Fundado el 9 de febrero de 2020
LUIS FERNANDO CARDONA
Director Fundador

ActualidadDe los monopolios líbranos Señor. 

De los monopolios líbranos Señor. 

ESCAMPAVÍA

El fracaso de la izquierda radical se ilustra con el doloroso periplo de la Europa Oriental, donde después de décadas de experimentos sociales y económicos que condujeron a la escasez, a la destrucción del aparato productivo y a las tiranías vitalicias y hereditarias, todos esos países lograron, a partir del colapso del muro de Berlín, cambiar el rumbo: la Alemania apresada por el muro de la infamia, Polonia, Hungría, Rumania, Yugoslavia que regresó a sus iniciales Croacia, Eslovenia, Servía, Montenegro, Macedonia, uno tras otro cambiaron, hoy progresan, pero no olvidan el desastre de los monopolios estatales. 

Mientras los húngaros enfrentaban con piedras a los tanques soviéticos y Jan Palach se inmolaba para protestar por el ingreso de los mismos carros armados por la Puerta de la Pólvora de Praga, años más tarde, en América, donde todo nos llega tarde, caímos bajo el yugo de los gobernantes vitalicios, como los que han gobernado a Cuba, a Argentina qué pasó de ser un país rico a encabezar la lista de los arruinados, mientras los Kirchner, sus sátrapas, transportaban millones de dólares en maletas, o la muy rica Venezuela, hoy caminando por las carreteras huyendo de los tiranos multimillonarios, o la martirizada Nicaragua en manos de un dictador y de su esposa encarcelando curas, poetas y opositores, nosotros apenas empezamos a padecer lo que ocurre cuando el monopolio estatal termine por controlar lo que le hace falta, lo de Barranquilla es una advertencia de lo que le pasará a la salud,  al empleo, al aparato productivo, a las libertades y la escasez y pobreza que padecerá todo aquel quien no haga parte del gobierno que vive y viaja sabroso. 

En la otra orilla se encuentra la derecha, a donde marcha la ola migratoria que busca la residencia en los Estados Unidos, en Francia, en Alemania, no es a Rusia, ni a Cuba, ni a Venezuela a adonde se dirigen los pasos de los que abandonan todo y arriesgan hasta la vida; los unos para escapar de la tiranía; los otros, de la miseria y todos ellos impulsados por un poderoso motor, la esperanza de poder decidir qué hacer con sus vidas, con sus bienes; por el derecho a poder soñar despiertos. 

El capitalismo no es perfecto, por el contrario, tiene muchos defectos como es la concentración de la riqueza en unas muy pocas manos, razón por la cual el sistema establece leyes y normas para limitar el abuso, entre las cuales están las leyes antimonopolio, aquellas que sirven no solo para estimular la competencia sino para limitar la acumulación de poder. 

Petro ofreció el cambio, razón suficiente en un país que necesita modificaciones de fondo, claro que queremos La Paz, acumulamos demasiados años de negociaciones y pactos que no han logrado ninguna mejora en lo que es negocio y pandemia asesina, claro que necesitamos poner freno a los monopolios en manos de unos combos que se asocian para hacer leña de lo público, lamentablemente las estrategias y logros de este gobierno van en contravía de lo ofrecido, de un lado está fortaleciendo el monopolio estatal, pero al mismo tiempo se asocia con los oligopolios privados. 

Colombia ha entregado el recaudo y el manejo de cuantiosos recursos a organizaciones que se han convertido en vitalicias, las concesiones viales son un caso típico por medio del cual se cede, en condición de monopolio, el cobro del derecho a transitar por unas carreteras que no ofrecen alternativas, aberración que ahora se está perpetuando con las prórrogas por treinta años de todas, repetimos en todos los contratos que entregan en exclusivas las carreteras que son propiedad pública. 

Medellín nos está mostrando un antes y un después, la pinturita desaparece y florece de nuevo la capital de la eterna primavera. 

2 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más articulos