Fundado el 9 de febrero de 2020
LUIS FERNANDO CARDONA
Director Fundador

ActualidadContra el optimismo no hay vacunas

Contra el optimismo no hay vacunas

El mejor compañero en tiempos de crisis es el optimismo. El pesimista, decía Churchill, ve la dificultad en cada oportunidad, quien es optimista ve la oportunidad en cada dificultad. Quien es optimista en ningún momento niega sus problemas, los asume de una forma más agradable ya que siempre tiene un plan; por el contrario, el pesimista, siempre tendrá una excusa, es por ello que, nunca sale de sus problemas.

No siempre en la vida todo funciona bien, a veces hay imprevistos, lo importante es saber reaccionar, transformando los problemas en oportunidades; es por ello que, es mejor ser optimista, aunque a veces nos equivoquemos. que ser pesimistas, pensando que siempre tenemos la razón.

Cualquier situación puede ser vista en clave de problema o en clave de situación; el tener pensamientos positivos, que no significa no ser realista, significa, tener los pies en la tierra con la cabeza arriba con ilusiones, objetivos, con metas bien altas y exigentes.

Los investigadores del comportamiento humano, han invertido mucho tiempo estudiando a las personas que tienen una actitud positiva, han descubierto que esta actitud les ayuda a ser felices, a tener un mayor éxito a ser más saludables. El optimismo protege a la persona de la depresión, a ser más resistentes al estrés, permite que las personas vivan muchos más años.

Aunque algunos aseguran que el ser optimistas provine de nuestra naturaleza, que algunos nacen con temperamento optimista, también es claro que nuestras vivencias a medida que crecemos, también lo determinan, con nuestra manera de pensar, nuestros hábitos y la resiliencia, con la que asumimos los retos que nos ofrece la vida misma.

Cómo lograr ser más optimista: nota las cosas buenas a medida que sucedan; entrena tu mente para que crea, que tú puedes generar cosas buenas en tu vida; no te culpes cuando algo salga mal; cuando suceda algo bueno, date el crédito que te mereces y recuérdate continuamente que los reveces son siempre temporales.

Hoy se miden dos cosas en el ser humano: el coeficiente intelectual y el coeficiente de optimismo. Hoy para los grandes proyectos, se buscan personas que valgan y que sean optimistas.

El optimismo te hace ver que la vida no es fácil, pero te permite ser feliz. Si el optimismo es un estilo de pensamiento que se puede aprender, ello significa que el pesimismo se puede eliminar.

Padre pacho

1 COMENTARIO

  1. Excelente. Y, para mi una de las maneras de ejercitar el optimismo es la fe, Dios a nuestro lado como compañero de existencia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más articulos