Fundado el 9 de febrero de 2020
LUIS FERNANDO CARDONA
Director Fundador

ActualidadEsa platica…, se perdió

Esa platica…, se perdió

En octubre de 2019 el Área Metropolitana Centro Occidente, AMCO, anunció que a partir del día 15 de ese mes sería operador catastral y como tal asumiría las funciones de formación, conservación y actualización de los catastros de los municipios de Dosquebradas, Pereira y La Virginia, en reemplazo y por delegación del Instituto Geográfico Agustín Codazzi, I.G.A.C.

Los funcionarios del AMCO, en la época, resaltaron que detrás había una preparación de dos años y una rigurosa inducción al personal que se encargaría de ejecutar las tareas, apoyada por del Centro de Investigación y Desarrollo en Información Geográfica del I.G.A.C., todo ello con un costo cercano a los $7.000 millones.

Sin embargo, 10 meses después la alcaldesa de Bogotá anunció, con gran despliegue mediático, la firma de un convenio con el AMCO, para que Catastro Bogotá desarrollara en nuestros municipios «los procesos de actualización, conservación y difusión catastral con enfoque multipropósito.». Aunque desde la Corporación VIGÍA Cívica pedimos una explicación pública sobre el asunto, pero ni los funcionarios del Área Metropolitana, ni los alcaldes que hacían parte de su Junta Directiva, respondieron.

Dos meses después, en octubre de 2020, encontramos un contrato mediante el cual el Instituto Agustín Codazzi apoyaría el catastro del AMCO, «disponiendo de las funcionalidades del sistema para desarrollar las actividades de gestión catastral enmarcadas en los procesos de conservación y actualización». Tampoco entonces se dieron explicaciones sobre la necesidad del contrato.

Una consecuencia de lo relatado es que hoy no sabemos cuál entidad es la responsable de las inconsistencias de la actualización catastral en la que se fundamentó el impuesto predial que ahora nos cobran, profusamente denunciadas por los damnificados.   Lo que si resulta evidente es que el fruto que están recibiendo muchos de los habitantes del Área Metropolitana, por la inversión de casi $7.000 en la preparación de la operación local del catastro multipropósito, es contraproducente, por lo que podemos concluir que esa platica se perdió.

Lo poco que se conoce sobre esa actualización catastral es que fue ejecutada por un grupo de muchachos bogotanos, que aparentemente se movieron poco de sus escritorios para obtener las cifras inconsecuentes que dejaron registradas en sus cuadros, con las que «bogotanizaron» el valor de nuestros inmuebles, con todas las consecuencias que esa elevación abrupta de los precios puede traer. También sabemos que fue necesario corregir los valores de más de 13.000 registros a los que se le había agregado un cero y por ello les aparecían cobros desmesurados.

De los hechos anotados surgen preguntas, la primera para los alcaldes de los municipios involucrados: ¿Frente a las abundantes evidencias de los groseros errores que contienen los avalúos actualizados para los predios que ya estaban incorporados y que no han modificado las construcciones que albergan, aplazarán el cobro del impuesto y exigirán al AMCO una revisión del trabajo y de los valores que arrojó? O, ¿dejaran a la comunidad librada a su suerte? con lo que solo los propietarios que tengan la capacidad de identificar los errores que les atañen y reclamarlos, tendrán alguna posibilidad de corrección para sus casos individuales.

Como un reciente concepto de la Dirección General de Apoyo Fiscal de la DIAN dice que se consideran formados los predios visitados por funcionarios del Catastro y a partir de esa visita reavaluados y, en este caso, los valores de muchos avalúos son indició de que no existieron visitas técnicas; también requerimos al AMCO para que le diga a la comunidad: ¿si tendrá como predios formados catastralmente todos aquellos cuyos avalúos incluyó en la actualización? Lo reclamamos por el temor a que, en el futuro cercano y con el pretexto de la falta de formación, los del Área Metropolitana pretendan otra trágica actualización. 

Y dos preguntas finales: ¿con qué criterio técnico el AMCO desoyó al gobierno nacional que en medio de la crisis económica que vivimos los colombianos, recomendó incrementar los avalúos catastrales solo en el 3%? O, ante la ausencia de criterio, ¿fue una decisión caprichosa?

* * * * * *

Nota del autor: EN MEMORIA

Ante la partida eterna del Periodista Mauricio Gómez Escobar, mi tributo a la memoria de quien me enseño que encontrar y mostrar las realidades diversas, más que un oficio, es una misión.

Artículo anteriorProcuraduría colonial
Artículo siguienteNo politizar a Unisarc

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más articulos