Fundado el 9 de febrero de 2020
LUIS FERNANDO CARDONA
Director Fundador

ActualidadEl silencio es clamoroso

El silencio es clamoroso

ESCAMPAVÍA

         Cuando se ventilaba en el Congreso el juicio al presidente Samper, dada mi condición de presidente del Senado, ente al que le correspondería actuar de juez; recibí, de un entrañable amigo, una escueta nota que decía: “tu silencio es clamoroso”; reclamo improcedente puesto que nos generaría inhabilidades por indebida participación en el proceso.

         La Veeduría para Autopistas del Café, oída la presentación del proyecto IP CONEXIÓN CENTRO, objetamos prorrogar por treinta años el cobro de los peajes en el Eje Cafetero, entre otras por las siguientes razones:

         1.- La IP carece de unidad de materia vial; es necesario consultar al honorable Consejo de Estado, dado el pronunciamiento que la misma corporación ha hecho sobre concesiones y sus limitaciones.

         2.- Una segunda calzada para la vía La Paila- Calarcá, es de vital importancia para Colombia. De esta necesidad hacen uso las Autopistas del Café para ofrecer a la nación descargarla de sus obligaciones, cuando es obvio que quien lo usa lo pague, incluida la nación que, como lo está haciendo en otras concesiones, tiene que aportar para el cierre financiero.

         3.- Si bien la vía propuesta es de interés nacional, no lo son menos las carreteras que son el eje vertebral del Eje Cafetero.

         4.- A Risaralda y a Pereira le ofrecen construir 8 kilómetros de una segunda calzada desde donde termina la doble vía que nos une con Armenia hasta el cruce con el corregimiento de Arabia; una puerta en la mitad del potrero.

         5.- Acorde con ley vigente, por lo menos el 50% del producido por los peajes se tiene que invertir en el departamento donde se recauda.

6.- La escasa información financiera, nos permite opinar que, el 80% de la inversión se realizaría en donde se recauda el 20% de los dineros, razón suficiente para solicitar su retiro y reformulación.

7.- Es prioritario sacar el tráfico de las vías arterias que unen Pereira y Dosquebradas, la alternativa Variante Oriental, prevista desde hace décadas, es la única que atiende a la saturación que produce el trancón en el eje vial Pereira-Dosquebradas.

 8.- Es necesario construir la ampliación del trayecto desde donde termina la doble calzada que nos une con Armenia no solo hasta donde se propone,  sino hasta empalmar con la red vial intermunicipal; también es urgente mejorar el acceso a Pereira desde donde se genera la congestión, el sitio Punto Treinta, hasta el Terminal de Transportes, obra que nos deben desde hace treinta años.

         9.- Somos nosotros quienes tenemos que saber para dónde vamos y conocido esto formular alternativas para su solución, la cual no descarta las opciones privadas, dentro de rangos razonables de rentabilidad; la experiencia nos muestra que los privados también fracasan puesto que son susceptibles a la corrupción y a los colapsos financieros y finalmente resolver los problemas del Eje Cafetero no son prioridades ni del grupo antioqueño, ni de los banqueros australianos.

         10.- Respetamos la posiciones que han expresado los representantes gremiales, ese es su oficio, pero su criterio está limitado cuando lo privado discrepa con lo público; por lo tanto no tienen derecho de abrogarse la vocería de la comunidad.

         11.- ODINSA ha participado en la concesión Autopistas del Café, adjudicada “a dedo” hace tres décadas y como novedad ofrece el respaldo financiero del banco australiano Macquarie; esa experiencia resultó en un contrato ejecutado incompleto, algo que no se debería repetir y para ello debemos propiciar alternativas tanto públicas como privadas que favorezcan a la ingeniería regional y atienda a nuestras urgencias.

         12.- No encontramos sustento alguno para afirmar que la propuesta es buena, quienes lo hacen le están prestando un servicio a quienes quieren prolongar por otra generación un negocio extraordinario, que hipoteca, sin redención posible, por treinta años, nuestro desarrollo; lo que mal comienza, mal termina. Se hace indispensable una formulación nueva y equitativa.

         13.- Quienes elegimos para que nos gobiernen y representen, tienen la obligación de planificar el uso del  territorio y de los recursos que aquí se generan; las decisiones vitales para nuestra sociedad no pueden ser tomadas, como se está haciendo, por representantes gremiales y de la sociedad civil, quienes de esta manera, hipotecan lo que no les pertenece.

         14.- Finalmente es clamoroso el silencio de los gobernantes y representantes ante las corporaciones públicas; solo el alcalde electo de Pereira, quien envió delegados y el nuevo gobernador de Caldas, se han hecho manifestado para decir, obras si, pero así no.

Artículo anterior
Artículo siguiente

3 COMENTARIOS

  1. Ante la estafa de Autopistas del Café, solo a Pereira la dejaron embotellada, debemos exigir doble calzada Punto Treinta terminal y Variante Oriental.

  2. Es el momento crucial para pensar, exigir e implementar de manera integral el desarrollo integral, equitativa y sostenible del eje cafetero con la participación de todos los estamentos políticos con verdaderas políticas de desarrollo, técnicos con soportes y estudios de viabilidad en los diferentes proyectos de manera articulada, ambientales y sociales en pro del bienestar social para propios y extraños a través de las buenas gestiones oportunas para el logro de los objetivos propuestos. Es hora de actuar con sensatez y responsabilidad social para hacer del eje cafetero una zona de atracción turística y de inversionistas, teniendo en cuenta que está dentro del Triángulo de Oro de Colombia de gran connotación para el desarrollo del País.

  3. Buena oportunidad para que las tres CAR del eje cafetero, como principales autoridades ambientales y representantes del SINA, midan el impacto negativo de incumplimiento del concesionario y calculen el PASIVO AMBIENTAL causado al territorio con la excesiva carga vehicular al que someten a sus pobladores deteriorando ecosistemas que rodean centros urbanos densamente ocupados. Y eso sin contar los muertos por accidentes viales(peatones y conductores) debido a un tráfico que supera la capacidad de una infraestructura construida con errores en su diseño y trazado. Por este incumplimiento y sus nefastas consecuencias, alguien tendrá que responder.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más articulos