Fundado el 9 de febrero de 2020
LUIS FERNANDO CARDONA
Director Fundador

CulturaCineCine para El Opinadero - GIOVANNI GÓMEZ

Cine para El Opinadero – GIOVANNI GÓMEZ

Por GERMÁN OSSA – Geross

Pereira en materia de amor por el cine, le debe mucho a varias cosas y personas. Por ejemplo, al Dr. Gustavo Orozco, ex alcalde de nuestra ciudad; al Dr. Alberto Ilián Botero, dueño de Estructuras Metálicas Ilián, quien apoyó económicamente al Cine Club Universitario, durante algunos de los años que esta organización tuvo vida en la Perla del Otún y entre otros, al Dr. Jorge Grisales Pérez, médico prestante y excelente ser, que además de cuidarnos la vida, amaba al cine por sobre todas las cosas, quienes por allá por los años sesenta, sin exhibir películas para grandes o reducidos públicos en sala alguna, eran los que se reunían cada rato, en diferentes cafés o tintiaderos de este querendón y trasnochador terruño, para conversar horas enteras y largas, sobre esos títulos que habían recientemente visto en el teatro Caldas, Consota o Nápoles, que ahora están solo en fotos añejas y en la memoria de algunos que hasta hoy, hemos sobrevivido. Gran semilla.

Obvio, también le debe a los cineclubes. A ese Cine Club Universitario que se inventaron cuatro estudiantes de la Universidad Tecnológica de Pereira. Marco Tulio Sánchez, Fabio Ocampo, Manuel J. Bolívar y Carlos Gálvez, con sus respectivas novias y otros amigos, enfermos todos por Bergman, Visconti, Truffaut, Buñuel y Passolini, pero que nos pusieron además en bandeja de plata, cinematografías impresionantemente desconocidas. Con ellos, en Comfamiliar y durante varios (e inolvidables años) vimos cine de Cuba, Rusia, Checoeslovaquia, Polonia, Hungría, Brasil, Argentina, Venezuela y México, que nos permitieron entender, a carta cabal, que el cine era de muchas partes y no sólo de Hollywood.

Este Cine Club, creó un público sediento de buen cine, y animó a muchos jóvenes a inventarse otros. Nacieron entonces, el Vamos Juntos, el Borges, otros que creó Gabriel Andrés Posada, tanto en asocio con don Alfonso Segura de Cine Colombia, como con otras empresas que formó públicos infantiles, muy escasos en Colombia. Entre ellos “Zootropo” y el “Cine de Medianoche” en el Calle Real y El Corredor del Nápoles, y  luego, con mucha fuerza, amor, inteligencia, llegó el de la Cámara de Comercio: Cine con Alma, hermosísimo nombre que asombró y enamoró mucho más a los amantes de las buenas películas. Al principio, como al principio del Universitario, se hacían foros, se conversaba con el público, se hacían introducciones informativas antes de la proyección de las películas, para que los asistentes supieran qué fantasías merodeaban esas producciones que se proyectaban en esa pantalla que tiene allí escondidas miles de escenas de amor, centenares de batallas y una cantidad ilimitada de anécdotas, lecciones de vida y enseñanzas de todo tipo.

Servicio a la ciudadanía

Giovanni Gómez fue el culpable. Él hizo que al teatro de la Cámara de Comercio acudieran en masa, grandes cantidades de espectadores de todas las edades, para disfrutar del cine que no era ni es de fácil distribución comercial. Puso a todo el mundo a decir que en la Cámara sólo se ve Cine Arte, por lo difícil, por lo mágico, por lo educativo, por lo inteligente, por lo educador y formativo, además de lo exclusivo. Y más alma le puso al hecho de llevar a la sala a sus realizadores y más fuertes e importantes analistas, para compartir impresiones con los asistentes. Un sinnúmero de invitados de grandes quilates se sentó frente a los espectadores para contar cómo hicieron sus películas, cómo recibieron sus premios y qué opiniones valiosas pudieron haber aportado sus críticos no solo en Colombia sino en el mundo entero.

Giovanni Gómez, como Gestor Cultural, se inventó una preciosa revista: Luna de Locos, impecable, llena de música, cine, poesía y literatura; pero, ante todo, llena de arte con alma. También se inventó el Festival de Poesía, ya famoso internacionalmente y como si todo ello fuera poco, se craneó, contando con el apoyo de la Cámara de Comercio de Pereira, una muy bella y completa FERIA DEL LIBRO, que a decir verdad, superó todas las que hasta nuestros días, se habían hecho en la ciudad, pues la calidad de sus invitados, no tenía nada que envidiar de las otras Ferias del Libro que se han hecho y hacen en las más importantes ciudades de Colombia. Tuvo en ellas invitados extraordinarios, hacedores de historias y fantasías inimaginadas, inimaginables.

Gracias a él, para citar un solo caso (y les pido disculpas a mis lectores por ello), tuve la oportunidad de conversar con un intelectual, cinéfilo, escritor, analista, creador de historias, que antes había visto de lejos en un “Master Class” en un Festival de Cine de Cartagena, a quien he admirado profundamente desde hace años y que nunca creí tenerlo tan cerca, llamado Guillermo Arriaga.

Este señor, que estudió Comunicación Social, fuera profesor de tiempo completo de la Universidad Iberoamericana; coordinador académico de la licenciatura en Comunicación. Productor, guionista y director de programas de radio y televisión cultural, fue el guionista de Amores Perros (2000), 21 Gramos (2003), Los tres entierros de Melquíades Estrada (2005) y Babel (2006). Colaborador de Novedades. Becario de Bellas Artes en narrativa, 1987. Premio Mazatlán de Literatura 2017 por El Salvaje y Premio Alfaguara de Novela 2020 por Salvar el fuego. Fue una experiencia maravillosa.

Con Giovanni fuimos amigos, distanciados por tonterías unas veces, pero en el fondo, con el cine, con sus ferias, con su revista, con sus poemas, con sus intervenciones en los sitios donde compartimos con otros amigos del cine y las letras, vivimos sin que él se diera cuenta, en una verdadera LUNA DE LOCOS. Es verdad.

Pereira le queda debiendo mucho.

Descansa hermano.

1 COMENTARIO

  1. Que texto tan interesante el de Geross. Cómo te envidio por haber compartido con Arriaga ese es un escritor de muchísimos linares. Salvar el fuego es de lo mejor de la nueva narrrstiva en lengua española para el mundo

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más articulos