El túnel de La Línea

0
145

Por Fabio Olmedo Palacio

Uno de los grandes y viejos anhelos de los Colombianos y en especial de los quindianos y Tolimenses, de atravesar la Cordillera Central, comienza a convertirse en una hermosa realidad. El próximo mes de septiembre, después de muchas promesas incumplidas, el presidente Duque entregará e inaugurará el primer tramo de una de las obras más importantes de la infraestructura Colombiana, dando al servicio la primera parte de esta megaobra: el túnel central con una longitud de 8.9 kilómetros, uno de los más largos de Latinoamérica, 5 viaductos, 3 túneles adicionales cortos, 2 intercambiadores viales y 13.5 kilómetros en doble calzada.

Esta parte tiene una repercusión enorme por ser la mas compleja de la obra, que además de reducir el trayecto sustancialmente, va a evitar trancones, salvar vidas por los accidentes que constantemente se presentan en la vía. Paralelamente, el resto del proyecto Calarcá- Cajamarca, se trabaja sin descanso, para que en abril del 2021 se entregue el resto de la obra, que comprende además de lo anterior, 25 túneles, 31 viaductos, 3 intercambiadores viales y 31 kilómetros en doble calzada.   En igual forma, la concesión Ibagué-Cajamarca, continúa a buen ritmo con las obras que ya se ven a lo largo y ancho del trayecto.

Luego de la inauguración del túnel de La Línea y los obras complementarias en el mes de septiembre, las carreteras conexión Pacifico- Bogotá, Pacifico- Atlántico, Pacifico- Orinoquia, quedarán en doble calzada entre el Pacifico y todos los corredores viales, a excepción del tramo Calarcá- La paila, por lo que generaría un gran cuello de botella y trancones, para lo cual es indispensable la construcción de la doble calzada, Calarcá- La paila, así como comunicar dicho tramo con la doble calzada a Pereira (vía Chaguala) para evitar el embotellamiento, dado que pasarán más de 27.000 vehículos por día en promedio (unos 5 vehículos por minuto y hasta 10 por minuto en hora pico).

Me puse en la tarea de investigar cómo se soluciona este problema, y no esperar nuevamente 50 años, encontrando con grata sorpresa, que la firma Autopistas Bicentenario, tiene radicada hace más de 2 años, ante la ANI, una alianza publico privada (APP) para esta construcción, que consiste en el desdoblamiento de la calzada existente, por lo que la afectación ambiental es mínima, la construcción tomaría 3 años y la doble calzada estaría en operación a finales del 2024.

Esta propuesta, está en espera su aprobación en pre factibilidad y lista para iniciar factibilidad, en esta APP incluye el conector a Chaguala, para interconectar el túnel de La Línea con Pereira, igual que los conectores a Montenegro, Armenia, aeropuerto, Caicedonia, así como la variante Calarcá. Revisando el trazado, además de una vía muy moderna, encontré para destacar, el viaducto la Y-El Caimo, evitando el paso por Balboa, al igual que el interconector Club Campestre, para organizar a través de puentes y deprimidos el trafico con La Tebaida, el aeropuerto internacional El Edén, la zona franca y Armenia. Lo mismo que el interconector de la variante municipio de La Tebaida.

Quiero desde esta columna de opinión, pedirle a todas las fuerzas vivas del Quindío, Valle y Tolima, que a nombre de los colombianos, le solicitemos  al presidente,  nos de la noticia de la aprobación a la pre factibilidad de la alianza público privada (APP),  radicada por Autopistas Bicentenario, para contribuir con esto a solucionar de una vez por todas la problemática de este corredor vial,  vital para el desarrollo del país. En igual forma le estaría entregando soluciones reales a dos de las regiones con mayor desempleo en el país, Quindío y Tolima, reactivando a través del gasto público la economía nacional, ESTE ES EL CAMINO.

Deja tu comentario

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí