Fundado el 9 de febrero de 2020
LUIS FERNANDO CARDONA
Director Fundador

El taller de la VerdadDesarrollo Rural y Protección Ambiental

Desarrollo Rural y Protección Ambiental

“AGROAMBIENTALMENTE” es la nueva sección que EL OPINADERO pone al servicio de sus lectores para explorar, entre todos, las enormes posibilidades que tenemos de desarrollar un agro eficiente, orientado a la protección y uso adecuado de los recursos naturales en la producción alimentaria y en el desarrollo rural, como uno de los más importantes cambios que Colombia necesita.

La agricultura debe convertirse en una actividad con criterio empresarial, rentable y competitiva, con profundo respeto por el ecosistema, para jugar un papel decisivo en el desarrollo económico y social de nuestros pueblos, dinamizando la economía y el comercio de los municipios.

Nos proponemos Influir positivamente en el desarrollo rural integral mediante transferencia de conocimientos, actualización tecnológica e innovación para mejorar la producción, difundiendo métodos, sistemas y materiales, sencillos y prácticos.

En primer término, pondremos a disposición de todos nuestros lectores, sin costo alguno, el libro virtual “Agricultura Limpia, Eficiente y Rentable para el Desarrollo” publicado en 2010 y actualizado en 2020. Solo debe solicitarlo mediante correo electrónico a ferleyhenao@gmail.com

Las primeras 16 páginas, sección titulada “FINCAS-ESCUELA” Programa de fortalecimiento y capacitación en campo, tanto en las cadenas hortofrutícolas como en plantas medicinales, para el mejoramiento social y económico de los productores rurales, están contenidas en este enlace:    https://drive.google.com/file/d/1sPCR9-0b3AwnPtKDUIhqv-uklwnuIKwi/view?usp=sharing

Las “Fincas-Escuela” son pequeños predios de capacitación, para el reconocimiento y puesta en práctica de las innovaciones agrícolas y las tecnologías que logran cultivos con mayor sanidad, mejores rendimientos, menores

pérdidas en las etapas de cosecha y postcosecha y obtienen sus propios insumos a partir de compostaje, lombricultura, lixiviados, caldos minerales, así como preparaciones orgánicas y prácticas culturales para prevenir plagas y

enfermedades y mejorar así la sanidad vegetal.

El término “Fincas-Escuela” lo definió la Fundación Suiza de Cooperación para el Desarrollo Técnico, Swisscontact Ecuador, organización que, junto con la Corporación Andina de Fomento CAF, estructuró estos proyectos que nosotros, como consultores, implementamos en diferentes lugares (Provincias Pichincha, Santo Domingo de los Tsáchilas y Manabí, que representan tres pisos térmicos del Ecuador: frío, templado y cálido) entre 2008 y 2010.

A partir de ahora, todos los miércoles, en “Agroambieltalmente” trataremos estos temas, algunos de ellos actualizando, en términos estadísticos o de innovación, publicaciones anteriores que en estos más de dos años se han entregado a nuestros lectores en www.elopinadero.com.co tales como:

“Separación de Residuos Orgánicos”, “Agricultura Urbana: Vital en las Ciudades”, “El Paupérrimo Agro Colombiano”, “La Ruralidad en la Nueva RAP Eje Cafetero”, “Protegemos el Medio Ambiente”, “La Hambruna ya llegó”, “Diversificar es Indispensable”, “Nuestra Causa es la Vida”, “¿Agrofobia? Ahora es la papa”, “Risaralda Rural prolongó su agonía”, “Pdereira: Un campo desperdiciado”, “Risaralda: Plan de Desarrollo Rural”, “¿Y el agro qué?”.

Las políticas que han conducido hasta aquí la provisión alimentaria, han sido equivocadas, lo cual quedó claro al ponerse de manifiesto que importamos gran parte de los alimentos que consumimos y lo que es peor, en lugar de transformar en fertilizantes la porción orgánica de las casi 12 mil toneladas de residuos sólidos, nos hemos dedicado a importar fertilizantes sintéticos, principalmente de Ucrania, asunto que salió al público con la guerra que Rusia libra en ese país elevando significativamente los costos agrícolas de los campesinos colombianos y derivando en inflación galopante.

Tenemos que recuperar nuestro sector rural, incluyendo la separación en la fuente de los residuos orgánicos y dejar de depender de la importación de insumos y de alimentos que podemos perfectamente producir aquí.

Artículo anteriorGanó la razón
Artículo siguiente¿Y los Residuos Orgánicos qué?

3 COMENTARIOS

  1. Cordial Saludo de Paz y Bien

    Estimado Ferley Henao,

    Muchas gracias por compartir este importante aporte tecnológico.
    Felicitaciones por el impecable trabajo para visibilizar la potencialidad del campo como impulsor de desarrollo de nuestra sociedad.
    Desde nuestra universidad de San Buenaventura Cartagena (Colombia) y el programa de Ingeniería Agroindustrial, estamos dispuestos a promover proyectos que impulsen el campo.

    Atentamente,

    Sonia Gómez Prada, Universidad San Buenaventura, Cartagena

  2. Felicitaciones Ferley,me dan mucho gusto encontrar unos Maestros como usted.
    En éste nuevo amanecer para el País,tenemos que encontrarnos para hacer realidad las finca escuela.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más articulos