Fundado el 9 de febrero de 2020
LUIS FERNANDO CARDONA
Director Fundador

PolíticaAutoridades desunidas

Autoridades desunidas

Por ALBERTO ZULUAGA TRUJILLO

La llegada del Coronavirus ha impactado al mundo, cogiéndonos con los calzones abajo, cambiando el modo de vivir y dándole un vuelco total a la economía. La pandemia le ha pasado al país el cobro más alto desde que el Dane hace la medición trimestral. El Producto Interno Bruto (PIB) en el segundo trimestre de este año tuvo una caída de 15.7 por ciento frente al mismo período del año anterior, significando un decrecimiento del 7.4 por ciento. Es, sin duda alguna, el crecimiento más negativo, al menos, en nuestra historia reciente. Actividades como el comercio al por mayor y al detal, turismo y alojamiento, servicios de comida, construcción  e industrias manufactureras  han resultado las más golpeadas por este mortal “bicho” como resultado de las medidas restrictivas tomadas por las autoridades para evitar su contagio. Como resultado de su positivo manejo, se han venido reabriendo pero no en la medida que los afectados quisieran. Los molestos cierres a horas tempranas y toques de queda son medidas que, si bien entendemos están dirigidas a preservar la vida de los risaraldenses, son tomadas sin un estructurado criterio y parecería animados más por el afán vitrinero de hacerse sentir como autoridades que como verdaderos gobernantes de quienes esperamos actúen con  sindéresis,  frente a los acuciantes problemas que afrontamos. La confusión creada el pasado puente festivo debido a unos decretos expedidos por las Alcaldías del Área Metropolitana, Pereira, Dosquebradas y La Virginia  a la que se sumó Santa Rosa de Cabal como invitada, en los que fijaban el toque de queda hasta el lunes a las 6 de la mañana, en contraposición con el de la Gobernación que lo extendía hasta la misma hora pero del martes, creó el malestar entre los comerciantes quienes no sabían a cuál atender. En audios que conocimos, el Secretario de Gobierno de Dosquebradas manifestó que en comunicación sostenida con el Coronel Montenegro, le había dicho que ellos harían cumplir el de la Gobernación, al tiempo que un  concejal de Pereira  expresaba que se debía atender el de la Alcaldía pues permitía la apertura el lunes hasta el horario normal. Cuando el Alto Gobierno viene haciendo ingentes esfuerzos por implementar una cuidadosa reactivación de la economía, da tristeza ver funcionarios del orden departamental y municipal incapaces de ponerse de acuerdo para dictar unas normas que no debiliten tanto el aporreado presupuesto de las familias que tenían sus ojos puestos en ese fin de semana por concurrir  tres importantes connotaciones: uno, ser quincena, dos, puente, y tres,  la fiesta de Halloween,  fecha crucial para el comercio. Pero no; pudo más el agigantado ego de estos personajes elegidos, no por el querer del pueblo, sino por las oscuras componendas creyéndose, además, omnipotentes e indestronables, cuando, por ejemplo, el de Pereira al parecer, no termina su período. No obstante ¿que tiene que ver respecto al contagio una o dos horas más en el servicio? Ordenar el cierre  a las 6 pudiendo extenderse hasta las 8 ¿a quién perjudica? Claro, estos burócratas tienen su sueldo y algo más asegurado. Y a propósito ¿dónde estaban los entes gremiales Cámara de Comercio y Fenalco, llamados a poner la cara?

Alberto Zuluaga Trujillo                                                                    alzutru45@hotmail.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más articulos