Fundado el 9 de febrero de 2020
LUIS FERNANDO CARDONA
Director Fundador

ActualidadDel “Petrogate” y otros espionajes

Del “Petrogate” y otros espionajes

En las competencias se trazan estrategias basadas fundamentalmente en aprovechar las debilidades del oponente, y la política es una competencia donde la elección presidencial es la máxima aspiración.

A Gustavo Petro lo han satanizado y ladinamente lo asocian a todo lo que el pueblo rechaza. 

Fue guerrillero hace 30 años y aunque ya no lo es (pagó sus delitos y se acogió a un proceso de paz) cada que tienen oportunidad se lo echan en cara. Algo infame pero no ilegal.  Le han creado un alias, le dicen “el cacas” y afirman que cuando militaba en la guerrilla se defecó en el rostro de una mujer, no tienen prueba alguna pero ya el daño está hecho. 

Hasta lo están culpando del secuestro de Pacheco, un adorado presentador de televisión ya fallecido que entrevistó por dos horas a su amigo Jaime Bateman y para eludir las torturas de los cuerpos de inteligencia del estado, tuvo que fingir que había sido secuestrado.

Aterran al pueblo incauto en una sociedad de tradición cristiana haciéndole creer que es ateo y comunista, calificativos asociados a pesadillas que el mundo civilizado logró derribar en el viejo continente y que en Latinoamérica son propias de gobiernos decadentes.

Paralelo a su programa de gobierno, un programa bien estructurado fruto de su envidiable preparación académica, sus experiencias como alcalde de Bogotá -que gobernó acatando la Constitución Nacional- y treinta años de experiencia como Congresista de la Oposición, le atribuyen expresiones que no son las suyas:  “Que va a despojar tierras, que va a expropiar empresas, que va a cerrar Ecopetrol, que acabará con la minería, que se va a quedar con los ahorros de los pensionados, que se va a aliar con Maduro, etc, etc, todo lo contrario de lo que en realidad representa el Cambio”

Petro y su propuesta del Pacho Histórico no son comunistas ni tienen similitud alguna con el gobierno de Maduro; la suya es una propuesta liberal progresista como lo fue la de Gaitán en su momento, y si bien se opone a la economía basada en la minería extractivista por sus graves impactos ambientales, ha dicho que la reemplazará gradualmente para facilitar la conversión tecnológica de nuestro parque automotor.  

En cuanto a la propiedad privada, la fomentará en vez de combatirla, para que haya mayor consumo y los empresarios ganen el dinero que les permita tributar. 

Pero reconoce que acudirá a la reforma tributaria para eliminar las exenciones a quienes conforman el club de los multimillonarios.  No son muchos, pero con esos recursos y con lo que se recupere de la evasión sería suficiente para invertir en lo social.

Petro también hará la reforma agraria haciendo producir terrenos baldíos -hoy ocupados en pastoreo y minería ilegal- para darle tierra al campesino y fomentar la agricultura, devolviéndole a Colombia la soberanía alimentaria.

Así que el campesino y el obrero nada tienen qué temer y sí mucho qué ganar.  Pero ellos carecen de los medios para conocer estas verdades, porque a sus transistores solo llega la señal de RCN y Caracol.

Por eso, develar las estrategias habladas en el interior de la campaña política lo único que prueba es que “en todas las familias se cuecen habas” y que la política es imperfecta porque no la hacen ángeles sino seres humanos.

¿Qué tantos secretos se comentan en las reuniones de estrategia?  Muchos, seguramente.

Pero entre los políticos hay una especie de “pacto de honor” de no revelar lo dicho en esas reuniones, porque sucedería lo que pasa cuando marido y mujer en señal de confianza se prestan mutuamente los celulares y se confían las contraseñas.  Nada bueno van a encontrar en los mensajes de WhatsApp, por más que los tengan encriptados.

Al escuchar las grabaciones no encontramos mucho que no supiéramos de aquellos que antes fueron sus oponentes y algunos ya están fuera de contienda o se han sumado a su campaña.

Se escucha por ejemplo que sabían de las embarradas de sus contendeores y sugieren enfocarse en atacarlas, que supieron de testigos que podían ayudar a delatar a Fico y así pudieron alertar sobre el plan B o el C o el plan D del Uribismo.  Y en otra grabación, deciden anticiparse a la divulgación de la visita del hermano de Petro a la Picota, una completa embarrada y es cuando hablan de emitir una declaración que les permitiera manejarlo como una “explosión controlada”.  Eso no salió del todo bien, nadie lo niega.

Lo que queda claro a todas luces es que a la campaña de Petro se infiltró un “espía” o la chuzaron, como acostumbran hacerlo en nuestro país algunos grupos de poder y vaya uno a saber quién le entregó horas y horas de grabación a Vicky Dávila y Gustavo Gómez, para que hicieran su festín en los medios de “alienación masiva”.

Todo esto podría sonar sucio, deleznable, turbio, mal intencionado, como les parezca, pero sucede en todas las campañas políticas, lo mismo que en el deporte, a los jugadores más virtuosos les ponen zancadilla para que no anoten el gol a los contrarios. 

Lo que claramente no pudieron encontrar los “petrobóbicos” en cientos de horas de grabación, fue una sola invitación a cometer delito alguno para favorecerse en la campaña.  

Si así hubiera sido, los entes de control, la flamante Procuradora que suspende alcaldes elegidos, el Contralor que abre juicios fiscales a su amaño o el propio Fiscal Barbosa, aliado desde la niñez del presidente Duque habría puesto tras las rejas al candidato del Pacto Histórico.

Un ejemplo de grandeza en esta materia fue el que dio Alejandro Gaviria, sin duda un hombre destinado a grandes designios quien antepuso los superemos intereses nacionales a sus propios rencores y cualesquiera consideraciones personales, al pasar la página y considerar este tema de  las grabaciones como una simple anécdota, de las muchas que ha vivido en su aventura para alcanzar algún día llegar al Solio de Bolívar. 

Artículo anteriorLOS  MILITANTES
Artículo siguiente¡Quieres subirte a mi escoba!

8 COMENTARIOS

  1. Respetado Director:
    Hace un análisis profundo, serio.
    Periodismo de rigor, que obedece a uno de los cánones que ustedes aprenden en la academia y aplican en el ejercicio periodístico : .

    » El periodista no debe ser el vocero del poder económico , político o ideológico, sino que debe tener presente que su principal propósito es la comunidad ‘.
    Jesus Martín Barbero.

  2. Felicitaciones a El Opinadero, a su director Luis Fernando Cardona Gutiérrez por este análisis serio, responsable y claro, prueba fehaciente de que sí se puede hacer periodismo decente.

  3. Excelente análisis descarnado, real, objetivo y mostrando el camino y no ocultándose como otros «analistas dizque imparciales.
    Felicitaciones Luis Fdo

  4. Un buen análisis que deja las cosas muy claras. Me gusta saber que estos medios alternativos estudian para informar y no publican para desinformar.

  5. Leo esto y no puedo creerlo, que desilusión. Los petrozombies están peor de lo que pensaba. A veces pienso que Colombia si merece ser gobernada por alguién tan ruín y maquiavélico…

    • Qué análisis tan serio, tan responsable y tan completo!. De esa violación a la libertad de prensa quien queda en ridículo es la uribista enfermiza y mal oliente Vicky Dávila.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más articulos