Fundado el 9 de febrero de 2020
LUIS FERNANDO CARDONA
Director Fundador

ActualidadError de Bancolombia lo declara Moroso

Error de Bancolombia lo declara Moroso

A este ciudadano, víctima del drama ocasionado por errores bancarios, lo convirtieron en “DEUDOR MOROSO”, no porque haya dejado de pagar sus obligaciones sino, porque algún funcionario de Bancolombia debitó equivocadamente a una cuenta cerrada y es un empleado tan inepto, descuidado y negligente que ni siquiera se enteró que esa cuenta estaba cerrada. ¿Cómo hizo para perfeccionar el débito? He ahí la magia de quienes manejan esas cuentas que, no pueden ser contadores y si lo fueran, serían contadores, pero de chistes.

Esto que les voy a contar parece un chiste, pero es verdad y está perfectamente documentado:

El cliente de Bancolombia tiene su cuenta de ahorros desde hace 18 años (noviembre de 2004) y ha tenido todo tipo de operaciones, diversos créditos directos y tarjeta de crédito con un comportamiento normal.

En cualquier momento le propusieron en su banco que aprobara para que el banco le haga débitos directos para la cancelación de sus obligaciones cada vez que estas se venzan a lo cual accedió y por varios años los pagos de sus obligaciones se hicieron mediante débito ejecutado por el banco a su cuenta de ahorros. Eso parecía normal, pero…

Un día cualquiera el BANCO SE EQUIVOCÓ, le aplicaron varios débitos a una cuenta que ya estaba cerrada, cuenta que este cliente había abierto específicamente para una campaña política. Si la cuenta hubiese estado activa, tanto el cliente como el banco se hubieran sumergido en un problema serio con la Misión de Observación Electoral MOE ya que CUENTAS CLARAS prohíbe expresamente que se hagan movimientos no autorizados en esas cuentas que están bajo su control.

La cuenta para propósito político (CORRIENTE, no de ahorros) fue abierta el 29 de agosto de 2019 y cerrada el 9 de diciembre de 2019. Dos (2) años después de cerrada esa cuenta, el 23 de diciembre 2021, algún funcionario del banco, irresponsable y descuidado aplicó los débitos, que debía debitar de la cuenta de ahorros activa, a esa cuenta cerrada y no se enteró no solo que no estaba activa, sino que no era esa la cuenta que había autorizado los débitos y que no era de ahorros sino corriente. ¿Cómo pudo haberlo hecho? Vaya usted a saber.

En los primeros días de enero 2022 comenzaron a llamar a este señor insistentemente diciéndole que es deudor moroso en Bancolombia a lo cual varias veces contestó que eso es imposible porque está firmado un convenio para que debiten de su cuenta de ahorros y ha habido fondos para cancelar. Pensó que se trataba de llamadas falsas de alguien que pretendía sacarle información.

Como fue tanta la insistencia decidió ir personalmente al banco. Acudió a la sucursal de la Plaza de Bolívar de Pereira donde le atendió un empleado quien al escucharlo decir que es imposible porque tiene acuerdo firmado para que debiten, le afirmó que ya está prohibido a los bancos debitar para abonar a créditos. Sin embargo, continuó revisando su computador y muy sorprendido, el empleado de Bancolombia, terminó diciéndole que EN EL BANCO SE PRODUJO UN ERROR porque el funcionario que aplicó esos débitos lo hizo a una cuenta equivocada. Revisó más y determinó que los débitos los hicieron a la cuenta corriente que el señor había cerrado dos años antes.  Terminó la operación, el cliente efectuó el pago y el funcionario le hizo la recomendación de que llame al banco y pida que se eleve una solicitud para que corrijan el asunto porque si no se enmienda eso puede perjudicar su situación crediticia tanto para futuros créditos en el banco como para las referencias que él pudiera requerir.

Eso hizo, llamó al banco, le explicó esta situación a quien le atendió, quedó radicado con el #8011700333 de marzo 4/2022, pero la respuesta que llegó marzo 8/2022 es terriblemente decepcionante: Reconoce que quedó claro para el banco que el débito lo realizaron a una cuenta corriente que se encontraba cancelada y no a la de ahorros que era la habilitada para esa operación, sin embargo, la respuesta es que de todos modos ha caído en mora. ¡Vaya, absurda y disparatada lógica!

