Diana “Perseverance”

0
52

Por HERNANDO AYALA MELGAREJO

Si le dicen a la abeja que las leyes de la física no autorizan su vuelo, ¿dejará de volar?

#JuntosPerseveramos   leitmotiv de la sinfonía cósmica de esperanza con voz colombiana.

Si dejamos de creer que somos el ombligo del universo y levantamos la mirada del epicentro de nuestro vientre hacia el infinito cosmos, con todas nuestras preguntas propias sobre las estrellas, habremos dado un paso sideral en nuestra conciencia de vida, humildad, humanidad y esperanza de horizonte posible. Podremos salir de la prisión de las ideas fijas, estancadas y fanáticas, para crear el sueño de propósito en vida y emprender el viaje paso a paso hacia la utopía personal por la humanidad. Así es posible interpretar el pensamiento de la mujer colombiana más reconocida en este año 21 de caos, descreimiento, incertidumbre, esperanza y sobrevivencia.

Mirando las estrellas para aliviar la angustia por la violencia sinsalida en su Cali natal, Diana Trujillo a sus 17 años, en 1997, sintonizó su voluntad con la determinación de construir un espacio propio que jamás imaginó pondría con su nombre el de Colombia en un foco de atención desde Marte, el planeta usado durante tanto tiempo para asustar gente con relatos de extraterrestres.

El propósito de la misión Perseverance, como si hubiera sido bautizada para reconocer el mérito y valor de Diana Trujillo, relatora del momento culminante de la llegada del robot, es hallar evidencia de que hubo o puede llegar a existir vida en Marte, como la definimos los humanos. «Así podremos ganar esperanza y humildad para dejar de creer que somos únicos en vida y centro del cosmos» ha expresado Diana.

Cuántas mujeres colombianas como Diana cultivan el sueño de ser profetas en tierra distante de la propia. Legítimo y posible. ¿Cómo hacerlo?,  es lección central en el cúmulo de aprendizajes que aporta ésta caleña sencilla, sobria, que después de «amartizar», aterrizar en marte en su extensión de inteligencia artificial a través del robot Perseverance Rover de la NASA, luego de 10 billones de pesos colombianos invertidos por Estados Unidos. Todas deben levantar su mirada con dignidad para crear y construir paso a paso con humildad, perseverancia y humanidad el mejor sueño posible desde su integridad con toda la capacidad propia.

Restaurador acontecimiento para sacarnos del encapsulamiento pauperizante y ruinoso de un espectáculo mediocre de los medios al servicio del régimen y su aterrizaje de las vacunas, cajas recibidas con honores de Estado y despliegue propagandístico insolente.

Gracias Diana Trujillo por el oasis de dignidad, respeto, capacidad y ejemplo de excelencia, en tiempo de desesperanza para quienes no encuentran salida o quieres están cómodos en el confort de su ombligo y fanatismo al servicio de todo lo que la obligó a volar para ganarse a pulso desde la humildad con trabajo doméstico limpiando casas, para pagar con él su universidad, alcanzar su título profesional de ingeniería aeroespacial y llegar paso a paso a la NASA hasta alcanzar un contacto personal Marte. Diana devuelve el alma y fe al cuerpo de los seres humanos convencidos de que es posible lograrlo con integridad y esfuerzo limpio. Gratitud por el testimonio de humanidad en dimensión grandeza. Relevo vital.  #EMPATE_21 Integridad Juego Limpio #EticaDiverdidad.

Escrito por Hernando Ayala M Periodista Proceso Sociedad para Todos 30DS.

Deja tu comentario

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí