El Futuro del dinero ya está aquí

3
156

El futuro del dinero ya está aquí y llegó para quedarse. Pero antes de hablar del futuro del dinero, es necesario conocer el presente. El dinero es conocido por toda la civilización, pero pocos entienden los mecanismos que le dan valor. Te has preguntado ¿qué  son en realidad esos “papelitos” que usas para comprar bienes y servicios? si, son dinero, pero ¿sabes qué tipo? ¿de donde sale su valor?

En pocas palabras, las diversas monedas respaldadas por estados (dólar, euro, yuan, peso colombiano, etc) son conocidas como dinero fiat, del latín ‘fiat’ que significa ‘hágase” o “que así sea”. Se les llama así porque existen por decreto, y en últimas su valor no tiene un respaldo real, ya que el valor es atribuido por convenio, y sin un respaldo tangible. 

Para muchos es una sorpresa esto, pero desde 1971, el dinero fiat es el único que existe en el mundo, siendo Estados Unidos, bajo la administración de Richard Nixon, el último país en acabar con el patrón oro, es decir; permitir convertir directamente el dólar en cierta cantidad de oro. Esto lo hizo el país del norte, para defenderse de una guerra económica poco documentada (cómo lo son casi todas las guerras de este tipo). Entre 1965 y 1969 el presidente francés Charles de Gaulle, convirtió todos los dólares que recibía el país, en oro de la Reserva Federal estadounidense. Provocando un drástico descenso en las reservas de oro de EEUU, y a su vez un descenso en el valor e influencia del dólar a nivel global, ya que se devolvía la moneda y se cambiaba por oro. 

Es así como el dinero que hoy circula en la economía tiene un valor de mercado establecido por la imagen y estabilidad de cada gobierno, pero al final del día no tiene un valor real y tangible, y día a día pierde valor por la naturaleza inflacionaria de la economía contemporánea, esto gracias a la emisión masiva, y prácticamente ilimitada, de masa monetaria (dinero) por parte de los bancos centrales.

Este tipo de dinero se usa porque no hay otra alternativa, y ha sido ampliamente difundido a la fuerza por cada gobierno, en cada territorio, pero no ha sido una decisión que le hayan permitido tomar a las personas. Además, hoy se usa como arma de sometimiento contra los países que no se alinean a los intereses de otros; con el poder económico suficiente para desestabilizar las monedas de sus adversarios. 

Es en este contexto que nace el dinero del futuro; en el año 2008, una mente prodigiosa y anónima le regaló al mundo una alternativa al dinero fiat: el bitcoin, un tipo de dinero descentralizado, 100% digital y transmisible persona a persona, sin terceros que interfieran en la transacción, con una masa monetaria finita y limitada a 21 millones de monedas, divisible cada una en 100 millones de partes, es decir, la cantidad mínima de bitcoin que se puede tener es: 0,00000001, cantidad denominada Satoshi, en honor a su creador, conocido con el seudónimo de Satoshi Nakamoto. Si bien, es un dinero fiat en su esencia de ser respaldado por la confianza. Esta vez hablamos de confiar en un algoritmo incorruptible, y en una cantidad finita de monedas que le otorgan propiedades anti-inflacionarias a esta forma de representar el valor. 

El bitcoin, representa un antes y un después en la economía, y por ende, en la humanidad. Esto gracias a la tecnología que hace posible su existencia: blockchain, en español: cadena de bloques. Esta tecnología es la ‘columna vertebral’ del bitcoin.

La blockchain, en pocas palabras y sin entrar en muchos detalles técnicos, es la primera base de datos descentralizada, que hace imposible la manipulación de los datos, una vez son escritos. Otorgando propiedades de inmutabilidad a la información almacenada allí (en la blockchain). Una propiedad crucial si lo que se pretende es almacenar y transferir valor.  

Hay que resaltar que esta tecnología fue literalmente regalada a la humanidad, toda vez que el código de bitcoin es abierto, lo que posibilita que todos aquellos con capacidad de crear y entender código, puedan auditar la seguridad del sistema de manera transparente. El propio Satoshi respondió así a una pregunta realizada por un usuario, el 10 de diciembre del 2009, en el foro Bitcointalk: 

«He visto que el código fuente de bitcoin está abierto para todos. ¿Puede ser esto un peligro real? Si se manipula el código, las personas pueden crear más bitcoins que otros, ¿no? Esto sería una fuga masiva de seguridad».

Ese mismo día, Satoshi Nakamoto respondió:

«No, los otros nodos no aceptarán eso. Ser de código abierto significa que cualquiera puede revisar el código de forma independiente. Si fuera de código cerrado, nadie podría verificar la seguridad. Creo que es esencial que un programa de esta naturaleza sea de código abierto».

