Fundado el 9 de febrero de 2020
LUIS FERNANDO CARDONA
Director Fundador

PolíticaEl vuelo de un sueño – ESCAMPAVIA

El vuelo de un sueño – ESCAMPAVIA

Por JUAN GUILLERMO ANGEL MEJÍA

Para probar el acceso y salida de las cabinas en la estación Olaya, se realizaron unas pruebas que resultaron exitosas, primer paso de los muchos que faltan para terminar.

Se anuncia para el primer trimestre del año  2021 la puesta en funcionamiento del cable El Picacho de Medellín, proyecto que se ha desarrollado al mismo tiempo que el de Pereira, obra con la cual se puede comparar de la siguiente manera: 1.-  El cable de Medellín tiene una longitud de 2.4 kilómetros mientras que el de Pereira es más largo puesto que recorre 3.4 kilómetros, 2.- Los dos cuentan con cuatro estaciones, 3.- El de Antioquia se presenta al concejo de la capital de Antioquia en junio del año 2.016, mientras que el Megacable lo aprueba en el concejo de la ciudad de Pereira en mayo del 2.017 es decir un año y dos meses después del ya mencionado del Picacho, 4.- El costo estimado del proyecto de Medellín era de $ 220.000 millones, solo para el cable, sin incluir los predios que era necesario adquirir, mientras que el estimado de Pereira es de $ 130.000 millones, incluyendo el precio de los predios, 5.- El de Medellín recibió recursos del presupuesto nacional mientras que el de Pereira solo fue apoyado por la gobernación de Risaralda en cuantía de $ 10.000 millones, 6.- El cable ce Medellín fue empalmado el mes pasado, al mismo tiempo que se empalmara el de Pereira, 7.- Los dos cables anuncian su puesta en marcha para el primer trimestre del 2.021.

Ante la sorpresa de la ciudad al ver en el cielo una cabina se han dado múltiples reacciones de alegría, la mayoría de ellas felicitando a los actores que han hecho posible este avance y aporte a la comunidad pereirana pero no falta “la cobarde envidia”, al mismo tiempo otros, muy pocos afortunadamente, se pronuncian de manera grosera y hostil, vaticinado lo peor y atacando lo que ya es una realidad palpable.

El Megacable no se ha hecho solito, ha requerido del esfuerzo de centenares de trabajadores, de decenas de ingenieros, arquitectos, abogados, urbanistas, economistas, expertos en desarrollo social y comunitarios, concejales, diputados, alcaldes, gobernadores, de muchos funcionarios públicos y  dirigentes cívicos quienes han trabajado sin descanso por ya casi tres años, venciendo dificultades técnicas, de terrenos, sociales, de enemigos acérrimos quienes han utilizado todas las estrategias jurídicas y finalmente los ataques políticos que no son de poca monta.

Las góndolas están colgadas a un cable transportador de la misma marca y especificaciones de los que se utilizan desde hace años en Medellín, Cali y Manizales, las estaciones se construyeron con un criterio minimalista, es decir utilizando los menores espacios posibles a diferencia de los de Medellín que tienen desarrollos comerciales y sociales lo que por supuesto implicó una mayor inversión, el cable de Pereira se diseñó, en su fases uno y dos, pensando en la mayor eficiencia en el uso del suelo minimizando los predios a comprar por profesionales de la ciudad, adscritos a la Secretaría de Infraestructura, lo que significó un ahorro de más de $10.000 millones y contamos con el apoyo de algunos propietarios de manera desinteresada.

Debo reconocer el empeño en cumplir su palabra del alcalde Gallo quien hacía seguimiento diario a la obra, y del alcalde Maya quien no la ha dejado tirada, al gobernador Salazar, a los secretarios de Infraestructura de Pereira, a la oficina jurídica del municipio y de manera muy especial debo reconocer los enormes esfuerzos del equipo asesor compuesto por una docena de técnicos y profesionales quienes conmigo han trabajado sin medir ni tiempos ni distancias, sin arredrarse ante los embates de los adversarios, a las vicisitudes de la plaga, a las dificultades que resultan del centralismo displicente. También tienen su “cuarto de espadas” los funcionarios de Megabus,  los transportadores de Pereira que incluso se ofrecieron a operar el sistema, los directos responsables:  Poma y a su sufrido gerente francés quien ha debido asumir tareas que no estaban en su presupuesto por la deserción e incumplimiento de los socios nacionales y por supuesto a la interventoría que como decía el Cofrade “no ha tragado entero”, a  FINDETER que creyó en Pereira y a la UTP y a su Jardín Botánico gracias a todos, sin olvidar  a los críticos de buena fe que nos han ayudado llamando la atención y a los que han vigilado la obra al detalle, todos han hecho posible el vuelo de un sueño.     

Artículo anteriorEl dinero no da la felicidad
Artículo siguienteLa venganza de Uribe.

5 COMENTARIOS

  1. Muchísimas felicitaciones y agradecimientos por esta gran obra, necesaria para nuestra ciudad y que permitirá mejorar la calidad de vida de cientos de pereiranos. Esto es inclusión y equidad!!!

  2. Felicitaciones a Juan Guillermo Ángel por la buena dirección de tan importante obra para una ciudad pujante. Líderes así , necesitamos en toda Colombia, que bueno sería que estuvieras en la junta directiva de EPM !!!

  3. Bravoooo, por Pereira de mi alma, por un proyecto de Megacable, que hace posible aproximar al ciudadano en empresas de resurgimiento social.
    Admiración por el grupo gestor de dicha iniciativa. Resaltar la labor estratégica desarrollada por el Comunicador Social y Periodista : Luis Fernando Cardona Gutiérrez, quien en su paso por el proyecto, impulsó una serie de estrategias: comerciales, noticiosas y de impacto social para abrir el conocimiento y alma de los Pereiranos en general por tan importante obra. Ante todo las estrategias pedagógicas en colegios y universidades, en compañía de directivos y estudiantes.
    Allí radica el éxito de que el Megacable, sea admirado por la ciudadanía, como una obra propia.

  4. Buena esa Dr Juan Ángel, otro sueño puesto en marcha, ya es una realidad, y a sus detractores, les cayara la boca cuando en ese medio de transporte, se desplazarán miles de estudiantes a sus clases diarias en la UTP, y a los barrios marginales de la ciudad se les acerque justicieramente al centro de la ciudad incluyente, que los saca del aislamiento del han sido victimas.
    Hay dos clases de Rentabilidad, una es la Económica que domina a la perfección su principal contradictor ex Alcalde de pereira hace mil años.
    Y la otra es la rentabilidad Social, que para mí, es la más importante, así la desconozcan los economistas, diciendo que ese sistema es altamente deficitario y por consiguiente, un pésimo negocio.
    El Bien estar y un mejor vivir de la gente del común, no debe ser, ni depender de la rentabilidad de un modelo financiero o un plan de negocio.
    Nuevamente “ Al Árbol que no da frutos, no le tiran piedras.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más articulos