Solo faltó que le digan como dicen de broma los muchachos: “Tiene razón pero va preso”.

Basándose en lo que le dijo el funcionario del banco de la sucursal plaza de Bolívar de Pereira, retomó el hábito de seguir haciendo sus pagos sin depender de los débitos, pero este noviembre 2022 estuvo fuera del país y a su regreso, el 26 procedió a pagar sus obligaciones. Al día siguiente revisando cuentas se enteró que había un desface. Abrió el “detalle de los movimientos” en la APP y descubrió que Bancolombia le había debitado el 25 de noviembre las mismas sumas que él pagó el 26. Pero lo curioso es que al hacer los débitos no quedó registrado que el saldo ya no estaba pendiente, razón por la cual terminó pagando esa cuenta duplicada.  ¿Por qué después de que el banco debitó los valores de las cuentas siguieron como NO pagadas? ¿El débito no se considera un pago? ¿A dónde van esos fondos que se debitan sin descargarse de la cuenta pendiente de pago?

Cuando el valor no ha sido pagado aparece en la APP: “Mínimo a pagar” el valor que debe, y si ya fue pagado o debitado, debe decir “Mínimo a pagar: 0”. Si el 25 de noviembre se efectuó el débito a las 8 operaciones, éstas debieron aparecer con mínimo a pagar “0” y no se hubiera duplicado el pago.

Llamó al banco a pedir no solo que se resuelva el pago duplicado (que sí se lo resolvieron), sino que revisen el problema que viene arrastrándose desde el 4 de marzo (o desde el 23 de diciembre) a lo cual agregó una carta que detalla minuciosamente toda esta historia y, sin embargo, la carta que envió de respuesta Bancolombia vuelve nuevamente a demostrar que no tienen ningún interés en resolver el problema. A pesar de que le reintegran los valores pagados por la duplicación de los pagos, no resuelven el error que se generó cuando debitaron de la cuenta equivocada y que estaba inactiva.

“Están vulnerando el derecho a mi buen nombre crediticio y me tienen pagando el error que cometió alguien de Bancolombia y no lo resuelven, no lo reparan o no lo reconocen”. Dice este ciudadano víctima del descuido o de la soberbia que les impide a los funcionarios de ese banco escuchar, leer y peor, entender.

Revisando la respuesta que el banco le envía a esta persona parece un diálogo de sordos o de locos. Da la sensación de que no tienen la voluntad de resolver el problema o de que “se están haciendo los de la oreja mocha”.

A este ciudadano se le está vulnerando su derecho constitucional a una buena reputación crediticia. Además, el banco violó las normas vigentes al aplicar unos débitos a la cuenta corriente “sin contar con la autorización correspondiente por parte del titular”(Superbancaria).

Para evitar que este caso caiga en la manida costumbre del “VENCIMIENTO DE TÉRMINOS”, este cliente de Bancolombia ha presentado el debido DERECHO DE PETICIÓN a la SUPERINTENDENCIA FINANCIERA.

Artículo anteriorGestores de paz
Artículo siguienteMetaverso y un mundo paralelo

5 COMENTARIOS

  1. Lamentablemente, y por lo general, la Superbancaria y los «defensores” de los clientes (en cada banco) fallan a favor de las entidades bancorias, y toca seguir en el círculo vicioso de las reclamaciones y la interposición de recursos.

  2. Respetado Columnista:
    Lamentable situación, la que nos expone.
    Es una constante con el sistema bancario, errores que perjudican siempre al cliente.
    Estamos ante amenaza de asalto de nuestro dinero ya no por parte de ladrones inescrupulosos, sino por parte de entidades que debieran proteger el sueldo, pensión o ahorros de sus depositantes.
    Sin control por parte de la Superintendencia.
    Desprotección total.

  3. Señor periodista: Esto que usted narra no es ninguna novedad. Bancolombia nunca acepta un error. Se creen infalibles y se viven equivocando pero nunca a favor del cliente.

    Tienen entrenados a sus empleados para que se inventen lo que sea? Por absurdo que sea, con tal de salirse con la suya. Y de soberbia y prepotencia, ni hablar, les han hecho creer que son divinas criaturas venidas del cielo

  4. Estamos expuestos, somos vulnerables, a cualquiera le puede pasar, pero lo peor es cuando el banco parece que no quiere solucionar.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más articulos