Fundado el 9 de febrero de 2020
LUIS FERNANDO CARDONA
Director Fundador

ÉTICAEl severo impacto del "bullying"

El severo impacto del «bullying»

Por: RICARDO TRIBIN ACOSTA

Buscando en el internet algunos conceptos acerca de lo que significa este término relacionado con el abuso a otros en su entorno social adolescente, me encontré con una respuesta que me pareció contundente. Ella dice «la intimidación es un acto de conducta agresiva, esta se repite con el fin de hacer daño deliberadamente a otra persona; puede ser de manera física o mental. El acoso se caracteriza en un individuo por comportarse de una determinada manera en el que se desea ganar poder sobre otra persona.


El «bullying» puede tener como autores tanto a individuos como a grupos. Se caracteriza por un proceder sistemático y estratégico. Suele extenderse por un periodo más o menos prolongado. El «bullying» es un proceso de represión de problemas. Sus víctimas se sienten en desventaja y se consideran las culpables de la situación. Puede tener lugar tanto de forma directa como indirecta (a través de agresiones físicas o psíquicas, o de intriga).‏ Acechar y espiar en el camino de la escuela a casa, perseguir, echar, dar puños o codazos, empujar y dar palizas. Marginarlos de la comunidad escolar o clase. Inventar rumores y mentiras.

Juego sucio en el deporte y tender trampas. Reírse del otro, hacer comentarios hirientes sobre él. Burlarse, mofarse continuamente, tratar con sobrenombres. Tipos de «bullying» Físico: empujones, patadas, agresiones con objetos, etc. Se da con más frecuencia en primaria que en secundaria. Verbal: insultos, menosprecios en público, resaltar defectos físicos, etc. Es el más habitual. Psicológico: minan la autoestima del individuo y fomentan su sensación de temor. Social: pretende aislar al joven del resto del grupo y compañeros».

Vaya, vaya, me dije para mis adentros, parece que esto de nuevo no tiene nada, excepto que apenas hasta ahora se le está presentando la debida denuncia. Y es que aquello, que en mis épocas de muchacho conocí, en el que los más fuertes le pegaban a los más débiles, y en la que se obligaba a los pequeños a hacer lo que no querían, e incluso se les asignaban nombres tales como » La llorona Miriam; El orejón visco; La pecosa Teresa, La gorda Maruja, etc., hoy toma vigencia ante el repudio de una sociedad que ojala dé al traste con estos abusos que incluso han cobrado la vida de víctimas inocentes, las que en el desespero, han tomado la triste decisión de hasta despojarse de ella. No al abuso y si a la libertad para ser cada uno como cada cual es. 

1 COMENTARIO

  1. Apreciado doctor Tribin, con todo respeto me parece que su columna se quedó corta, no solamente el bullyng afecta a los niños, jóvenes y adolescentes. Muchos que corresponden a esta franja se convierten en victimarios de aquellos adultos que por circunstancias nos toca compartir escenarios, bien sea educativos o laborales, pues al parecer no convienen con que a nuestra edad queramos seguir siendo productivos. Muchas gracias.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más articulos