Fundado el 9 de febrero de 2020
LUIS FERNANDO CARDONA
Director Fundador

ActualidadDesaparece la encrucijada

Desaparece la encrucijada

La vida a uno lo confronta y lo lleva a enfrentar realidades. Elegido Gustavo Petro, presidente de Colombia, nos toca aceptar el veredicto de las urnas como demócratas integrales y colombianos pacifistas, amigos del orden y respetuosos de la ley. Partidos los dos grandes bandos por mitades parejas, setecientos mil votos de diferencia, entre uno y otro, le da derecho a recibir la credencial de mandatario, más no le entrega la maniobrabilidad necesaria para ejercer a plenitud la dirección del Estado. Solo la apertura del diálogo civilizado, lo que en su discurso la noche de la victoria llamó el gran “Acuerdo Nacional”, le permitirá la gobernabilidad suficiente acordando con el Congreso los cambios necesarios. El salto al vacío se disipa con la presencia de otros partidos en el escenario gubernamental, pues, su colaboración, implica acuerdos que protegerán al país, liberándonos de la nefasta incertidumbre. La presencia del expresidente Gaviria en el Gobierno Petro, es prenda de garantía de estabilidad y seguridad. Y si analizamos hoy lo sucedido, vamos a quedar muchísimo mejor de lo que venimos, pues, durante estos cuatro años no habrá paros, al menos violentos, pues ellos estarán en el poder, y sin lograr todo lo que pretendían, muchas de las injusticias e inequidades existentes deberán corregirse, dejando atrás el odio y el sectarismo, sacando adelante las tres grandes banderas propuestas en su discurso de la victoria, como ejes centrales de su Gobierno: La paz, La justicia social y la Ambiental. Para que una sociedad crezca, se requiere la paz y para que haya paz es necesaria la justicia social. Dicha justicia social dijo, pasa por incentivar la economía en el campo y la ciudad, por darle trabajo a la gente y atacar el más grande problema que hoy tenemos; el hambre. No cabe duda alguna que el presidente electo difiere hoy y en mucho, al candidato Petro. Su movida hacia el centro y el tono moderado que se le vio en el tramo final de la campaña, sumados a su estrecho margen de victoria, debe llenar de confianza a los 10 millones y medio de colombianos que no votamos por él. Atacar al sistema, a los gobiernos que se han venido sucediendo de tiempo atrás y que mucha responsabilidad les cabe por la desigualdad e injusticias en que vivimos, ofreciendo el oro y el moro a esa otra Colombia, la oprimida por el atraso y el abandono, a esa Colombia periférica que mayoritariamente votó por sus propuestas, es parte de la estrategia para llegar a ellos electoralmente.  De los 11 millones 280 mil votos sufragados a favor de Petro, muchísimos de ellos fueron, no de izquierdistas de corazón, sino de colombianos cansados y hastiados de la corrupción imperante desde hace muchos años en el país. Con esta elección, la madurez de la democracia colombiana ha sido puesta a prueba demostrando que sus instituciones son más fuertes que los hombres elegidos para gobernarla. El ungido, es un hombre curtido en las lides de la política, con una trayectoria non sancta, pero indiscutiblemente inteligente, inteligencia que habrá de servirle para entender, que habiendo alcanzado lo que buscaba, es el momento de construir su verdadera imagen de gobernante, capaz de señalarle el rumbo a una patria desconcertada y ganarse el sitial de estadista, dentro de una izquierda moderada y bienhechora como la de Mujica en Uruguay. Y para cerrar el broche; contar el país con unas instituciones armadas tan civilistas como nuestro Ejército, Armada Nacional y Policía, es prenda de garantía de que no habrá extralimitaciones que pongan en peligro nuestra democracia. Que lo mismo pasó en países vecinos como Venezuela, dirán algunos, es cierto, pero esas naciones no contaban, como nosotros, con unas Fuerzas Armadas, tan profesionales y respetuosas de la Constitución y de las leyes.

Alberto Zuluaga Trujillo.                                                   alzutru45@hotmail.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más articulos