Fundado el 9 de febrero de 2020
LUIS FERNANDO CARDONA
Director Fundador

Actualidad De ancestras, ídolas, lenguas y lenguos

 De ancestras, ídolas, lenguas y lenguos

CONTRACRÍTICA Con humor, amor y ardor.

No puedo negar que la posesión de Petro me ha causado una enorme emoción, de la que aún no quiero salir; por los contenidos simbólicos, por las reivindicaciones que profesa el reto del cambio; cuando, ya presidente, ordenó que le trajeran la espada de Bolívar, se me vinieron las lágrimas, y cuando Francia dijo en su juramento: “Hasta que la dignidad se vuelva costumbre, no pude más, me mordí las uñas, fueron tantas las lágrimas de emoción, que los vecinos tuvieron que llamar a los bomberos.

Pero, tanta dicha junta no es posible sin la mosca en la leche, y esta vez, por cuenta de eso que llaman lenguaje inclusivo, de igualdad de género en las palabras que se usan en los discursos y que, parece ser el manto y la manta de la conversación, especialmente en los políticos que buscan quedar bien con los unos y las unas; Francia, por ejemplo, juró por los ancestros y las ancestras, y es que, LAS ANCESTRAS no existen.

Ella, tan querida, quiso darle un lugar a sus antepasados que no tuvieron “pipí”, y en esa manida costumbre que cobra fuerza y fuerzo, la gente empieza a olvidar que las palabras y los palabros tienen género y no sexo, que el género gramatical es masculino o femenino y que,  hay palabras que no tienen femenino, simplemente son otras palabras, ejemplo, el femenino del Toro No es la Tora, si no, LA vaca, el femenino de Caballo no es La Caballa sino YEGUA; el femenino de la palabra “Hombre” NO ES HOMBRA, sino mujer, y el femenino de la palabra VARÓN  No es “Varona” si no HEMBRA, “hembro” es otra cosa que, no tiene nada que ver con el Género, si no, con el “pipí”; es decir, es varón, pero no ejerce.

Por lo tanto, al dirigirse a un público NO es correcto ni necesario decir Colombianos y colombianas, niños y niñas, porque entonces tendríamos que crear para otros vocablos las palabras femeninas que no existen, jóvenes y jóvenas, adolescentes y adolescentas, Ancestros y Ancestras. El plural ya los tiene en la misma cuna, a Machos y Hembras.

En gramática, el “artículo definido”,  no es otra cosa que, la palabra que acompaña al sustantivo, para determinar si es él o ella, “El, La, Los, Las,”; recuerdo que insistían en que mencionar o nombrar ambos géneros es correcto solo cuando el masculino y el femenino son palabras diferentes .  Los otros se llaman “Artículos indefinidos” :  (“Un, Uno, Unos, Unas)”, que acompañan al sustantivo en plural, y que, por ser Neutro, incluye a masculinos y menos-culinos; por ejemplo, los colombianos, los electores, los ciudadanos, los invitados, Los Ancestros, ahí están todos, los con “pipí” y los sin “pipí”; lo mismo pasa con LAS personas, LA humanidad, EL personal, todos están ahí, “Mangueritas y alcancías”.

No puede ser que, por alardear de inclusivos, usemos mal el lenguaje; eso era lo que decía mi profesora Celmira cuando cursaba 3º. de primaria; me encantaba cuando borraba el tablero estirándose para alcanzar la parte alta, y con ella también su vestido rojo que dejaba ver sus hermosos muslos y muslas, de los que me enamoré como un jirafo de su jirafa,  como el camello  de la camella, como el tiburón de la tiburona; como el luciérnago de la luciérnaga; cuando me acuerdo, se me vienen las lágrimas, y los lágrimos, también.

