Bisexuales, voces que aún no se escuchan

2
77

Por Eduardo Montoya Pérez

Cada 23 septiembre se conmemora el día de la Visibilidad Bisexual; una fecha que se celebra desde el año 1999 por la iniciativa de los activistas bisexuales Wendy Curry, Gigi Raven y Michael Page en los Estados Unidos, con el propósito de reducir los niveles de discriminación tanto por parte de heterosexuales como de la misma población LGBT+.

Ser bisexual es sentirse atraído tanto erótica como afectivamente por ambos géneros: masculino y femenino. Sin embargo, debemos hacer énfasis en que no es sólo una atracción genital, sino la capacidad de enamorarse y sentirse vinculado desde lo emocional también por ambos sexos.

Hago esta claridad, porque es importante entender que no sólo se disfruta del placer: obviamente si vivimos en un mundo libre y diverso, donde cada quién decide cómo asumir su vida; si en pareja o con múltiples parejas, pues esa es una de las bondades de los derechos sexuales y el libre albedrio de cada ser humano.

Consulté a mi amigo Andrés, quien me dice que tanto para hombres y mujeres, el tema de cortejos y celos se hace complicado de manejar debido a que se ven como competencia el uno del otro. Me aclaró que el ser bisexual no se puede seguir catalogando como “ser promiscuo”, ya que cuando llega un hombre o una mujer con la que deciden entablar una relación permanente y estable, lo hacen con una sola persona.

Él dijo algo que me llamó mucho la atención: “A mi edad, con las diez mujeres que me he relacionado, he encontrado mucha mayor apertura y aceptación, les he hablado con honestidad. Pero he encontrado mayor resistencia entre la misma comunidad de hombres, que se sienten más amenazados frente a las chicas”.

Creo que no era suficiente sólo consultar una fuente, así que decidí llamar a Patricia, quien me aclaró que para ella fue más complicado relacionarse con hombres, ya que generalmente ellos se sienten vulnerables frente a las mujeres que la cortejaban. Con las mujeres, no sucedía tan frecuentemente como con los hombres: “Las mujeres son menos inseguras”, afirmó.

Según estas dos voces, uno podría inferir que los hombres somos más patriarcales y heteronormados: con costumbres arraigadas de celar, coartar y acechar a las parejas, reflejando inseguridades y cohibiciones.

Por otro lado, la sociedad sigue viendo a la bisexualidad con malos ojos. Parece que no logramos comprender que se puede amar sin importar el género de las otras personas. Nos escandalizamos y resistimos frente a lo que sienten los demás y tenemos un sin número de mitos. Es por ello que algunos bi no han logrado asumir su orientación sexual en sociedad; todavía sus voces no se escuchan por la estigmatización que nosotros hemos generado.

Invito entonces a que los bisexuales tengan voz, se escuchen y se visibilicen derrumbando mitos y estigmas. Es el momento de que celebren, sin miedos, el día de la visibilidad bisexual.

2 COMENTARIOS

  1. La raiz a esta poca empoderacion de los bixesuales es ese estigma cuya filosofia, es la marcacion, le sumamos a esto el aprender que desde nuestro seno familiar, pasando por la escuela, iglesia, sociedad, etc, no aprendimos que asi como mi hermano es distinto a mi?. Los demas seres tambien tienen la particularidad de ser diferentes

Deja tu comentario

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí