado.

Ddepués de un breve periodo la unión entre los líderes rebeldes acabó, muchos líderes regionales fueron asesinados, sin que pueda decirse si sus muertes se debieron a ambiciones, ideologías, rivalidades, o simples traiciones de aliados o amigos. Uno de esos líderes, el más famoso de ellos se llamó Emiliano Zapata, quién combatió en defensa de los campesinos del sur del país, nos ocuparemos de él en otro escrito. Pancho Villa por su parte era el comandante del más grande ejército  revolucionario del norte,  siendo llamado el centauro del norte, ganando fama gracias a sus hazañas militares que llamaron la atención en México y Estados Unidos, lo que hizo de él un gran mito, para sus seguidores era una especie de Robín Hood, para sus enemigos un bandido y al final de sus gestas, una especie de demonio sediento de sangre, calificativos que pese a lo contarios pueden ser complementarios.

Con los años, Villa sufrió una transformación, y también combatió contra las facciones rivales, de manera que por sus enormes responsabilidades militares, se retardó la reforma política que se había planteado. Mientras los hombres de  Zapata  permanecían en sus pueblos y participaban en escaramuzas relativamente menores; los  soldados  de Villa tuvieron que recorrer  centenares de millas, repeliendo y defendiéndose  de los constantes y vigorosos ataques federales, lo que exigía muchos esfuerzos y  demandaba dinero; además de lo anterior Villa se vio obligado a aplazar la redistribución de la tierra, era uno de sus propósitos por temor a que el gobierno no les diera tierra a sus hombres, además enrarecía el ambiente la interferencia norteamericana, y para acabar de complicar el panorama, hubo una serie de traiciones entre los que se decían sus aliados y una gran desventaja militar en cuanto a nuevas armas (en la época de la persecución gringa), que pusieron en peligro a  sus hombres, causándole lo que hoy llamaríamos un gran stress. La situación compleja hizo que al mismo tiempo que se reducía su poder lo utilizara peor, volviéndose  un brutal asesino  a sangre fría que no respetaba civiles y mujeres.

En un intento de llamar la atención, canceló su política pro-estadounidense y en una oscura mañana el 9 de Marzo de 1916, las guerrillas  del general Pancho Villa atacaron a  la pequeña ciudad fronteriza de Columbus, Nuevo México, a la caída de la tarde el centro del poblado era devorado por las llamas, los telégrafos y periódicos del día regaron la  insólita noticia por Estados Unidos, una fuerza extranjera había  invadido al país, esto solo había sucedido antes en 1822, cuando tropas británicas intentaron recuperar la soberanía sobre las colonias inglesas.  El 16 de marzo el gobierno norteamericano inició la persecución a Villa, encomendada al general  John J. Pershing, quién sería luego comandante de las fuerzas aliadas en la primera guerra mundial, con casi 10.000 hombres y permiso de Venustiano Carranza, el general norteamericano penetró 400 millas en México buscando cobrar la afrenta al nuevo imperio, durante once meses buscaron a Villa, recorriendo Chihuahua, utilizando vehículos motorizados, tanques y aviones mono-motores, usados  por primera vez como estrategia militar.  Villa se escabulló exitosamente, incluso en una ocasión, cuando aviones gringos sobrevolaban  ciudad Juárez, disfrazó a  sus hombres como soldados americanos y envió señales para que aterrizaran allí, descendieron y fueron apresados, hecho inmortalizado en el corrido “Persecución de Villa” en una estrofa que dice: ”Y comenzaron a volar los aeroplanos,/entonces Villa un plan les estudió; / y se vistió de soldado americano/ y a sus soldados también los transformó. Más cuando vieron los gringos las banderas, / con muchas barras que Villa les pintó, /aterrizaron sus grandes aeroplanos, / y  Pancho Villa prisioneros los tomó.

El 23 de Febrero de 1917, por la pérdida de muchos hombres, Pershing y sus tropas retornaron a  la  base de Camp Furlong cerca de Columbus; Villa consideró su ataque a Columbus como una hazaña, y tiene el mérito de ser el único comandante de una fuerza extranjera en invadir exitosamente territorio estadounidense. Asesinado Carranza, el presidente Adolfo de la Huerta, le pidió deponer las armas, firmo la paz con él, y  se retiró a su hacienda de Canutillo, otorgada por el gobierno en pago de sus servicios, en Durango, se dedicó al comercio entre  Chihuahua y el Parral, fue asesinado el 20 de julio de 1923, a los 45 años.

Guerrillas que lograron sus  objetivos y presidentes vendidos a los yanquis ¿Alguna similitud o diferencia que nos sirva de lección?

1 COMENTARIO

  1. Sencillamente genial y el ingrediente de la canción pone al lector en contexto. Estilo maravilloso y único. ¡Gracias don Danilo!!!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más articulos