No es por joderle la vida a alguien, solo que esta evocación gramatical me arroja de bruces a otro asunto de discusión, sobre todo en la nueva era del Cambio; estoy de acuerdo con que cambien todo, menos el idioma, y es que “VICEPRESIDENTA”, como palabra femenina de VICEPRESIDENTE, tampoco existe, veamos:

Celmirita me enseñó hace más de 8 días, que en el hermoso español existen los PRINCIPIOS ACTIVOS como derivados verbales, que indican la acción de alguien en el desarrollo de un verbo; por ejemplo, el participio activo del verbo atacar es Atacante, el que ataca; el participio activo de del verbo dormir es Durmiente, el que duerme, el participio activo del gobierno de Duque podría ser ABUDINEAR, pero eso apenas está en estudio de la Real academia de la lengua, y creo que de la fiscalía también, porque, la acción es robar, pero aun conociendo el sujeto y su predicado,, no hay detenidos, así que ese participio  estuvo activo  hasta el pasado 7 de Agosto, pero eso es parte de otra discusión, menos gramatical y más judicial.

Volviendo sobre el participio activo, de dormir, durmiente, de soñar soñante, dice la Academia que el participio activo del verbo SER  es  ENTE, el que es, el que hace, tiene identidad; por ésta razón es que cuando  pretendemos identificar a la persona que tiene capacidad o habilidad de ejercer la acción que expresa el verbo, se le agrega la palabra  ENTE; así las cosas, a la persona que preside se le dice PRESIDENTE, independientemente de su SEXO, NO PRESIDENTA; para definir el género se utilizan los  ARTÍCULOS EL Presidente, LA Presidente, porque el verbo es presidir.

Con la anterior anotación se debe entender entonces que, no se dice la Cámara Ardienta sino cámara ardiente, No se dice Estudianta, sino Estudiante, el ó la que estudia; se dice paciente, No pacienta, No se dice comercianta; se dice el  o la comerciante; así es que la muy querida y multicolor Francia Márquez NO es la VICEPRESIDENTA, ella es Nuestra VICEPRESIDENTE, ella es mi nuevo ídolo, no mi nueva ídola, y ojalá le salgan muy bien las cosas, que tenga más éxitos que éxitas, que gane más aplausos que aplausas, y que ojalá, lo digo con todo corazón, que jamás tenga que desempeñar el cargo de Vicepresidente como presidente activa, que es para el caso de reemplazo en ausencia definitiva del que preside, Uyyyy toco madera.

COLETILLA: A Celmirita, gracias por lo enseñado y en cualquier asilo, museo o sarcófago en el que te encuentres, siempre recordaré los ribetes inferiores de tu falda roja, sus muslos y muslas  nunca me fueron indiferentes.  ¡Recórcholis!.

Ahí, les quedo

Artículo anteriorEl lápiz de Mheo
Artículo siguienteSobre las plantas de tratamiento (i)

4 COMENTARIOS

  1. siempre tan divertido profe, enseñar con humor, como usted lo hace, es de grandes, muy bueno, como siempre, felicitaciones

  2. Sin duda muchos quisiéramos hablar en el castellano del siglo de oro y en el inglés isabelino. Pero las lenguas no muertas están vivas y en permanente evolución.

  3. Excelente tu análisis gramatical, muchos que se dicen ser alternativos quieren que la inclusión transforme el español sin que la Real Academia de Lengua Española lo haya estudiado o definido, eso lo vemos en muchos intelectuales que hacen referencia a un cambio en todo.

  4. Apreciado columnista, su columna es una genial clase de gramática española como me gustan a mi. Yo tambièn me declaro enemigo del lenguaje inclusivo, no tanto por el desdoblamiento del sustantivo, lo que de por sì es ya aberrante, sino por la invenciòn deliberada y sin esctructura ni sustentación de términos como feminicidio, travesticidio, y otros homicidios al lenguaje que pepetran a diario estos progresistas, que me dice usted de la expresión acuñada por la joven directora de orquesta y hoy congresista Susana Boreal, «Personas menstruantes» un adefesio entre los adefesios, que pone de manifiesto, no sólo la ignorancia en términos de estilo y elegancia al hablar de quiénes se dicen padres de la patría, sino también una imposición casi inquisitiva en obligarnos a hablar como a ellos les place. Gracias por este texto, una joya invaluable en defensa del español.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más articulos