Fundado el 9 de febrero de 2020
LUIS FERNANDO CARDONA
Director Fundador

ActualidadSe cayó el café

Se cayó el café

Sobre la CRISIS CAFETERA COLOMBIANA comenzó a poner el dedo en la llaga el economista, investigador y exdirector del Banco de la República Salomón Kalmanovitz, en su columna “Colombia, país no cafetero” de El Espectador diciembre 3/2023 https://www.elespectador.com/opinion/columnistas/salomon-kalmanovitz/colombia-pais-no-cafetero/  a la cual he considerado conveniente agregarle lo siguiente:

De acuerdo con los datos proporcionados por FAO 2021 (última estadística disponible), Colombia rindió en promedio 0,67 t/ha  (83,75 cargas, o sea, dos y media veces menos de la productividad de Brasil y la cuarta parte de la de Vietnam), lo cual resulta en un enorme impacto ambiental si se tiene en cuenta que para cosechar 100 toneladas (800 cargas) de café, Vietnam emplea 35 hectáreas, Brasil 61 y Colombia 149 ha. HUELLA ECOLÓGICA. Véase el siguiente gráfico:

En eficiencia sobresale Brasil que en 1961 destinaba 4.384.000 de hectáreas para producir 2.229.000 de toneladas y en 2021 cosechó 2.994.000 de toneladas (el 34,3% más) en menos de la mitad: 1.837.000 hectáreas. MÁS COSECHA EN MENOS SUPERFICIE que se traduce en menor costo por cada unidad de producción (Carga, Tonelada, Quintal, etc.)y lo hace más competitivo.Véase este gráfico:

Y aquí está el gráfico de Colombia en el mismo período en el que se observa una constante: BAJA PRODUCTIVIDAD (que se traduce en costos altos por cada unidad de producción – Carga, Tonelada, Quintal, etc.), atenuada en 1992 cuando cosechó 1.100.000 toneladas en 966.000 hectáreas para un rendimiento promedio de 1,1 t/ha

El comportamiento de la producción cafetera estos últimos 60 años, 1961-2021, demuestra que Colombia comenzó a ver amenazada su condición de país cafetero desde 1986 cuando Vietnam registró un rendimiento de 1.31 t/ha mientras Colombia se quedó en 0,77 t/ha y luego en 2004, cuando Brasil elevó su productividad a 0,96 t/ha quedando Colombia rezagada en 0,83 t/ha. De ahí en adelante los rendimientos colombianos se han mantenido muy bajos: de 2005 en adelante esta es la relación (izquierda Colombia, derecha Brasil): 0,83/0,92; 0,92/1,11; 0,95/0,99; 0,94/1,26; 0,61/1,14; 0,69/1,35; 0,65/1,26; 0,66/1,13; 0,85/1,42; 0,92/1,40; 1,03/1,34; 1,05/1,51; 0,94/1,49; 0,93/1,91;1,04/1,65; 0,99/1,95 y 0,67/1,63 t/ha. Véase este gráfico:

Estos datos, así gráficamente descarnados, plantean simultáneamente impactos sociales y económicos muy reveladores: Por deducción, el costo de cada saco, carga o tonelada del café colombiano es demasiado elevado si se compara con los países con mayor rendimiento como Brasil (más del doble) y Vietnam (más del cuádruple).

Es necesario ser cocientes que las estadísticas FAO no son la precisión absoluta o la exactitud incontrovertible, pero sí son la fuente oficial que emplea metodología consistente para comparar el comportamiento entre países y que, debemos tener en cuenta que algunas regiones cafeteras colombianas tienen productividad más alta que el promedio, otras están en rendimientos inferiores, por lo tanto estos ejercicios ilustrativos registran la media indicada por la “Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura” FAO que es un indicador del promedio nacional y aunque diste de los resultados reales de alguna región o algunas fincas, revela una información clave para el análisis y la toma de decisiones.

Bajo esos parámetros y estimando costos en millones de pesos (implementación 15; segundo año 7 y 6 desde 3ro, 4to, 5to, 6to y 7mo año) totaliza 52 millones desde la implementación del cultivo hasta la culminación de su vida útil y que alcance 5 cosechas plenas en ese período con el rendimiento medio de 2021 registrado por FAO de 0,67 t/ha se obtendrían 3,35 toneladas (26,8 cargas) en las 5 cosechas plenas con el precio promedio registrado por la Federación Nacional de Cafeteros para ese año $1.520.595/carga, el ingreso total sería de $ 40.7 millones arrojando una pérdida de $11.3 millones o sea el 21,7%.

