El Opinadero, cinco meses.

Editorial.-

Cansados y dolidos por los estragos que las interminables guerras han generado en el pueblo colombiano, nos llegamos a preguntar alguna vez: Qué ocurriría si…

…¿Qué ocurriría si todos los que piensan diferente pudieran sentarse a la mesa a dialogar; si aquellos que profesan credos distintos y aún quienes no tienen creencia alguna, pudieran mirarse a la cara con respeto; o si: negros, blancos y mestizos se sentaran a hablar de aquello que los une; ¿O si feministas y machistas se desprendieran de sus prejuicios y se hablaran cara a cara?  Con una sola condición, el respeto al derecho ajeno.  Se ha preguntado usted, qué consecuencias le traería a esta patria sufrida y desgarrada si tanta verborrea que hasta hoy nos distanció la dejáramos de lado y nos pusiéramos de acuerdo -como lo dijo en su momento Álvaro Gómez Hurtado- solamente, “en lo fundamental”.

¿Si se pudiera hablar con libertad en esta Colombia que se desangra porque cada quien tiene una visión distinta de país y todos quieren imponer su particular pensamiento y concepción?

Este sueño, el de la sana convivencia entre compatriotas colombianos, no es nuevo; fue también el mismo de Bolívar cuando dijo en su última proclama:  ”¡Colombianos! Mis últimos votos son por la felicidad de la patria. Si mi muerte contribuye para que cesen los partidos y se consolide la unión, yo bajaré tranquilo al sepulcro.”  Y el mismo de muchos presidentes de la República que en los últimos cincuenta años, a veces con mayor o menor éxito, lucharon por consolidar acuerdos de paz con la guerrilla. 

Lo novedoso, o distinto, es que nosotros creemos ciegamente en romper el paradigma de esta torre de babel que nos ha condenado a vivir cien años de olvido y soledad.

Es en ese contexto, que el 9 de febrero de 2020 le dimos vida a El Opinadero, plataforma digital que busca reunir virtualmente, las voces más diversas, para que se expresen y se escuchen -gracias a  la tecnología digital- de manera sincera y respetuosa, los pensamientos, armoniosos o contrastantes, de destacados líderes de opinión de la ciudad, la región y el país.

Hoy hace cinco meses mediante el eslogan de:  “Todos cabemos aquí” formulamos una promesa de valor: ser garantes y promotores de la Libertad de Expresión al estilo volteriano, valga decir, defendiendo el derecho de los demás a expresarla, aunque esa “verdad” difiera rotundamente de la nuestra.

Desde entonces estamos creciendo en lecturabilidad, en número columnistas, en calidad de los escritos, en la interacción con nuestra audiencia y en credibilidad, en una sociedad que demanda orientación.

El encierro obligatorio, que se le debe a la pandemia, nos lleva a navegar en la misma dirección, a consolidar El Opinadero como el foro que se transforma en faro del libre pensamiento, un compromiso que renovamos diariamente en cada nota publicada.

Julio 9 2020.

4 COMENTARIOS

  1. Bravo, ese bebė esta creciendo bastante fortalecido. Con ideas claras de reconciliación, respeto y sobre todo libertad de expresión.

  2. Señor Director: gratas palabras en su editorial, cuando invita a la reconciliación, al diálogo, a la construcción de nuevas actitudes y narrativas, al acercamiento con respeto y valor por comprender que somos únicos y diferentes.
    Aplaudir la propuesta de misión , vision y filosofía de este medio hacia la libre expresión, que se refleja en excelentes editoriales, columnistas , y comentaristas.

Deja tu comentario

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí