Fundado el 9 de febrero de 2020
LUIS FERNANDO CARDONA
Director Fundador

ActualidadDecálogo para un nuevo civismo 

Decálogo para un nuevo civismo 

 

El río suena. Aflora en los pereiranos un sentimiento de nostalgia que evoca gestas pretéritas y que invita a reflexionar sobre nuestro pasado. Queremos de vuelta el civismo de antaño, aquel que nos hizo protagónicos en el concierto nacional y que nos llevó a superar retos inmensos «sin fuerza extraña que agradecer».  

 Pero las cosas han cambiado. Pereira es una urbe diferente, cosmopolita pero desigual, grande pero desunida, abierta pero indiferente. Un nuevo civismo deberá ser entonces distinto al que vivimos en el siglo XX, acorde con las nuevas realidades culturales y poblacionales, nacionales y territoriales, políticas e institucionales. No somos como otrora un municipio de Caldas y tampoco la quinta ciudad de Colombia en empuje y desarrollo. No somos el primer municipio cafetero, ni uno de los más poblados del país. Tenemos más de quince universidades, un inusitado afán cultural y una población más envejecida: definitivamente una ciudad diferente. Somos parte de un área metropolitana, pero una metrópoli desordenada con una movilidad muy reducida; la corrupción se nos metió en la sopa, aquí y en Dosquebradas (debemos entender, pensar y trabajar como lo que somos: una sola urbe). A pesar de las muchas cosas buenas y nuevas no somos precisamente la ciudad que soñamos hace cinco o seis décadas. 

 Por todo esto —y mucho más— el concepto de civismo debe ser otro diferente al de antaño. Un nuevo entusiasmo que supere las limitaciones y se amolde a las vicisitudes del presente. Un espíritu que se adapte a las nuevas condiciones y para lo cual propongo el siguiente decálogo: 

 Separar la política electoral de los conceptos de civismo, cultura ciudadana y pereiranidad. La política divide. 

  1. Combatir la corrupción con firmeza y decisión. La ciudad requiere de un Manual de Ética que se construya entre todos. 
  1. Recuperar las cátedras de historia local, civismo e instituciones políticas. Si nuestros jóvenes no conocen el pasado y el presente, no están preparados para el futuro. 
  1. Recuperar la relación armónica entre lo público y lo privado. Diseñar mecanismos para interactuar conjuntamente y establecer un papel protagónico para la academia. 
  1. Definir y diseñar metas y propósitos precisos para los conceptos de civismo, cultura ciudadana y pereiranidad, que son muy diferentes. 
  1. Diseñar mecanismos que integren a todas las organizaciones y colectivos que trabajan por estos tres conceptos. 
  1. Eliminar la estructura piramidal en el manejo de los propósitos cívicos y los afanes de protagonismo individual e impedir que el civismo se convierta en una bandera de algún partido o de los gobiernos municipales de turno para que supere siempre los afanes coyunturales. 
  1. Construir para el «nuevo civismo pereirano» una agenda de corto, mediano y largo plazo y convertirla en una política pública. 
  1. Concertar con el gobernador del departamento, con cada alcalde y cada administración municipal las metas a lograr en cada período y obtener de ellos el respeto por la agenda y los propósitos globales. 
  1. Involucrar a los jóvenes en todos los escenarios de este nuevo civismo, hacerlos protagónicos y partícipes de todas las decisiones. 

 

El civismo no ha desaparecido en nuestra sociedad. Está vivo o latente en muchas organizaciones que actúan sin quién las coordine y a la espera de un liderazgo colectivo que les devuelva su protagonismo. Debe adaptarse a los vientos de cambio y a la «moderna» Pereira. Lo más importante por ahora es que estamos ansiosos y anhelantes por recuperar el terreno perdido. Enhorabuena el despertar de todas estas nuevas iniciativas. 

  

1 COMENTARIO

  1. Me entusiasma tanto leer esto, me pone nuevamente en contacto con ese adn de nuestros ancestros que a veces parecía perdido. Gracias por pensar la ciudad de esta manera. No sé cuál punto me gusta más…, mentiras, sí: los puntos 3 y 10.

    De verdad, gracias.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más articulos