Fundado el 9 de febrero de 2020
LUIS FERNANDO CARDONA
Director Fundador

ActualidadEn la industria cinematográfica la vida diaria es crear

En la industria cinematográfica la vida diaria es crear

ESTA CREACIÓN EN LOS CINES ES GENERAR RIQUEZA; UN OBJETIVO QUE LA INNOVACIÓN NUNCA SUPERARÁ

«Para que duermas bien por la noche, la estética y la calidad 

deben llevarse hasta el final».

Steve Jobs

«Si no lo amas, fracasarás».

Steve Jobs

Cuando los seres humanos son de carne y hueso con una creatividad y una sensibilidad a flor de piel es salida de otro planeta, de otro sistema planetario y nacen cada 100 años como Steve Jobs.

La creación en este fenómeno de las ciencias de la informática era un reto permanente que le traía riquezas y asimismo su propia muerte. Su ambición por la creatividad lo tenía imbuido sin darse cuenta en el negocio incalculable del intercambio, la alianza y las sociedades como estrategias de mercado como también el de la innovación con creatividad de alta conectividad y pensando en la comunicación de contenidos socialmente generosos. 

La genialidad que traía S. Jobs desde muy niño nace con su historia de vida. Un niño que es adoptado y que supera con creces esta primera experiencia y demuestra desde muy joven que los deseos y los sueños van por encima de las técnicas académicas y de organizaciones psico-rígidas; lo anterior no determina la negación de la educación sino que hay seres excepcionales como éste, que niega o es la antítesis de la misma educación, ya que se hace profesional dentro del empirismo a pesar de reconocer los avances de la ciencia y las tecnologías, que entre otras fue uno de los máximos aportantes a este gran conocimiento de innovación.

Los métodos económicos a través de las asociaciones, uniones y alianzas financieras y de inaniciones disruptivas permitieron comprender que estas historias no son repetibles sino una sola vez y que son planteadas por seres especiales que solo tienen cerebros de esta magnitud, con el afecto y el amor por las cosas que se deben realizar bien hechas con calidad y tocando la perfección.     

Para el caso de Steve Jobs y su situación de vida emocional, familiar y económica no puede ser ajena a su mente creadora y compulsiva en el desarrollo para asumir retos que simplemente lo llevan a romper paradigmas. Este hombre común y corriente en su mundo físico, con un potencial mental, es una forma de equilibrar las situaciones que le depara la vida.

La vida cuando tienen historias de manera agreste se vuelven aisladoras y socialmente pensativas en aislamiento y crear mundos paralelos que superan la ficción, pero igual de llenar vacíos psicológicos con otros aspectos que tocan los límites de la genialidad o también, tocan aspectos de la somatización que llevan a sufrir cambios mentales y también cambios internos que afectan el espíritu. 

Lo de Jobs es un momento que le despertó la opción de llenar sus vacíos cuando va a la universidad, pero igual se retira porque aparece el fenómeno del depredador interior para emprender un negocio atravesado por los deseos de ser alguien y reconocimiento así sea de su gran amigo Stephen Wozniak, quien sería también el cofundador de Apple, y que sin ningún apuro, pero si muchos tropiezos realizan y llegan a ser hombres importantes y ricos. Esta primera experiencia lo toca hasta llegar desde muy temprana edad al éxito económico y ser reconocido como hombre innovador de las ciencias tecnológicas y de aplicación y ejemplo mundial.

Los casos que cuenta la historia de sus huidas de las empresas, separaciones o terminar un emprendimiento es causa de motivos fundamentalmente económicos, pero así mismo de carácter insoportablemente mentales de sus capacidades que lo lleva como a todos los seres creativos, a tomar decisiones asertivas o desacertadas, pero lo más importante, la creatividad siempre será un garabato –scribble- que lleva a desenredar el mundo interior y a dar luces al mundo de los mortales.

El arte de la creación es un mundo que pasa por las razones del mundo exterior desde su infancia y que los motivos y experiencias vividas llevan al ser humano a detener sus cosas en momentos con serios análisis y de crisis que juzga solo la persona que lleva estas anécdotas. La creatividad son impulsos que pelean todo el día con los pensamientos económicos, sociales, humanos, políticos y sobre todo con el desespero de sacar adelante algo, sin saber desde que categoría anterior enunciada; solo se piensa con la felicidad desde lo creado como un producto cree tenerse desde su escritorio de trabajo, sin saber que existe o simplemente está copiando sin saberlo, solo queda la sensación y la conciencia tranquila que no la ha visto conscientemente pero la conoce, y, que ya planteada hay un apropiación que da un giro a su producto mismo.    

Para el caso del caso de Steve Jobs desde que comenzó a incursionar en la empresa cinematográfica para él la capacidad de competir es a través de la creatividad y la economía, es allí que “La innovación disruptiva es aquella que afecta a una industria específica provocando cambios drásticos y radicales que hacen que ciertos productos o servicios desaparezcan”. Para este magnífico ser humano existe un solo mundo el de la creatividad.

La innovación se da simultánea en procesos y productos para generar cambios paulatinos y en ascenso con impactos socioeconómicos para los consumidores.


