Fundado el 9 de febrero de 2020
LUIS FERNANDO CARDONA
Director Fundador

ActualidadCivismo: Interés general vs “intereses particulares”

Civismo: Interés general vs “intereses particulares”

En condiciones normales este juego de palabras no debería ser contradictorio; la sumatoria del interés particular conlleva a que se piense en un interés general que prime y sea referente para el tema de la convivencia, además sea la guía mundial de cómo debemos gobernarnos y actuar.

Lamentablemente a lo largo de nuestra historia esta frase del colectivo se ha distorsionado. Los seres humanos individualmente queremos cosas, tenemos sueños y buscamos objetivos. Para ello actuamos y nos vamos organizando. Allí nos encontramos unos con otros; podemos chocar, pero ahí encontramos el beneficio del bien común, por eso nos organizamos colectivamente y finalmente debemos buscar quién nos gobierne. Nos convertimos en estados y organizaciones mundiales, desde un principio como municipios, departamentos, regiones y país.

Hasta acá ninguna novedad, todos lo sabemos, pero he allí el quid del asunto; unos países avanzan más que otros, se organizan mejor y el resultado final es que obtienen una mejor calidad de vida, obviamente con los diferentes inconvenientes que se presentan en esa ecuación. En nuestro caso, un gobernante desde el presidente hasta los gobernadores y alcaldes, velan por el interés general de sus gobernados, paralelamente los políticos en el legislativo hacen lo suyo, para dar herramientas al ejecutivo en sus leyes y reglamentos. También esto es bien conocido por todos.

A lo que quiero llegar con esta introducción, es lo que le viene sucediendo a Colombia: “intereses muy particulares” en cabeza de muy pocos, no han permitido que se construya un colectivo o interés general, que en su ejecución ampare y beneficie a toda la población sin discriminaciones. Los intereses particulares permearon a políticos y gobernantes, no todos por supuesto. Acá nace, nada más y nada menos, la maldita corrupción, cuya erradicación no ha sido posible por la cacareada retórica de muchos, que la utilizan en todos los escenarios, sin resultados en su erradicación.

Si queremos combatir a la pobreza, utilizar mejor los recursos del estado, ejecutar las obras sin coimas, no botar la plata en estudios innecesarios, es pertinente que en estos momentos, en todos los estamentos que nos rodean, hagamos valer el interés general. Si remamos para el mismo lado, si queremos que todos sin excepción vivamos como debe ser, debemos hacer reingeniería de intereses, legislar en colectivo, empezar casi de cero y sabiendo que unos tienen más que otros; es claro que quienes más tienen deben propender por los que menos tienen, sin regalar nada.

Es tiempo de reflexión, pensemos de otra manera y gestionemos en común. Para que eso ocurra los privados, gremios y empresarios deben colaborar, sus intereses particulares podrían entorpecer la ruta del interés general y los intereses de cuello blanco de algunos desestimularían el civismo.

O sea que todos con la consiga de elaborar un listado de proyectos donde el interés general sea el abanderado y volvamos a las gestas cívicas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más articulos