Fundado el 9 de febrero de 2020
LUIS FERNANDO CARDONA
Director Fundador

ActualidadEn la calle - SIN LIMITES

En la calle – SIN LIMITES

Por LUIS ALBERTO MARTÍNEZ

Caminando por las calles de nuestra linda Pereira, observo cómo la gente se mueve en ligeros pasos en medio de tumultuosas aglomeraciones que algunos paisanos tal vez incrédulos del mortal Covid-19, obstaculizan el paso con ocasionales reuniones de amigos, sin tapabocas, y unos con este vital elemento debajo de la barbilla, haciendo caso omiso a las medidas de bio protección impartidas por las autoridades de salubridad.

El comercio sigue su marcha, andenes atiborrados de vendedores de todo tipo de elementos que atraen al transeúnte; ellos luchan por el sustento de sus familias; la comida, el arriendo, los servicios públicos, el estudio para sus hijos, y las asfixiantes deudas no dan espera.

Los restaurantes, bares y cantinas, sitios de vida nocturna, han sufrido los más altos descalabros económicos debido a los reiterados toques de queda en horas de la noche y consecuencia de ello la más alarmante ola de desempleo que trae consigo hambre y desesperación en cientos de hogares.

Mujeres arrinconadas contra la pared, con una criatura en sus pechos y otros dos pequeños recostados a sus pies, imploran la caridad, rostros tristes, miradas melancólicas, brazos alargados y manos abiertas esperando que caigan las monedas de bondadosos y caritativos ciudadanos; algunos pasan indiferentes sin impórtales la angustia de aquellos seres que han caído en lenta agonía a pregonar su miseria.

Las calles continúan atestadas de público que siguen afrontando los más temibles ataques, los gemidos no cesan, el horizonte es oscuro, pero, aun así, la humanidad lucha en tenaz y ardoroso empeño por cristalizar sueños de un ayer lejano.

Causa tristeza ver en las calles y andenes a personas de la tercera edad en largas y lentas filas para entrar a los bancos a cobrar sus pensiones; unas veces soportando el inclemente sol, otras bajo la lluvia que baña sus afligidos cuerpos. Al interior de la entidad bancaría uno o dos cajeros despachando con lentitud pasmosa a los fatigados cristianos.

En la calle se escucha el run run político. Ya se inician las campañas para elecciones de Senado y Cámara en marzo del próximo año y también de presidente en el mes de mayo. El saludo de los políticos no va a ser de fuertes abrazos y apretones de mano como ha sido costumbre en épocas preelectorales para contagiar al pueblo de promesas, ahora es puño a puño y codo a codo.

Todos sufrimos el cruel impacto de esta tormentosa y asfixiante enfermedad, los médicos, enfermeras, auxiliares de enfermería y personal que de una u otra manera se desenvuelven en estos menesteres sufren con sus seres queridos la amenaza permanente del despiadado enemigo.

Dicen desde el gobierno central que las benditas vacunas ya vienen en camino. Esperamos que sea cuanto antes porque el número de fallecidos sigue en aumento y las UCIS están a punto de explotar.

Bueno, mientras me vacunan, sigo las instrucciones de protección; me lavo las manos con agua y jabón, me pongo el tapabocas para cubrirme la nariz y la boca y mantengo el distanciamiento social para alejarme del terrible mal.

Cuidémonos, el Covid-19 no es un cuento chino, venido de la China. Es real. Bendiciones, los queri mucho. He dicho.

Luis Alberto Martínez. LAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más articulos