Fundado el 9 de febrero de 2020
LUIS FERNANDO CARDONA
Director Fundador

ActualidadEl “Encanto” del Óscar De La Academia 2022: La Película!

El “Encanto” del Óscar De La Academia 2022: La Película!

Los amantes del cine de casi todo el mundo, nos animamos a ver el pasado 27 de marzo (por televisión obviamente, pues allí en el Teatro Dolby de Los Ángeles solo caben 3.400 burgueses), esa ceremonia sofisticada en la que una organización rarísima que se llama Academia de Ciencias y Artes cinematográficas de Hollywood, entrega los premios más codiciados por la industria del séptimo arte, a lo que la misma considera lo mejor de lo mejor en todas las categorías y modalidades (que cada rato aumentan, pues esta fábrica de sueños se enriquece con frecuencia con cosas que cada vez lo hacen más indescifrable) y este año, el evento, se convirtió en una película de cuatro horas, en la que la escena principal fue una palmada de un actor negro (ganador del Óscar a mejor actor, Willie Willard Carroll Smith, Jr., nacido en Filadelfia, Pensilvania; 25 de septiembre de 1968,​ más conocido como Will Smith, cómico, rapero, productor cinematográfico y productor discográfico estadounidense, quien ha tenido éxito en sus dos facetas artísticas, siendo ganador de un Premio Óscar con dos nominaciones previas, nominado a cuatro Premios Globo de Oro y ganador de cuatro Premios Grammy.

A finales de los años 1980, alcanzó una modesta fama como rapero, con el nombre de The Fresh Prince. En 1990, su fama aumentó drásticamente, cuando protagonizó la serie de televisión The Fresh Prince of Bel-Air, que se transmitió durante más de media década (1990-1996) en la NBC y se ha retransmitido de forma permanente en diversas cadenas. A mediados de los años 1990, pasó de la televisión al cine, y actuó en numerosas películas que lograron un gran éxito de taquilla. También recibió un premio especial por su aportación a la música dentro del cine en la Gala de los Premios Principales de 2007.

Ha actuado en ocho películas que han generado más de 100 millones de dólares en taquillas estadounidenses, y a su vez, han alcanzado el número uno en su estreno. Sus películas de mayor éxito financiero han sido Bad Boys, Bad Boys 2, Bad Boys for Life, Independence Day, Hombres de negro, Hombres de negro II, Hombres de negro III, Yo, robot, En busca de la felicidad, Soy leyenda, Hancock, Wild Wild West, Enemigo público, El espantatiburones, Hitch, Siete almas, Escuadrón suicida y After Earth. También recibió elogios de la crítica por sus actuaciones en Ali, Seis grados de separación y King Richard. En 2013, adquirió los derechos para Estados Unidos del programa de televisión español El hormiguero, presentado por Pablo Motos.​

Forbes lo considera la estrella más financiable de todo el mundo, ​ a pesar de la taquilla y la decepción crítica de su película del 2013, After Earth.​De las 20 películas de ficción en las que ha actuado en todo el mundo, dieciséis han acumulado ganancias de más de $100 millones cada una, y cinco de ellas obtuvieron más de $500 millones, de los ingresos mundiales de taquilla. A partir del 2014, sus películas han recaudado $600 millones en la taquilla mundial.) en un cachete a un presentador del mismo color, (Chris Rock), salida o no del guion de la ceremonia, ocupó las primeras páginas de los diarios más importantes de todo el planeta. Para asombro de muchos, he ahí el primer Encanto.

Pero vamos por partes.

La Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas o AMPAS (Academy of Motion Picture Arts and Sciences), es una organización estadounidense creada inicialmente para promover la industria del cine en aquel país.

Fue fundada el 11 de mayo de 1927 en Los Ángeles, California.

Esta organización es mundialmente conocida por sus premios anuales a los filmes de Hollywood, popularmente conocidos como «los Óscar».

La Academia es una organización dirigida por artistas que avanza el arte y la ciencia cinematográfica. La misión de la Academia es preservar el pasado, honrar el presente y moldear el futuro del cine. Está compuesta hoy día, por más de 9,000 miembros, cuyos logros los han distinguido en la industria del cine, todos ellos profesionales del cine en sus diversas especialidades, como productores, directores, actores, guionistas, directores de fotografía y otros muchos.

