Fundado el 9 de febrero de 2020
LUIS FERNANDO CARDONA
Director Fundador

ActualidadChao Bolsonaro

Chao Bolsonaro

Lula Da Silva ganó las pasadas elecciones y es por tercera vez el nuevo presidente de Brasil, sin embargo al mejor estilo de Trump, Bolsonaro, como todo mal perdedor se resiste a admitir que fue derrotado, que perdió, razón por la que no quiere admitir la victoria de Lula, aunque toda la comunidad internacional ha reconocido el triunfo de Lula Da Silva.

Ese comportamiento enfermizo de Bolsonaro, no solo arrasó con el Amazonas, sino que soñaba convertir al Brasil en un gran potrero, libre de etnias y de pequeños colonos. Casi lo logra. Por fortuna este representante de la más arcaica derecha fue derrotado en unas elecciones limpias y democráticas, donde al mejor estilo del mitómano profesional no quiere admitir la realidad política actual que empieza a marcar una nueva era democrática en un Brasil dividido y fragmentado socialmente, a causa de la innegable polarización entre la derecha y la socialdemocracia.

Tan cierto como que Gustavo Petro ganó en Colombia y es el actual presidente, Lula Da Silva, ganó en Brasil; esa es la realidad y la única gran verdad. No hay otra. El triunfo de Lula no es solamente un hecho político; también ganó el Amazonas porque se va a frenar y a cambiar esa política de intolerancia de querer deforestar y arrasar con la Amazonia producto de una directriz expedida por el pirómano Bolsonaro.

Ganó América Latina, porque Brasil entra a conformar el grupo de países que promueven la socialdemocracia y la solidaridad social, donde el enemigo a derrotar es el hambre. Recordemos que Brasil es la economía más grande América Latina, y una de las mayores del mundo.

La idea del presidente Petro de coordinar y sacar adelante el proyecto de unión latinoamericana, tal como lo tiene Europa con la Unión Económica Europea, cada vez coge más vuelo, Esto representaría muchas ventajas para los 8 o más países que entrarían a formar parte de este gran propósito, pensando siempre en que la unión de países latinos sería una gran posibilidad para actual frente a las grandes economías mundiales, con mayores posibilidades de obtener progreso y desarrollo para América Latina.

El solo hecho de acabar con la tramitología del pasaporte y poder desplazarse entre países latinos, con un pasaporte único, sin importar en qué país se encuentre la persona es de por sí, bastante innovador y práctico, porque no habrá fronteras, ni físicas ni invisibles. Esto mismo ocurriría con la moneda como medio de pago. Una sola moneda avalada por los países integrantes, sería la mejor señal de organización ante la comunidad económica mundial. En el campo de la educación, se facilitaría todo el trámite eterno de la homologación de títulos, así como la facilidad para estudiar en cualquier país de América Latina.

El triunfo de Lula sobre Bolsonaro va a facilitar toda esta integración. Para Brasil es reactivar las políticas sociales y ambientales que fueron de facto canceladas por un Bolsonaro enfermo mentalmente, al punto que no ha entendido que perdió las elecciones y que Lula es el nuevo presidente.

Chao Bolsonaro.

JAIRO ARANGO GAVIRIA

Noviembre 2022

Artículo anteriorBuscando a  mis ancestros.
Artículo siguienteMis Mazzucato

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más articulos