El idioma español, un rico sancocho

0
174

Por: Jerson Andrés Ledesma Valencia

Dicen por ahí que el idioma español es como el sancocho de las abuelas, tiene de todo, pero con una sazón propia encantadora. Es decir, sus ingredientes vienen siendo: galicismos, arabismos, indigenismos, catalanismos, contiene raíces griegas y latinas que dan muestra de esa huella histórica en lo más hondo de sus palabras.

Una muestra de ese rico contenido es la palabra ojalá, según el diccionario etimológico de Chile traduce al español si Dios quisiera; es frecuente percibir en el uso la variante si Dios quiere. Otro término interesante es erepa, un préstamo del dialecto indígena cunamagoto que significa maíz,  pero que para los usuarios de estas tierras determinó en la variante arepa.

La gastronomía francesa también ha tenido una fuerte influencia, por ejemplo, croisant que significa media luna, aquí la adaptación fue morfológica y fonética: croasán, también es posible encontrar gourmet, filete, champaña, tarta, entre otros. Ahora bien, en los últimos años una de las lenguas que mayores aportes hace a la estructura del español es el inglés, aún hay usuarios que desconocen la transformación en bluyin, yip, trailer, reality show, incluso es usual encontrar ciertas confusiones ortográficas en algunos avisos: garage en servicio. ¿Cuándo es necesario emplear un extranjerismo? Podría pensarse que el préstamo se justifica cuando no se halla una correspondencia entre el significado de la expresión y la intención de quien comunica, en otras palabras, en español no hay cómo expresar lo que se siente o resulta insuficiente el acto comunicativo.

Por el contrario, emplear reemplazos innecesarios impacta negativamente la lengua materna. Asimismo, parte de ese lexicón proviene de los avances de la tecnologías y las comunicaciones; día a día se observa con fuerza chat, hipervinculo, whatsapp, community manager, banner, entre otros, mientras otras palabras entran en desuso.

Para terminar, una reflexión de Carlos Prieto en su libro Cinco mil años de palabras, “la lengua es una especie de vehículo mágico que mantiene vivo lo que pensaron muchos de nuestros antepasados hace milenios de años”, no cabe duda, el español es el vehículo que nos trajo la historia, un rico sancocho con todos los ingredientes.

Deja tu comentario

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí