Fundado el 9 de febrero de 2020
LUIS FERNANDO CARDONA
Director Fundador

ActualidadColombia a exorcizar y revocar demonios 

Colombia a exorcizar y revocar demonios 

  • Ninguna victoria,  nada que celebrar, ni leche ni miel. ¿Hay más fondo qué tocar?
  •  A recomponer fragmentos de país. Honda herida . Casi nos llevamos a las manos.   Periodismo revocado. 

Ninguna celebración. Nadie venció a nadie donde todo es daño y pérdida. El primer acto de pudor,  dignidad y asomo de grandeza que debe hacer el que tenga más votos en junio 19 de 2022,  es tender la mano a más de la mitad de los colombianos, quienes no votaron por él y ella.  Es seguro que quien reciba el mandato del primer empleo de la burocracia pública colombiana, lo haga por el voto de la quinta parte de la gente que hay en esta nacionalidad, uno de cada cinco. Legitimidad pendiente por construir.  

Quienes levanten las manos para cantar victoria con el resultado de esta elección, tienen que saber el tamaño del caos que se ganaron. O dejan atrás la burla indigna que ha sido el régimen moribundo en funciones, o provocan una explosión humana y social irreversible de proporción desconocida que no podrán contener a bala como creyó el incompetente saliente.

Colombia cayó en la inmunda realidad insoportable e insostenible que amenaza con ratificar el estatus de nación inviable, fallida que inició este siglo, por el juego irresponsable y perverso de una secta aferrada al negocio político de todo para los amigos vicosos del poder en la rapacidad de lo público.  El credo de los ricos para dar de comer a las mayorías pobres está agotado, inservible. Los que se van del país que se vayan que aquí se quedan los que trabajan y agregan valor de verdad.  El nuevo inquilinato recibe un país peor que en el inicio de éste siglo,  tropezado de nuevo con la misma piedra. Adrede. 

Algunos demonios a exorcizar, revocar, desterrar en la travesía 2022 a 2026. Para intentar salir de la inmundicia en la degradación vivida. 

  • Nunca más 50 millones de incautos confiados en la incapacidad de un emperadorcito en un régimen presidencialista venal. Así llegamos a la inmunda con el incompetente aprendiz viudo y huérfano de poder, vitalicio, jubilado. 
  • Democracia leal, real, es ejercicio día a día en función social y política de ciudadanía activa en cada esfera y rol de la vida pública, uno a uno en la dirección correcta a seguir como sociedad. Democracia  no son elecciones manipuladas cada cuatro años. 
  • Exigibilidad de derechos efectivos a partir del cumplimiento de deberes sociales en lo público, es la dimensión de la acción política de cada colombiano. 
  • Deconstrucción de prácticas clientelares de roscas, amiguismos y sectas. Para ser una democracia respetable no más trampas. 
  • Depredadores fuera del erario. A los fanáticos adictos al erario hay que desterrarlos de esa práctica por medio de la política negocio. 
  • Control social, rendición de cuentas. Transparencia veraz para construir una ética política con los nuevos. 
  • Cero caudillismo mesiánico. Liderazgo colectivo.  Gobernanza de derechos con todos. 
  • Laboratorio de rectitud en democracia participativa en siguientes elecciones locales y regionales. 
  • Buen ejemplo y formación para la democracia a los nuevos desde cero.

Nunca más irrespeto, desdén, burla, revancha y retaliación desde la función pública como fue la constante de los empleados en el período de gobierno durante el régimen agonizante. Lo que debe ser gobierno fue lo hecho por el fracaso cínico saliente, desgobierno fraude. 

Quien sea el nuevo inquilino si no entiende el punto de giro que exige el momento, será otro episodio de perfidia peor que la actual traición a la democracia. 

Nada que celebrar, nadie levante los brazos para proclamar vencedores ni vencidos. Sea cual fuere el nombre del siguiente inquilino, a remendar,  reconstruir y tejer nación a partir de la herida gigante abierta por el mal comportamiento colectivo. 

Escrito por Hernando Ayala M. Periodista     Mail   disnnet@gmail.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más articulos