Innovación disruptiva de bajo nivel

En primer lugar, la de bajo nivel se basa en captar la preferencia de clientes exigentes de un mercado particular. La empresa les presenta nuevas propuestas de productos que son más baratos y de más baja calidad.

Es más, esto se puede dar cuando en ese mercado existen productos que superan las expectativas de los consumidores menos exigentes. Lo que los convierte en clientes potenciales para estos nuevos productos más simples para poder utilizarlos y que resulten más baratos.

  • Innovación disruptiva en nuevos mercados

En segundo lugar, la innovación en nuevos mercados se realiza con el propósito de crear nuevos mercados, al introducir productos que logran satisfacer la necesidad de los consumidores de una manera superior. Lo que hace que algunos de los productos o servicios de las empresas líderes queden totalmente desplazados.

Construir en el pasado más reciente en el mundo del arte del cine era una hazaña de virtuosos que tenían unas conexiones y unas aptitudes que solo se hallaban en seres genios que describían la naturaleza y el mundo de los objetos con belleza, proporciones y mucha técnica; se creía que solo el arte era y pertenecía a los artistas.

Nada más falso que esa afirmación o esa creencia; hoy en el mundo contemporáneo lo más importante que el arte, es la imaginación con creatividad. Una obra es un objeto entre otros dado a la experticia con sensibilidad; es tan sólo una sustancia, donde cualquier material tratado con amor y confianza puede ser una obra de arte, un momento que une al creador y su entorno, con las ideas y el sentimiento para hablar con otro lenguaje.

Steve Jobs un empírico, que cambió todas sus herramientas por análisis, mesa llena de papeles cajas prolijas hechas al mejor estilo de tecnología, donde las mega-obras de infraestructuras pesadas se transforman en obras que mueven corazones, una estructura importante en el mundo de hoy. Componer, diseñar y construir otra clase de trabajos que prescinde de herramientas rudas por materiales generosos que solo se dan en el arte, es difícil; lo único que permanecía en su mente del ingeniero y trasmitida a sus manos, es la matemática y los cálculos para realizar composiciones de dispositivos tecnológicos para poner su mente en lo más alto, quiero decir, en los ojos de los niños y jóvenes movimiento, acción y ficción con mensajes sociales, valores perdidos y recuperación del patrimonio perdido.

La obra de Jobs es un encanto que evoca la proporción y la perfección que existía en el mundo del pasado como el arte, la ingeniería y la arquitectura, y que hoy se ha perdido por culpa del consumo y la velocidad del ser; las obras hoy son más de la experimentación rápida, sin medida ni proporción; lo meticuloso y la precisión es solo para los neurocirujanos; pero nada más preciso que un buen computador o celular, en su defecto una buena película realizada con ciencia y tecnología, es una forma distinta para hablar de perfección, o sea de neuro-arte.

La obra y su mundo actualmente tiene su sello, busca el regocijo y la tranquilidad, ya no por una remuneración en otrora de su profesión, sino por el contrario, por otra que es mucha más gratificante, la retribución de la admiración y la sonrisa de un consumidor al ver graficada una película o una acción en otra dimensión; esta propuesta de Steve Jobs ofrece a través de cada pieza una transformación del mundo del concurrente, quien la observa y juega, algo bien importante; empero, lo fundamental aquí es que por medio de estas construcciones científicas en su modulación y complejo del dintorno (espacios interiores de las formas llenos de colores y trazos que comunican un susurro de tranquilidad) sirve para transformar mentes y poner corazones de los infantes a vibrar simplicidad y perfección.

Cabe deducir que la obra a través del tiempo moldeó para dar el salto al hombre y marca naciente proyecta una nueva mirada del mundo, una dimensión que lo clasifica en un hacedor de arte, ciencia y tecnología con lenguajes ficcionarios desafiantes de una realidad que supera el mundo material, a través de movimientos económicos, ideales propios y propuestas creacionales únicas de fondo, resaltando las metodologías progresivas de un mundo natural, cosmopolita y popular.

Esta propuesta socioeconómica y de ciencia donde se congregan las artes vivas completas y las ciencias políticas, trasgredieron las fronteras de la construcción empresarial en la del arte del consumo infantil como un hecho relevante en el mundo de hoy; conectar sentidos, entre lo más sencillo con los más profundo o entablar una conversación entre los universos de la inocencia y la curiosidad, solo lo puede hacer un ingeniero de estos quilates, que construye caminos directos al espíritu así sean de imágenes. Joseph Beuys “cada hombre, un artista”.

JAMES LLANOS GOMEZ

2 COMENTARIOS

  1. Gracias James, hermano querido, por recordarnos el valor de nuestro trabajo, el arte, la pintura; por reforzar nuestras conversaciones y pensamientos sobre el gran esfuerzo de levantarnos cada día para soñar y mostrar la imagen de un mundo nuevo, de nuevos ideales y ese mundo, utópico para muchos, que no está tan lejos de nuestra realidad, que por ahora solo nosotros podemos vislumbrar… un abrazo y gracias de nuevo por levantarnos el ánimo!!!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más articulos