Los agricultores que no derivan utilidades no pueden contribuir al dinamismo de la economía, especialmente de los pueblos cuyos comercios dependen de los beneficios económicos obtenidos por las familias campesinas.

Surgen, entonces muchas preguntas que requieren de sus respectivas respuestas:

¿Cuál fue el papel de la Federación Nacional de Cafeteros en esta crisis

 del sector cafetero colombiano?

¿Cuáles fueron los argumentos técnicos que justificaron quitarle la sombra a los cafetales deforestando y dejando sin el ingreso que les proporcionaban los arboles a los campesinos y que constituían el flujo de caja de los agricultores entre cosecha y cosecha de café?

¿Cuáles fueron los argumentos técnicos que llevaron a inducir a los campesinos al monocultivo ciento por ciento de sus fincas dejándolos sin las huertas productoras de sus alimentos que también contribuían a los ingresos económicos de su familia en temporada de no cosecha?

No sé si ustedes han observado, cómo salen de las cabeceras municipales, con destino a las veredas y fincas, los Jeeps con tomates, cebollas, cilantro y hasta huevos colgando, y qué sensación les produce este absurdo que riñe con las leyes de la lógica y de la naturaleza.

En estas circunstancias sería conveniente contrastar esta información con datos puntuales de productores grandes, medianos y pequeños para explorar alternativas que conduzcan a soluciones reales para la caficultura colombiana.

Por nuestra parte, vamos a contactarnos con productores del grano para tratar de aclarar este panorama y de proporcionar toda la información posible para contribuir a encontrar las causas del problema y por supuesto las potenciales soluciones.

ferleyhenao@agroamigable.co

19 COMENTARIOS

  1. Hola Ferley buenos días. De tu artículo sobre el café. Hay que ver que es importante que los países sean agrosustentables, iniciales que su café sea bajo sombrío para disminuir la huella de carbono, disminuir el uso de agroquímicos, cuidar los ambientes naturales que protejan las aves y sus hábitats, sabemos que el uso de abonos y demás agroquímicos afectan la existencia de macro y microorganismos en el suelo y por ende la producción de humus cuyo porcentaje es del 53%, ni hablar que la biomasa en cafetales bajo sombrío es mucho mayor que en cafés cultivados a pleno sol.

  2. Para un mediano y pequeño caficultor, no es rentable basar la economía solo en cultivar café.
    Se debe complementar con unidades productivas de pancojer, huerta , unidades pecuarias de especies menores.

  3. Muy claro y preciso reportaje, es interesante complementar la información cuando se haga el trabajo de campo conociendo la realidad del cafetero colombiano, el por qué el índice de sustentabilidad bajo en los últimos años con la incorporación de monocultivo y el uso excesivo de subsidios energéticos, hay que buscar un cambio en este tipo de producción y regresar a la diversidad de siembra. También es importante conocer cuáles son las técnicas de producción de Brasil y Vietnam que logran esos rendimiento.

    • Comparto con usted, Alirio Alexis, que se hace necesario levantar información más precisa y concreta (censo) de los cultivos de café y precisar en qué medida es necesario recuperar la sombra, revisar las densidades de siembra, los sistemas de semilleros y a la diversificación.

      Podemos ampliar la información si nos cruzamos correos electrónicos, el mío es ferleyhenao@agroamigable.co o los WhatsApp el mio es (57) 313 381 1612

  4. Gracias Ferley, otro aspecto que afecta la productividad en Colombia es la distancia cada vez mayor entre los saberes cientificos y los saberes de los caficultores. Agrego algo mas, la perdida de materia organica que es quiza lo mas grave; recordemos que el uso de nitrógeno de síntesis quimica altera las relaciones C/N pues se da un alto consumo de carbono y con ello la disminución de la MO, la perdida de bioestructura, las poblaciones de microorganismos y la reducción de las producciones y las ganacias de los agricultores.

    • Totalmente. Esa expresión usada por usted: «la productividad en Colombia es la distancia cada vez mayor entre los saberes cientificos y los saberes de los caficultores». Lo cual también se refleja en la degradación de los sueles.

