Fundado el 9 de febrero de 2020
LUIS FERNANDO CARDONA
Director Fundador

ActualidadEl despertar de la conciencia

El despertar de la conciencia

Según la real academia de la lengua, la palabra conciencia se define como:

1- Propiedad del espíritu humano de reconocerse en sus atributos esenciales y en todas las modificaciones que en sí mismo experimenta.

2- Conocimiento interior del bien y del mal.

3- Conocimiento reflexivo de las cosas.

4- Actividad mental a la que solo puede tener acceso el propio sujeto.

5- Acto psíquico por el que un sujeto se percibe a sí mismo en el mundo.

Hasta ahí, en el papel, todo bien, pero lo más particular, es que muchas de estas definiciones están alejadas de la realidad del ser humano, quién define como conciencia aspectos y situaciones totalmente diferentes.

No vamos muy lejos, y veamos lo que actualmente está sucediendo en nuestro mundo, que es la casa de todos los seres humanos, conocido como planeta Tierra. La humanidad, en actos demenciales, porque no lo podemos calificar de otra manera, en vez de cuidarlo en todos los sentidos y ser conscientes de ello, hacemos todo lo contrario para acelerar su deterioro y paulatina destrucción.

Las cosas hay que decirlas: “no existe un ser vivo con mayor capacidad destructiva que el ser humano, por eso es el mayor depredador que existe sobre la faz de la tierra”.

Entonces ¿por qué nos sorprende tanto toda la serie de eventos que en el mundo están sucediendo? como terremotos, tsunamis, inundaciones y demás catástrofes naturales, si los únicos responsables de ello somos nosotros mismos, por no cuidar este regalo tan hermoso que es nuestro planeta… Y todavía tenemos el descaro de decir que somos conscientes de lo que hacemos y nos hacemos llamar seres civilizados.

La conciencia, ni más ni menos, comienza por casa, con nuestras actitudes hacia nosotros mismos y hacia los demás, y ello, se debe ver reflejado en todos los planos del individuo, como son el personal, familiar, social, laboral, económico, político, etc, haciendo bien la parte que nos corresponde y no esperando a que otros la hagan por nosotros.

¿Cómo se puede decir que somos conscientes? cuando conociendo cifras, hechos y viendo imágenes de lo que está sucediendo en la actualidad, nos quedamos como si nada sucediera porque como no afecta nuestros intereses entonces no es mi problema, cuando debería ser todo lo contrario.

Y es que en una sociedad enferma como la actual, donde solo priman los intereses económicos y de poder, como lo vemos día a día, todo lo demás es secundario, entonces así qué más podemos esperar.

Pues bien, ahí estamos recogiendo lo que hemos cultivado a lo largo de tanto tiempo: violencia, corrupción, desigualdad social, pobreza, pérdida de valores, indolencia, egoísmo y toda una innumerable lista de nunca acabar.

El cambio de conciencia se logra con el cambio de actitud, ojalá recapacitemos, porque ya se nos está haciendo tarde y recordemos que muchos de los daños que le hemos hecho a la naturaleza son irreversibles, y ella misma nos los va a seguir cobrando día a día, minuto a minuto y segundo a segundo.

Llama mucho la atención que los programas espaciales estén encaminados a buscar otros sitios o planetas habitables, como quien dice, consigamos para donde trastearnos porque esta casa donde vivimos actualmente se no está viniendo encima y dentro de poco nos va tocar desalojarla.

Qué triste, pero esa es la verdad. Y mientras no exista un verdadero y real despertar de la conciencia, nuestro futuro será incierto, y lo más duro de aceptar, es que el futuro de toda nuestra descendencia esta en altísimo riesgo.

Artículo anterior
Artículo siguiente

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más articulos