Fundado el 9 de febrero de 2020
LUIS FERNANDO CARDONA
Director Fundador

Actualidad¡En Pereira nos llevó el putas!

¡En Pereira nos llevó el putas!

El infame asesinato de los chimpases Pancho y Chita, se suma a los otros tantos asesinatos por causa de la violencia política en nuestro territorio. El pudrimiento del corazón de la mal llamada clase política ha sobrepasado todos los límites constitucionales, legales, morales y éticos de nuestra sociedad pereirana. 

Esta semana la Fiscalía imputó cargos en contra del cuidador de los chimpancés. Al parecer, y a la luz de las pruebas, hubo dolo y premeditación. El cuidador dejó siete de los seguros abiertos, entre cerrojos, guillotinas y puertas, lo que permitió la salida de los chimpancés de sus jaulas. 

Casi de manera inmediata, después de publicada la imputación, el senador Gallo citó a rueda de prensa, y suspicazmente preguntó frente a todas las cámaras de los medios de comunicación: «¿A quién beneficia el asesinato de los chimpancés?» 

Cualquier ciudadano desprevenido podría pensar: ¿cómo puede «beneficiarse» alguien de tan cruel asesinato? 

Amigo ciudadano, para esta clase politiquera todo vale en la lucha del poder por la Alcaldía de Pereira, nada es descabellado. 

Recordemos que el mismo día del asesinato de Pancho y Chita, el pasado 23 de julio, fue el acto rimbombante de inscripción de la candidatura de Maicol Lopera a la Alcaldía de Pereira, quien por demás es el candidato del actual alcalde Maya. 

Al día siguiente la noticia de este acto político, quedó empañada por los hechos ocurridos en el parque Ukumary. Lo que sería una fiesta para el grupo político liberal que gobierna la ciudad desde hace 8 años, se conviertió en un luto nacional, el trágico asesinato desencadenó una ola de indignación entre los amantes de los animales y la opinión pública en general.

La otra cara de la moneda la protagoniza el candidato a la Alcaldía de Pereira por el Partido de la U, Mauricio Salazar, quien actuó con rapidez y no dudó en politizar este asesinato. Pocas horas después del fatal suceso, y sin esperar al debido proceso de investigación, desplegó toda su artillería de redes sociales para atacar al parque Ukumary, y se atrevió a más, pidió públicamente la renuncia inmediata de todos, desde la Gerente del parque hasta el Alcalde Maya. 

En Pereira nos llevó el putas, porque estos dos grupos políticos, los liberales y los de la U, en sus luchas por el poder, han desgarrado el tejido social. En medio de su guerra polítiquera mal planteada, mal hecha, mal dirigida, cuya estrategia es dividir y dividirlo todo, han puesto a Pereira en un estado de emergencia; han sido incapaces – a causa de sus mezquindades, de sus pugnas, de su miserable grilla electoral, de lucha por el poder – de crear los consensos que la sociedad y nuestra ciudad necesitan para encontrar la unidad, sin la cual Pereira no tendrá salida.

En la carrera sin límites por el poder, van llevándose todo por delante, sin Dios y sin ley, en su afán de poder y de enriquecerse ilícitamente con los recursos públicos del presupuesto municipal de Pereira. 

Su capacidad de imaginación la usan para la violencia, para las armas, para la confrontación rastrera, para estrategias de desinformación y difamación. 

Yo les pregunto a Gallo, Salazar, Lopera: ¿Por qué no actúan con igual rapidez y contundencia, para denunciar la impunidad en el caso del asesinato de Lucas Villa y los demás jóvenes violentados en la protesta social, o de los que caen a diario en nuestra ciudad manos de sicarios por «ajustes de cuentas»? ¿Por qué no dicen nada frente a las 17 vidas que quedaron sepultadas en la tragedia de la avenida del río Otún en febrero del año 2022, que se pudo evitar, y en la que tienen responsabilidad los últimos tres alcaldes de Pereira por su negligencia administrativa? 

La creciente corrupción en la Alcaldía de Pereira, la complicidad institucional con el crimen y la impunidad para cometerlo, hablan de nuestro fracaso como sociedad. 

En este territorio cada ciudadano ha sido reducido a lo que el filósofo Giorgio Agamben llamó, con la palabra griega ZOE, que significa la vida no protegida, la vida de un animal, de un ser que puede ser violentado, secuestrado, vejado y asesinado impunemente. Así de vulnerable es la vida en nuestra ciudad, así estamos todos, como Pancho y Chita. 

Si no le ponemos freno democraticamente, derrotando en las urnas a estos dos grupos mal llamados políticos, definitivamente: ¡En Pereira nos llevó el putas! 

7 COMENTARIOS

  1. Al ataque de la mendacidad politiquería. Cómo frenar esas prácticas en las que venimos andando hace más de veinte años, cuando estamos practicando la filosofía del dejar hacer y dejar pasar. De mesías y milagreros está llena la politiquería.

  2. El debate esta en quien realmente protege la vida y quien no.
    Ninguno hoy nos habla con sinceridad.
    Uno por que viene de la casa que asesino a jovenes y estudiantes en el paro con la directris de «frentes comunes de defensa civil».
    Otro con la defensa de los animales en campaña, por que mientras fué concejal no tuvo la gallardía mediante argumentos sacar adelante algun proyecto o acuerdo municipal.
    Por que se ve que es un hombre sin conocimientos y altura politica.
    No hay con qué hacer un caldo.

  3. Haces lo mismo que ellos, cero propuestas, puros insultos y calumnias, se quedaron esperando la desbandada de “alternativos” que nunca llegaron, el bukele style, no les pegó.

    • Pues yo sí conozco las propuestas de Fabián Gómez y son de las mejores para esta ciudad, una cosa es que usted las desconozca y quiera defender a los politiqueros que pretenden dar de lo mismo de siempre y que parecen ser de mucho beneficio para usted. Si quiere le envío el plan de gobierno, si en verdad quiere hablar de propuestas, las cuales se integraron programáticamente con la verdadera alternativa para esta ciudad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más articulos