Fundado el 9 de febrero de 2020
LUIS FERNANDO CARDONA
Director Fundador

ActualidadDomingo de Ramos Inicio de Semana Santa

Domingo de Ramos Inicio de Semana Santa

El Domingo de Ramos evoca la entrada triunfal del Jesús de Nazareth en la ciudad de Jerusalén. Se trataba de una aparición del Mesías montado en un borrico y aclamado por el pueblo. Este acontecimientotiene como motivación el hecho de que la gente esperaba a un Mesías liberador, porque los judíos estaban siendo víctimas de la opresión romana.

Es claramente el preludio de la pasión de Cristo. La Iglesia, inclusive desde los tiempos de la Edad Media, hace hincapié en el pasaje del Domingo de Ramos. ¿La razón? Jesús es quien libera al género humano del pecado. Así entonces el pueblo israelita estaba representando a la especie humana para los efectos de la Redención.

Dicho de paso, esta tradición ha tenido variaciones a lo largo de distintas épocas, por ejemplo, en el medioevo la procesión de Ramos tenía como figura central al obispo, quien  iba montado en un burrito representando a la persona de Jesús.

El contexto actual del susodicho pasaje bíblico, es que el catolicismo abre la Semana Santa con un Jesús que entra triunfal a Jerusalén, sede de las máximas autoridades judías, lo cual constituye un reto para éstas.

Para nadie es un secreto que dichas autoridades no eran tan santas, pues a pesar de hacer parte de una teocracia, Caifás, una parte del Sanedrín y el rey Herodes, eran todos corruptos. Aquí Jesús es la figura que viene a intervenir a la corruptela.

Es como una especie de abrebocas al proceso de persecución de los judíos contra Jesucristo y que terminará con el horrendo deicidio, que marcará a este pueblo en forma definitiva.

Pasando al contexto teológico, tenemos que: Jesús es el Cristo (El Ungido) el que debía venir, o sea el Mesías de las Escrituras. Es de anotar, con base en los relatos bíblicos, que quienes recibieron y celebraron la entrada apoteósica, fueron las gentes modestas de dicha ciudad. Esto significa que Dios se revela primeramente a los humildes, sencillos y mansos de corazón.

Caifás dirá luego que Jesús no es el Hijo de Dios. Porque creía que Jesús le iba a arrebatar su inmenso poder, el cual descansaba en la ley mosaica que le otorgaba prerrogativas tales como: el diezmo, institución esta que obligaba a los ciudadanos a entregar el diez por ciento de sus ingresos al sumo sacerdote.

El acontecimiento final de Cristo en el mundo es su muerte en una cruz y a través del cual reconcilió al linaje humano con Dios Padre. Su posterior resurrección y ascención al cielo confirman que efectivamente Jesús es el Hijo de Dios. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más articulos