Fundado el 9 de febrero de 2020
LUIS FERNANDO CARDONA
Director Fundador

Actualidad“El crédito es cada día más costoso”

“El crédito es cada día más costoso”

El actual modelo económico Colombiano establece que los precios se forman en el mercado, a través de la ley de la oferta y demanda.  (La mano invisible de Adam Smith).

En el mercado del crédito legal y regulado, intermediado por los establecimientos de crédito, tiene control del precio del dinero la Superintendencia Financiera, que periódicamente fija un  límite-techo, hasta el cual pueden cobrar  la tasa de interés para sus financiaciones.

El Decreto 2555 de 2010 define tres modalidades de crédito: (i) Microcrédito, (ii) Crédito de consumo y ordinario y (iii) Crédito de consumo de bajo monto.

La Superintendencia, con base en la información que recibe del sistema financiero y con las metodologías de cálculo para cada modalidad, fija la tasa de interés bancario  corriente (TIBC).

La certificación mensual de la TIBC para la categoría de consumo y ordinario, incluye la información de todos los plazos sobre crédito de consumo, crédito comercial ordinario y tarjetas de crédito para personas naturales, con excepción de los consumos a un mes, remitida por los bancos, las corporaciones financieras, las compañías de financiamiento, los organismos cooperativos de grado superior, las instituciones oficiales especiales y las cooperativas financieras, para las cuatro semanas anteriores a la certificación y  corresponde a la tasa efectiva anual promedio de los créditos desembolsados.

Con la Resolución 617 de 2022 del 31 de mayo, la Superfinanciera certificó para el periodo comprendido entre el 1 y el 30 de junio de 2022, la TIBC para la modalidad de crédito de consumo y ordinario en un 20.40%, porcentaje que es consecuencia de la alta inflación hasta abril de 9,23%, la tasa de interés de intervención del Banco de la Republica que se fijó en el  6% en la reunión de abril  de la Junta Directiva del Banco de la Republica, la devaluación del peso colombiano frente al dólar, entre otras causas.

En Colombia, para la modalidad de crédito de consumo y ordinario, los intereses remuneratorios y de mora, no pueden exceder de 1.5 veces la TIBC, es decir, el límite se estableció en el 30.60% efectivo  anual, que representa un aumento de 103 puntos básicos (1.03%), con respecto al periodo anterior (29.57%).

Es preciso recordar que quien cobre por encima de 30,60%, puede incurrir en el delito de usura establecido por el artículo 305 del Código penal.

Como el mercado del crédito del sistema financiero, bajo las anteriores directrices, actúa en el marco de libre competencia, sus productos tratan de colocarlos a su mejor tasa de interés y por eso, con el sobregiro bancario o descubierto en cuenta corriente y las tarjetas de crédito, tratan de pegarse al límite o el techo establecido. 

Le corresponde al consumidor financiero, esgrimir  toda su estrategia de negociación para hacer bajar el costo al mínimo posible, cosa que la mayoría de las veces es difícil, dada la posición dominante que sobre los usuarios ejercen los bancos.

El crédito de consumo y ordinario, es utilizado por las personas naturales y jurídicas para financiar sus necesidades de capital de trabajo y si su costo es creciente, como es obvio trasladan estos a los consumidores finales, de ahí que los precios de los bienes y servicios tendrán poca esperanza de bajar de precio en el mercado.

Una alternativa para disminuir el límite superior del costo del crédito, es modificando la fórmula para el cálculo de la tasa de usura, es decir, su reducción gradual, cosa que en varias oportunidades se ha propuesto en  el Congreso, pero los establecimiento de crédito han sacado a relucir toda su capacidad para hacer lobby y los intentos han fracasado, ya sabemos que el sistema financiero es uno de los grandes financiadores de las campañas políticas.

Cuanta falta hace en nuestro país la Banca pública de antes, que  otorgaba créditos de fomento para financiar muchas de las actividades económicas en nuestro país y que competía en franca lid con la banca privada.

SITIO WEB   :

www.economictvcolombia.blogspot.com

2 COMENTARIOS

  1. Javier, los organismos de control incluidas las superintendencias están capturadas por el sistema financiero y por los políticos, los intereses que se pagan son escandalosos, cobros por retirar tu propio dinero, ofrecen tasas de interés negativas, es decir por debajo del nivel de inflación, en fin, es necesario un cambio grande. Obviamente sin destruir el sistema, pero sí más humano. Excelente columna.

  2. Javier solo les interesa poder obtener la mayor ganancia y no dinamizar la economía cuando debería det el motor del desarrollo del país.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más articulos