      Podemos ampliar la información si nos cruzamos correos electrónicos, el mío es ferleyhenao@agroamigable.co o los WhatsApp el mio es (57) 313 381 1612

  5. Respetado Columnista:
    Una información rigurosa.
    Y si , siempre nos hemos preguntado:
    _ Por qué a los dirigentes de la Federación Nacional de Cafeteros : nacionales , deptales y municipales , se les ve cómodos , en sus camionetas y viviendas de lujo?
    _ Por qué pareciera que sus ingresos son bollantes, ? ( Cómo que a ellos no los toca la crisis cafetera).
    _ Por qué observamos un campesino en general, pero más notable en el sector cafetero,: endeudado, sacando su carga en vehículos alquilados?
    _ Por qué sus fincas, son tan poco abastecidas desde los servicios básicos?
    Lo digo, con conocimiento, ya que dos años trabajé como Docente , en un sector rural cafetero de Manizales..
    El comentario del campesino:
    » Los doctores ( dotores) de la Federación se acuerdan de nosotros solo para mostrar sus lujos, en las reuniones se sientan en esa mesa grande, y nosotros sentados oyendo la misma cantaleta, ellos no visitan las fincas de los pobres, no saben nada, y se van a hablar por nosotros con gente importante.»
    Realidad: los dirigentes Cafeteros terratenientes explotadores del campesino
    Realidad: intervenir ese organismo.
    Realidad los dirigentes Cafeteros: en época de vacas gordas, no tienen ganancias sino para ellos, en épocas de vacas flacas, que sufran los campesinos.

    • Gracias Martha Cecilia por ese análisis e interpretación tan detallada y descarnada de la columna «Se Cayó el Café».

      Los lectores descubren en sus palabras detalles muy concretos de la situación cafetera, a la luz de la columna.

  6. Excelente artículo Ferley, donde se muestra la caída en la productividad del café en Colombia en comparación con otros como Brasil y Vietnam, primero y segundo productor a nivel mundial, respectivamente. Aunado al deterioro ambiental a causa de cultivar el aromático sin sombra. En nuestro país, Honduras, sexto productor mundial también la situación es similar los rendimientos son muy bajos, en promedio 16 sacos de 46 kgs (un quintal de 100 libras) por manzana, asimismo los productores enfrentan problemas de falta de mano de obra, así como prevalecía de la Roya y bajos precios. Difícil panorama para la caficultura. Saludos

    • Usted, marvi, también pone de relieve que la reducción de la sombra puede ser un factor influyente en lo que está sucediendo al sector cafetero.

      Podemos ampliar la información si nos cruzamos correos electrónicos, el mío es ferleyhenao@agroamigable.co o los WhatsApp el mio es (57) 313 381 1612

  7. «…para cosechar 100 toneladas (800 cargas) de café, Vietnam emplea 35 hectáreas, Brasil 61 y Colombia 149 ha…»

    Una comparación técnica sería considerando objetivo perseguido por los caficultores (cantidad en Vietnam con Robustas, calidad en Colombia con Arábigas), topografía de terrenos, incentivos gubernamentales para facilitar el uso de fertilizantes, forma de recoger los granos en el árbol, formas de secado. Inclusive la distribución de la propiedad de tierras sembradas en café.

    Esperemos unos pocos años para hacer comparaciones cuando, sobre todo Vietnam, esté produciendo café con énfasis en calidad antes que en cantidad como es la tendencia de ese país asiático.

  8. Acabaron en 10 años con los suelos que necesitaron millones en su formación, solo por satisfacer la cantidad, exponiendo la capacidad alimentaria de nuestras comunidades.

    • Hola Harold: mucho me agradaría que podamos ampliar los conceptos que ha propuesto usted.

      Podemos ampliar la información si nos cruzamos correos electrónicos, el mío es ferleyhenao@agroamigable.co o los WhatsApp el mio es (57) 313 381 1612

  9. Gracias por tan exelente reportaje ,la federación de cafeteros diezmo la capacidad de producción cafetera y lo más grave fue q hicieron q el campesino solo cultivará café y los demás cultivos asociados al café los acabaron ,de ahí viene la falta de resistencia hacia las crisis provocdas por gran cantidad de granos de café de otros países

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más articulos