Fundado el 9 de febrero de 2020
LUIS FERNANDO CARDONA
Director Fundador

DeportesDeportivo Pereira… ¡Abandonos y otros cuentos!

Deportivo Pereira… ¡Abandonos y otros cuentos!

POR DANILO GÓMEZ HERRERA

Pregonero de tu historia

Hubo lágrimas. Y una gran carga emotiva. Se marchó quien sacó al onceno matecaña del oscuro túnel de la segunda división después de ocho años.

¿Hay una novela en los motivos por los cuales el profesor Néstor Craviotto abandonó el banco del Deportivo Pereira? El capitán soltó el timón.

Será el tiempo el encargado de poner las cosas claras. Lo único evidente es que la salida de este buen adiestrador oriundo de La Plata Argentina es un capítulo más de una serie de historias parecidas, ocurridas en más de siete décadas de existencia del onceno rojiamarillo, y que podemos titular como…! Abandonos y otros cuentos!

¿Cuántos técnicos ha tenido el Pereira en su larga existencia?. La verdad que perdí la cuenta y me tocará acudir al experto estadígrafo Hugo Ocampo Villegas. En todo caso durante este largo período han sido muchos los estrategas que fueron liquidados por el mal desempeño del equipo, mientras otros se marcharon sin dar explicaciones claras.

Algunas de muchas historias…

En 1986 era técnico del cuadro pereirano el argentino Américo Pérez. Se le había conocido por llevar al Once Caldas a ganar el torneo “Copa de la Paz” en 1983. Su agente Carlos Quieto lo trajo de nuevo al país para que sacara al cuadro rojiamarillo de un mal momento. 

Y claro, no llegó solo. Su compatriota Raúl Rodríguez vino como preparador físico y para la portería el “polémico” Carlos Munutti. De este guardameta tengo dos recuerdos: uno es que fue el primer futbolista al que vi fumando en un camerino en medio de sus compañeros dando una entrevista, y el segundo es que “encuelló” al colega Jorge Eliécer Villareal. Casi lo ahorca por una crítica que le hizo nuestro colega.

¿Y del profe ¿Qué?…ah… una joya de personaje. Seguramente lleno de anécdotas y novelas para escucharlo. En todo caso fui testigo de esta perla… Nos reunió a los periodistas en la cafetería del hotel donde residía. Entregó algunos detalles del plantel que dirigía, y acto seguido soltó esta joya… ”Quiero rifar dos tiquetes aéreos entre los periodistas que presenten la mejor información del equipo. El reloj marcaba casi las 12:00 del meridiano y me fui para nuestro programa donde dije lo sucedido. Luego pregunté a los que se quedaron en la reunión y me contaron que las cosas no pasaron de un chascarrillo del “simpático Américo Perez”. A los pocos días terminó el primer torneo y don Américo se marchó para asistir al Mundial de México 1986  con la promesa de volver, cosa que nunca sucedió.

Quien sí regreso de Buenos Aires tras las vacaciones fue su preparador físico Raúl Rodríguez. Era portador de unos dólares con destino al Deportivo Pereira por el préstamo de un futbolista, y como el equipo le adeudaba parte de su salario no entrego nada.

Hernán Mejía lo demandó y fue llevado al permanente de la policía en la calle 17, donde hoy queda Ciudad Victoria. Allí fui y lo entrevisté. Fue la última vez que se le vio porque escapó del lugar  “de manera misteriosa” para abandonar el país por la vía de Tulcán (Ecuador). Técnico y preparador físico dejaron tirado al Pereira.

Un año después fue contratado el argentino José Varacka, reconocido por salir campeón con Atlético Junior en 1980. Hizo buena campaña con el Pereira, lo que motivó a la dirigencia del Junior para hacerle una buena oferta y se lo llevó.

La partida del profe Varacka también tuvo su novela porque el presidente del equipo ante las preguntas de los cronistas dijo…”Estamos muy contentos con el profesor Varacka y no queremos que  se marche. Vamos a hacer el esfuerzo económico, y prometo que si el técnico se retira del Pereira pondré mi cabeza en la Plaza de Bolívar.

Evidentemente Junior conquistó a Varacka por unos pesos más, y don Hernán Mejía puso su cabeza en la Plaza, pero afortunadamente sobre su cuello, en el tintiadero de la plaza de Bolívar. Allí se le veía con frecuencia.

Varacka fue reemplazado por sus compatriotas Miguel Tojo y Roberto “La oveja” Telch. Hicieron una buena tarea clasificando al Deportivo Pereira al octagonal de 1987. El juego que selló ese paso a los ocho fue un triunfo frente al Bucaramanga, en el Alfonso López. Cuando terminó el partido, de manera sorpresiva, ellos anunciaron a los dirigentes que dejaban el equipo por problemas personales. Hernán Mejía contrató al “Cachaco” Rodríguez para las finales. Hoy, todavía no sabemos por qué se fueron estos profesores Tojo y Telch.

El colega Mauricio Gómez Buriticá trajo a la memoria otros dos casos en esta historia: el episodio  protagonizado por Alexis García en 2001, quien fue contratado para reemplazara Walter Aristizábal, el técnico que ascendió al Pereira en el año 2000, el profe Alexis se marchó al Bucaramanga.

En el año 2011 fue Julio Comesaña que dejó al Pereira para irse a la Selección Colombia acompañando a Leonel Álvarez. Para los matecañas esa temporada marcó el segundo descenso.

Hay otros casos, pero por ahora cerramos en este punto con el capítulo del profesor Néstor Craviotto quien deja huella por lograr el ascenso en el año 2019, pero sin duda se suma a esta novela titulada… ¡ Abandonos y otros cuentos!.

1 COMENTARIO

  1. Me encanta el fútbol….
    Gracias por su columna.
    Cito a Jorge Valdano, en su libro:
    Fútbol: El juego infinito:
    » Por esa razón, me gusta descomponer la infinitud del fútbol en memoria ( que nos señala el pasado) emoción ( que es presente) y sueños ( que apuntan al futuro)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más articulos