Fundado el 9 de febrero de 2020
LUIS FERNANDO CARDONA
Director Fundador

ActualidadEl "chupe" sí nos representa, pero ... 

El «chupe» sí nos representa, pero … 

Las fiestas de Pereira hace mucho tiempo no son lo que eran; no representan lo que antes representaban: «La Cosecha» y nuestra idiosincrasia cafetera; este año han caído en lo más profundo de su decadencia, para llegar a convertirse, según los eruditos de la oficina de fomento al turismo de la alcaldía, en las fiestas del «chupe«. Chupe y me deja, dirían Tola y Maruja, porque la verdad no hay calificativo y no hay derecho a tanta ramplonería.  

Razón le sobra al Comité Intergremial y a muchos ciudadanos que han levantado su voz de indignación por semejante promoción de la efeméride de la ciudad, que ratifica una imagen que lamentablemente ya hemos venido construyendo de Pereira como una sociedad ajena a las expresiones culturales más elevadas y cuyo principal atractivo radica en la ingesta de licor y el desmadre a golpe de reguetón en los bebederos de la Circunvalar.  

No voy a sugerir que un determinado ritmo musical o que ingerir licor, ya sea para pasar una comida o en una rumba hasta embrutecerse, no sean expresiones culturales, claro que sí, eso es cultura, buena o mala, cada uno juzgará, pero eso es lo que hemos venido haciendo históricamente, eso somos; por lo tanto, a mí en particular no me queda rasgarme las vestiduras, cuando por allá en 1990 borré casete en alguna verbena de las tantas que se programaban en los barrios más populares y en los lugares más emblemáticos de la «querendona, trasnochadora y morena«.  

El que esté libre de pecado que tire la primera piedra, y ese no soy yo, ni muchos distinguidos pereiranos, de todas las clases sociales, con los que he compartido a manteles y en farras de amanecida en las que nos hemos vuelto unas micas, pero eso no significa que perdamos la perspectiva de que estamos ante conductas eventualmente reprochables por las consecuencias a las que los excesos nos pueden llevar, como puede suceder con el licor y las sustancias psicoactivas, porque para mí es igual el peligro cuando alguien maneja un carro bajo los efectos del alcohol que de la marihuana.  

Tengo claro que la sociedad jamás acabará con los vicios, por eso soy tan crítico de la absurda lucha que libramos contra el tráfico de estupefacientes, que no deja sino presos, muertos y condecoraciones para los generales, además de llenar de dólares las arcas de las mafias. Tengo claro que erradicar el consumo de licor o acabar con los casinos o con las apuestas es imposible, pero eso no significa que desde la institucionalidad nos descualquieremos y perdamos la compostura, fomentando el desorden como cuando, así escuetamente, nos invitan a todos los ciudadanos al «chupe», sin ninguna otra consideración de contexto o de civismo a la hora de la celebración.  

He chupado como muchos lo han hecho, pero el nivel de conciencia que hoy tengo como ciudadano y como padre de familia me obliga a ser cuidadoso con mis mensajes. Tengo claro que mis hijos tendrán sus propias experiencias y que no siempre podré estar con ellos para protegerlos, por eso, lo mínimo que puedo hacer es abstenerme de propiciar yo mismo los malos hábitos.  

Alcalde, hoy de muchas formas usted es el padre de la ciudad, y aunque es una realidad que chupamos, se ve feo que desde la administración nos inviten a chupar.  

4 COMENTARIOS

  1. Creo que la finalidad del Alcalde no era invitarnos al chupe.

    Más bien utilizo esta frase de manera estratégica para promover. Hacer sonar, que hablaran en todo Colombia de Pereira y sus fiestas, y vaya que si lo logró.

    Además, si preguntas en otra ciudad, donde son las fiestas de la cosecha. No tendrán ni idea q son en Pereira. Pero si hoy preguntas dónde son las fiestas del chupe. Acá llegarás.

    Que funcionó. Funcionó su estrategia

  2. Totalmente de acuerdo con el articulista. Pereira son mil y una cosas buenas, mucho más importantes que «chupar» de todo hasta enajenarnos. La historia de la región y sus costumbres, desplazadas hace algunos años por la subcultura del narcotráfico, debe ser siempre el punto de partida de nuestras fiestas aniversarios.

  3. Lo primordial es mantener la esencia y la marca de origen de las fiestas de Pereira, donde se deben mezclar cultura y recordar cada una de las décadas que hemos vivido como ciudad, el café, la gente, el campo, su paisaje eso debería ser el epicentro de unas buenas fiestas de la cosecha.

  4. Nuestros Líderes deben propender porque las Fiestas de la Cosecha vuelvan a su razón de ser y que promueva la Cultura y la historia de nuestra gran ciudad. El promover el consumo de licor no es necesario como Slogan.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más articulos