Fundado el 9 de febrero de 2020
LUIS FERNANDO CARDONA
Director Fundador

Actualidad¿Cambio Real o Cambio Cosmético?

¿Cambio Real o Cambio Cosmético?

Hace cuatro años, durante las elecciones del 2018, un país, el de la gente que ve morir a sus hijos por desnutrición en La Guajira o El Chocó, el de la gente que ve asesinar a los líderes sociales o ambientales en El Cauca o en Putumayo o en El Valle, el de la gente que ve cómo se pierden los recursos públicos en la contratación estatal en ciudades como Bogotá,  Bucaramanga, Pereira o Cúcuta, el de la gente que deambula desempleada en grandes urbes como Bogotá, Medellín o Cali, el de la gente que sufre el rigor de los abusos del paramilitarismo en regiones como Bolívar, Córdoba, Sucre, El Cesar  o El Cauca, etc., decidió apoyar masivamente las propuestas de Gustavo Petro para ser Presidente de Colombia.  Ese apoyo se vio reflejado en las urnas con una importante votación de más de 4’900.000 votos en primera vuelta y más de 8’063.000 votos en segunda vuelta (Después se descubrió un fuerte fraude a las elecciones, en ese momento, que podrían haber dado como ganador a Gustavo Petro).

Hoy, cuatro años después, la historia se repite, pero con actores algo distintos: Por un lado el candidato “B” del Uribismo Federico Gutiérrez (El “A” fue Óscar Iván Zuluaga) defensor acérrimo de un modelo endeble, mentiroso y altamente corrupto, defensor del establecimiento (Aunque por momentos pretendiera mostrarse de manera distinta), por otro lado la opción de centro con el candidato Sergio Fajardo (Quien se equivocara hace cuatro años al irse a ver ballenas en un momento crucial y decisivo para Colombia), la opción del Ingeniero Rodolfo Hernández quien se presenta a sí mismo como un adalid de la lucha anticorrupción, pero que da muestras de conductas inapropiadas al comportarse agresivo y soez con las personas y quien tiene varias investigaciones por corrupción y más de 33 denuncias en Procuraduría  y, por otro lado, el candidato Gustavo Petro, a quien llaman “El Guerrillero” o “El Cacas”, apodos por demás ordinarios y engañosos, pues el candidato no sólo dejó su militancia en el grupo rebelde M-19 hace más de 31 años, sino que ha participado de la vida democrática del país por igual número de años, de forma ininterrumpida, denunciando los más grandes actos de corrupción, todo el fenómeno de la parapolítica, los negocios turbios de los gobiernos uribistas, entre otros.  Gustavo Petro ha sido Concejal, Representante a la Cámara, Senador, Alcalde Mayor de Bogotá y, de manera respetuosa con la frágil democracia colombiana, se ha presentado tres veces como aspirante a la Presidencia de la República, con una propuesta de gobierno innovadora y orientadora del devenir del país; por lo general, las tres campañas y los tres procesos electorales (2010, 2018 y 2022) han girado en torno a sus propuestas. 

En esta ocasión, Petro se alza con un triunfo al lograr que su agrupación política, el Pacto Histórico, alcanzase más de seis millones de votos en las Elecciones de Congreso, eligiendo 52 Parlamentarios de manera directa (21 Senadores y 31 Representantes a la Cámara).  Triunfó también, de manera contundente, en la Consulta Interna de los partidos, con más de 5.700.000 votos, que lo convirtieron en el Candidato Único del Pacto Histórico a la Presidencia de Colombia, superando a todos los demás adversarios, tanto en su agrupación política como a los demás candidatos en contienda (Federico Gutiérrez, Sergio Fajardo).  Triunfa nuevamente, y de forma incuestionable, en la Primera Vuelta Presidencial, con más de 8.527.000 Votos, con una ventaja de más de 12 puntos porcentuales (2.500.000 Votos) sobre el segundo candidato: El Ingeniero Rodolfo Hernández. 