Lo primero que concluimos, esta tal Academia no es una verdadera Academia, pues la definición de la misma, sin ir muy lejos, es: del latín academia, y este a su vez del griego Ακαδημία -Akademía-) un término que identifica a diversas instituciones culturales​ o educativas. El Diccionario de la lengua española la define como sociedad científica, literaria o artística establecida con autoridad pública y como establecimiento docente, público o privado, de carácter profesional, artístico, técnico, o simplemente práctico, además de identificar el término con la reunión de sus componentes (los académicos) y con el edificio que la aloja.

Y la de los premios Óscar, no hace ni lo uno ni lo otro, “espera cada año, que los más de 9.000 miembros, hayan visto todas las películas que se han realizado durante ese tiempo, las califiquen, seleccionen las que consideran son lo mejor, hagan un listado inicial de las que han de nominarse y luego, votar de manera secreta, por lo que cada uno de los mismos, considera es lo mejor en cada rama,  en cada categoría, argumentando que la calificación es hecha por grupos de expertos en cada cosa, es decir, los actores deberán evaluar a los actores, los directores a los directores, los fotógrafos a los fotógrafos y los guionistas a los guionistas, etc, etc…

Es decir, una cosa parecida a la Comisión Nacional Electoral “made in Colombia”.

Por ello casi nunca los amantes del cine serios de todas partes, los conocedores, los pilosos del gremio, los que respetamos y queremos tanto al cine, quedamos satisfechos con la mayoría de los premios que se otorgan.

Este año, y eso es lo que nos ocupa ahora, en la versión 94 de la entrega de ese muñequito dorado, codiciado, que no es de oro pero que vale lo que pesa, pues cotiza a los que lo ganan mucho más, a pesar de ser libreteado de principio a fin (por eso le pagan y muy bien, a todos los que presentan cada número del show), nos quedamos sin saber si Smith le pegó de verdad a Rock, por lo tanto que se ha dicho y los mensajes de Instagram y las redes sociales, y las disculpas y todo lo demás, o si eso era una escena dramática fríamente calculada para hacer de este show un evento digno de llenar páginas amarillas de tantos medios de comunicación internacionales, lo que  simplificó todo a eso y no más, que fue impresionantemente lamentable.

Nadie dijo por ejemplo que el Óscar a mejor actor debió haber sido para Benedict Cumberbatch por su papel extraordinario en la bella cinta (también merecedora del Óscar) “El poder del perro” y que a Penélope Cruz (“Madres paralelas”) debieron entregarle el de mejor actriz y que la de Disney no merecía el Óscar a mejor película animada, sencillamente porque “The Mitchells vs. The Machines” (de NETFLIX) es mucho más elaborada (En la entrega de los Annie 2022, “The Mitchells vs. The Machines” no derrotó a “Encanto”, sencillamente la aplastó. La película de Netflix ganó todas las categorías para las que estaba nominada: Mejor Película, Dirección, Edición, Guion, Efectos, Diseño de Producción y Doblaje. “Encanto” solo obtuvo Mejor Storyboarding, Animación de Personajes y Música, categorías en donde “The Mitchells” no era competencia, y sobre todo, porque esta hermosa película, tiene una fascinante apariencia de ser acuarelable, es decir, es una película que parece una pintura con una impecable iluminación, en la que los técnicos tuvieron que enseñarle a la computadora a pintar como una niña de 17 años  y muchas cosas más, como por ejemplo que porqué “El poder del Perro” fue nominada a 12 estatuillas y le entregaron en ese cuadrilátero, perdón, en esa ceremonia, solo unos pocos.

El Óscar a ENCANTO le sirvió a nuestro Presidente, que no sabe nada de nada y mucho menos de cine, para decir unas babosadas con las que pretendía mostrarle al mundo su amor por nuestra querida Colombia (afortunadamente no dijo que era una película colombiana).

Y una pregunta final: Qué tal que hubiese sido un actor blanco o latino o un inmigrante, el que le hubiera propinado una cachetada a Willy Smith ?

Artículo anterior¿Estamos solos?
Artículo siguiente¿Pereira, ciudad injusta?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más articulos