Fundado el 9 de febrero de 2020
LUIS FERNANDO CARDONA
Director Fundador

ActualidadEl boomerang más caro de la historia 

El boomerang más caro de la historia 

  • Quién pierde en Qatar 22 ¿el fútbol o la democracia y los derechos de todos?  O todos los anteriores. ¿Cómo serán los Juegos del Eje Cafetero 2023? 
  • ¿Se arruinarían los reinos árabes si la humanidad para de usar petróleo y gas hoy mismo? 

No bastan la pelota y la magia de los pies latinos para borrar las manchas de la antidemocracia con sus restricciones de libertades individuales en los reinos de los petrodólares que ahora intentan cambiar el relato del mundo sobre su realidad donde todo pareciera comprable, como un mundial de fútbol, un juego que era de los niños y se lo raparon los mercaderes del deporte que privatizaron hasta las escuelas barriales, semilleros donde se fundamentaron Pelé, Garrincha, Maradona y el Pibe Valderrama. Como en la economía de la vigilancia, los datos y el control, para poder jugar ahora hay que firmar y ceder derechos deportivos desde inicio. 

El desafuero de Qatar tiene consecuencias y desde la perspectiva del bien común, el derecho de todos a una vida libre y autónoma en todo, incluido el fútbol, el saldo de ese negocio que desde inicio estuvo manchado no es para bien. El deporte negocio, con el fútbol a la cabeza, se convirtió en símbolo de todo vale por la plata, dinero. Eso alguien lo paga y como todo en el capitalismo sin escrúpulos el usuario es el que pone todo.

El desmadre capitalista en la vida digital donde la concentración de la riqueza monetaria está revirtiendo la soberanía de las democracias y la vida autónoma de las sociedades con la restauración de imperios y monarquías en autocracias de capital privado que compran lo que sea. Las mega corporaciones de la tecnología digital tienen interferida toda la democracia occidental y controlan en prácticas de monopolio el capitalismo sin alma quebrando al que no se someta a su ley. Está investigado, documentado y expuesto por pensadores y científicos de la realidad social, política, económica y del comportamiento humano en este tiempo.

En esa lógica los monopolios del deporte negocio multinacional se mueven en la misma dirección y tienen rodando sin miramientos su invento para controlar y privatizar los recursos públicos de Estados que les transfieren los presupuestos del derecho al deporte de todos a operadores de estas corporaciones membresías privadas que sacan todos los días nuevos eventos, juegos multideportivos o de deporte masivo con el argumento de reactivación económica, distracción y lavado de realidades que no se borran con un entretenimiento de unas semanas.

Pregúntenle a la dictadura Argentina si con la Copa FIFA del 78 la impunidad fue completa. O a Beijing con sus Juegos del 2008 o Sochi  2014 y Rusia 2018. Los atletas son instrumento de toda esta secuela de jugadas de poder con el saqueo depredador del erario y democracia en el fondo de todo esto.  

De qué reactivación económica van a hablar en Qatar FIFA 22 si es posible que recojan veinte billones de dólares durante el mundial de los 220 billones (miles de millones de dólares) gastados en una fiesta de la que fueron sacados de competencia en apenas dos partidos. Ah claro, los reyecitos árabes, emires, saben que no solo de petróleo y gas van a vivir en el futuro y su portafolio se ha ampliado con inversiones por todo el planeta entre ellos el fútbol europeo,  tecnología y bancos como el de Colombia por el cual vienen a través de la búsqueda de control del grupo Sura con su corresponsal Duque pasado  y todas sus movidas. Esa es la propaganda que han pagado con este evento, el más caro de la historia, dejar de ser el imaginario tradicional para insertarse en occidente como colonia económica. Recordar que estos reinos siglo 21 fueron colonia británica cuando aquel imperio.     

El Eje cafetero en doce meses estará a bordo del multi evento deportivo más importante de toda la nación colombiana, donde se materializa el sueño del podio y las medallas que surca la imaginación el esfuerzo y anhelo de salir adelante con el deporte, en atletas de todos los puntos cardinales de la geografía en el país de regiones. Está a la vuelta contra el reloj la realización de los Juegos Deportivos Nacionales Eje Cafetero 2023 y hay intereses rondando para llevarse todos los eventos posibles si los escenarios de competencia no estarán listos en el momento preciso.

El modelo privatizador del deporte colombiano con el negocio de los eventos internacionales al por mayor que garantizan a las corporaciones de hace cincuenta años la transferencia del presupuesto público del derecho al deporte, va a tener un frenazo en el actual gobierno para que no siga ocurriendo lo que pasa con los Juegos Nacionales, cenicienta de la super oferta de eventos privatizadores de erario. Ese es el negocio de todas estas multinacionales, supra estados como la FIFA , COI  y hace veinte años IPC, que hacen lo que quieren en donde les dan todo. 

Por mucho fútbol de ensoñación que sea posible ver en las fases finales, que no está seguro con lo visto hasta ahora, el desafuero del imperio decadente FIFA  va a tener un saldo negativo que se reflejará en 2026 con los 48 países en la maratón de partidos atravesando un continente completo, alargando las distancias agotadoras de Brasil 2014 y Rusia 2018 que no existieron en el mundial metropolitano de Qatar en medio del desierto climatizado.  La prospectiva del fútbol negocio no está clara, con todo y sus megaequipos de mercaderes que puedan estar estudiando el camino en donde no pueden olvidar que todo imperio acaba y los cien años del imperio FIFA  no pintan ningún esplendor dorado ni brillante por donde siguen andando.

Escrito por Hernando Ayala M. Periodista   Programa Sociedad para Todos 30DS   E Mail disnnet@gmail.com    

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más articulos