La negativa y la evasiva constante del gobierno nacional, en cabeza del actual presidente Iván Duque Márquez, para permitir la Auditoría Internacional al Software de las Elecciones, la reunión poco casual con los Notarios de Colombia días antes del proceso electoral, la limitación de la entrada al país de varios Veedores Internacionales para dichas Elecciones y la clara intervención en política del primer mandatario, unidas a las evidencias fácticas de grandes alteraciones a los resultados en varios departamentos del país, dan cuenta de un FRAUDE,  que por sus dimensiones, podría significar el triunfo en Primera Vuelta del Candidato Gustavo Petro.

Si, en el peor de los casos, dicho fraude fuese demostrado, pero no alcanzara la cifra para declarar ganador a Petro, irían a una segunda vuelta dos opciones de cambio.

Por un lado el Ingeniero Rodolfo Hernández con propuestas de un corte más bien populista como: Convertir la Casa de Nariño en un Museo, llevar a los ciudadanos que no conocen el mar a conocerlo, acabar con el parrillero en las motos, o algunas un tanto retrógradas como hacer que las Mujeres sólo estén en casa en sus oficios de hogar (En una clara afrenta a los movimientos feministas y por la reivindicación de los derechos de las mujeres), para mencionar sólo algunas.  Un candidato venido a más por las encuestas de las últimas tres semanas y por el apoyo franco y directo del uribismo representado en dirigentes como María Fernanda Cabal, Paloma Valencia, José Obdulio Gaviria, el ex presidente Álvaro Uribe y el ex candidato Federico Gutiérrez, quien anunciara su apoyo al ingeniero sólo minutos después de conocidos los resultados del pre-conteo, entre otros.

Y, por otro lado, el Senador y Líder de la Oposición, Gustavo Petro, con propuestas de corte innovador como: Una política pública para privilegiar a las mujeres cabeza de familia con un apoyo económico estatal permanente de 500 mil pesos mensuales, El  Ministerio de La Mujer y la Igualdad, un nuevo sistema pensional que garantice la mesada pensional a todos los ciudadanos, sin distingo, un ingreso estable y justo en su vejez, una política pública para industrializar el campo generando más de 2.5 millones de empleos directos, la implementación correcta de los Acuerdos de Paz, la creación de un nuevo Sistema de Salud que privilegie la prevención, la construcción de un Sistema Educativo Público Universal y Gratuito  desde la primera infancia hasta la universidad, la transición energética hacia un Sistema basado en las Energías Limpias amable con el medio ambiente, la reforma a los organismos de seguridad privilegiando la formación de la fuerza pública, sus condiciones salariales y prestacionales y la posibilidad real de ascensos, una economía altamente productiva en la cual el conocimiento, la ciencia, la tecnología y la innovación, sean sus pilares y la consolidación de una Cultura de Paz y Convivencia que defienda y respete La Vida por sobre todo lo demás.

Así las cosas, hay en contienda dos Propuestas de Cambio: Un Cambio Cosmético o superficial, de asuntos baladíes o intrascendentes  y un Cambio Real o profundo, concentrado en transformar consistente y progresivamente la calidad de vida en Colombia.  ¿Con cuál de dichos cambios está de acuerdo usted?

*Frente Amplio Risaralda
Presidente Comité “Orlando Fals Borda”
@FalsBordaCo
@_jorgeisaac342


Artículo anteriorPlataforma para próximo cuatrienio
Artículo siguienteLo fundamental

2 COMENTARIOS

  1. O seguimos en un modelo feudalIsta neoliberal que condena dia a dia a toda la sociedad colombiana a la indignidad total, en donde la miseria y la pobreza avanzan, con el beneplacito de los 3.000 megaricos, actuales dueños del pais; o damos el salto salvador, de dignidad humana, del siglo XVI al siglo XXI.

  2. O son ellos o somos nosotros. O es el Estado de derecho de corte progresista con Petro, o es el fachismo ordinario con el avivato ancianito hitleriano de Tik-Tok.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más articulos