Fundado el 9 de febrero de 2020
LUIS FERNANDO CARDONA
Director Fundador

ActualidadEl deporte femenino factor de unidad nacional

El deporte femenino factor de unidad nacional

El año pasado en esta columna, con el título VICISITUDES DEL FÚTBOL FEMENINO, se dio cuenta de la problemática que rondaba esta actividad, además de la apatía manifiesta y hasta grotesca de algunos dirigentes que no pretendían afincar la disciplina por la supuesta connotación de ser deporte tradicional de varones, no ser factible financiarlo por la ausencia de público, medios no dispuestos a difundir,  y a no detentar fuentes expansivas comerciales. El telón no se cerraba por cuanto los acosos atentaban la integridad y el trabajo decente de sus practicantes. En dicho escrito se reseñaron casos y hasta el desdén y maltrato de un presidente de club masculino, lo que hizo que tuviera que retractarse y pedir perdón por orden judicial de la Corte Constitucional. Con campeonatos enclenques,  disminuidos por el número  de participantes, sin claridad suficiente en los devengos de las profesionales, -se decía por esta autoría- que “ellas, con su persistencia y abnegación, han generado toda una presencia que sigue ganando espacio a pesar de las adversidades que a su lado se mueven, pero que con el beneplácito declarativo de organizaciones como FIFA y CONMEBOL se institucionaliza su cobijo, su fomento y la injerencia (aún imperceptible) en los espacios de gobernanza”. Esta integralidad anima el desarrollo de la personalidad y abre políticas de igual incursión de género en el deporte, dejando atrás infundios nacidos (como se indicaba en la nota ídem) de “percepciones socioculturales…, muchas veces provenientes de entornos familiares y educativos para desanimar las ansias competitivas”.

Empero, las cosas parecen tener un ambiente progresivo gracias a varios esfuerzos y en especial a la resiliencia de las mujeres, conscientes de su poder y de salir victoriosas en sus demostraciones que hoy reciben el aplauso por las decisiones adecuadas y los resultados a la vista. Para hablar de pasados hechos, y después de innumerables fatigas, viene a los escenarios la Liga Femenina BETPLAY con17 equipos que se realiza en el primer semestre, lanzando a los dos equipos de Cali a la Copa Conmebol Libertadores, en la que mostraron grandes tributos de efectividad y técnica a espectadores que encuentran así razones suficientes para estar en graderías, aunque el torneo del segundo semestre quedó en veremos. Los resultados destacados en recientes confrontaciones internacionales, primero en la Sub 20 y luego en la Sub 17, sirvieron de propulsores para el reconocimiento colectivo y gubernamental. Ahora surgen ideas para afianzar el devenir y práctica bajo el lema “deporte para todos”, incluyendo las damas.

Llegar por primera vez a la final de un mundial, fuera de inédito, es una proeza que desborda la emoción patriótica, siendo nuevamente el deporte la más genuina expresión de unidad nacional. Queda por fuera la polarización, el odio político y la reciedumbre del golpe bajo. Los apoyos no deben constituirse en discursos promeseros que se esfuman prontamente. Lo anunciado por la ministra del ramo debe ser palpable y rápido, lo mismo que los anuncios de las empresas que ven en estas valientes mujeres la forma de convertirlas en paradigmas para la niñez, la adultez y la juventud. Por su parte la Federación de Fútbol, la Dimayor y la Difútbol, junto con los equipos profesionales y las ligas departamentales, deben poseer más contundencia en impulsar y coadyuvar financieramente la ejecución de planes y programas, ya que esa es su misión institucional, de tal manera que sea continua, sostenible y generosa en la seguridad de crear cultura ciudadana y arraigar valores de orgullo nacional.

También  es importante resaltar el papel de los medios de comunicación que difundieron  con amplitud estas gestas creando mística en  generar afición. Asimismo, es digna de gloria  la consagración de las chicas en el Mundial de Fútbol de Sala (FUTSAL) Sub 17, que en días pasados consiguieron su mejor logro, al obtener el campeonato con arrolladoras goleadas. Estas heroínas requieren de atención para seguir creciendo en trofeos y profesionalismo.

En la nota aludida se dijo: “Es en verdad una muestra de temple en el corazón de la feminidad”.

Artículo anteriorVivir sabroso.
Artículo siguienteNo tendremos otro viaducto

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más articulos