Ahora bien, muchos se preguntan ¿cuánto vale un bitcoin? esta pregunta nos puede distorsionar el verdadero valor de lo que tenemos enfrente. Representar su valor en otras monedas es perfectamente plausible (al momento de escribir este artículo, vale $22.640 dólares), pero el verdadero valor de un bitcoin va mucho más allá de su representación en dólares o euros. ¿Cuánto vale un dólar por ejemplo? un dolar vale un dolar, que es igual a la confianza que tienes en la reserva federal de EEUU, que es tan federal como Federal Express. Así mismo, un bitcoin, vale un bitcoin que es la confianza que depositamos en un algoritmo incorruptible, por eso ha llegado a valer setenta mil dólares la unidad (noviembre 10 de 2021). 

No es la intención de este artículo que salga a meter todos sus ahorros en bitcoin, esto no es una invitación a invertir; de nuevo: el verdadero valor del bitcoin está en su carácter liberador de la economía. Es el primer tipo de dinero que no depende de ningún gobierno, y que le permite mover valor a las personas sin importar su posición geográfica, situación migratoria ni condición social. Es la moneda nativa del internet, convirtiendo a la red de redes, ahora sí, en una aldea global en donde el valor y el conocimiento se pueden mover sin fronteras. 

El bitcoin es una propuesta económica revolucionaria, que le permite al mundo prescindir de los bancos para mover y almacenar valor, y serán estos mismos los encargados de impulsar una cruenta guerra ideológica contra la primera moneda descentralizada del mundo, así que no se aterre usted con toda la desinformación que está circulando y va a circular en torno al bitcoin, porque le harán creer que un sistema con este nivel de transparencia y agilidad es malo para la economía, para evitar la amenaza que supone el bitcoin a la hegemonía bancaria. 

También se perfila como la moneda del futuro, porque al no ser controlada por ningún estado, no puede ser usada como arma, ni como herramienta de control sobre la riqueza de los ciudadanos. Un ejemplo práctico se puede ver con el actual conflicto entre Rusia y Ucrania, dos países enfrentados por diferencias políticas, con la población en medio sufriendo masacres de ambos bandos. Conozco el caso de un estudiante colombiano que está haciendo un doctorado en Rusia, y su familia quiso enviarle un regalo en navidad, pero por los bloqueos económicos que está enfrentando Rusia, les era imposible enviarle dinero por cualquier medio. Y aquí es donde se evidencia el enorme poder que se puede ejercer con el dinero fiat respaldado por estados: este colombiano en Rusia, sin tomar partido en la guerra, se ve limitado para recibir un regalo de su familia por el sólo hecho de estar parado en un país que sufre un bloqueo económico. No es cuestión de si el bloqueo está justificado o no, es el hecho de que alguien que no tiene nada que ver con la guerra, se ve afectado por el sólo hecho de estar pisando ese territorio en estos momentos. Al final, sus familiares enviaron este regalo usando bitcoin, haciendo uso de su soberanía como personas y de esta moneda alejada de la manipulación de los estados. 

Finalmente, el bitcoin llegó para quedarse y convertirse en el dinero del futuro, sin embargo, no va ser un camino fácil. Falta ver qué estrategias van a desplegar los bancos a través de los estados que ya tienen cooptados para resistirse al avance económico del siglo, lo que sí se sabe con seguridad, es que no se van a quedar de brazos cruzados mientras el bitcoin le devuelve la soberanía sobre la riqueza a las personas. 

3 COMENTARIOS

  1. Respetado Columnista:
    Gracias, por la pedagogía para acercarnos a este tema actual, pero que genera desconfianza entre nosotros , ( el común de las personas).
    Un acercamiento desde el conocimiento.

  2. Interesante artículo Steven. En cuanto a lo que mencionas al principio sobre lo que es un billete en si, nada más cierto que la profunda confianza que cada uno tiene en ello; nadie se detendría a pensar o a dudar mirando un billete y preguntándose «realmente vale lo que dice aquí?», y nunca se hará esa pregunta, pues antes de que tenga la respuesta es billete se habrá transformado en algún bien o servicio que esa persona busca.
    De otra parte, el dinero en efecto es un simple papel sujeto al manejo político de un pais o de una potencia. Un caso crítico y muy dramatico es el de Venezuela. En cuestión de meses un billete de 100 bolívares que era equivalente a un dolar en un momento dado, pasó a valer menos que un céntimo de dólar; tan así será que los mismos venezolanos usaban esos billetes para hacer artesanías, pués no les servía par nada más.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí