Fundado el 9 de febrero de 2020
LUIS FERNANDO CARDONA
Director Fundador

ActualidadDesarrollo Sostenible

Desarrollo Sostenible

La llamada “economía ecológica” postula que el crecimiento de la producción no debe violentar los límites y las condiciones de la naturaleza. De allí surgió el término “sustentabilidad” como un significante que permitiría salvar a la humanidad de la sistemática destrucción que implica el desarrollo económico. Si algo se mantiene como sustentable, seguramente no será aniquilado. En este orden de ideas se define la sustentabilidad como “un desarrollo que satisface las necesidades presentes sin comprometer las necesidades del futuro”.

Lo anterior sucede al tiempo que China sobrepasa en emisiones negativas a los Estados Unidos y que la India y varios países emergentes le pisan los talones. Esto sucede, entre otras razones, porque existe la ley de la entropía, según la cual la degradación irreversible de la materia y la energía que genera la producción económica no tiene un fin probable, lo cual sentenciaría de muerte a nuestro planeta.

El problema consiste en que la racionalidad actual opone el proceso económico a las condiciones de la vida. Para demostrarlo bastaría darnos una vuelta por nuestra amazonia, en especial la región de Chiribequete, para comprobar que la ganadería avanza inclementemente sobre la selva, y que donde había miles de árboles ahora pasten miles de reses. Y lo mismo sucede en otras regiones del Caquetá y el resto de esa apartada región.

La “ecología profunda” proclama el derecho de ser de la naturaleza, no solo de reservar la biodiversidad y la diversidad cultural sino a dejar ser a todas las formas de vida, presentes o potenciales.

En la amazonia brasileira existen movimientos como los “seringueiros”, surgidos de reclamos sindicales por la tierra que trabajaron en la industria del caucho a finales del siglo XIX, los cuales han establecido las llamadas “reservas extractivistas” como una estrategia de producción y de vida sustentable.

En Colombia tenemos el movimiento afro-colombiano de las comunidades negras del Pacifico, que se refiere a la reinvención de sus identidades y a la reapropiación de su rico patrimonio de biodiversidad. Porque es una verdad de a puño: sin consciencia de la propia identidad, ninguna solución ecológica es posible

AGM703/01/2023

1 COMENTARIO

  1. No hay que ir hasta la amazonía, el Paisaje Cultural Cafetero, ha ido cambiando, menos café, más «ganadería», ésta palabra la coloco entre comillas, porque no se está ganando. Perdemos identidad, socialmente sin empleos directos, más el impacto sobre los suelos, incluida la desforestación, todo se ha reducido a terrenos de «engorde»….

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más articulos