“Evolución asistida”

1
67

Por FRANCISCO ARIAS ESCUDERO, Padre Pacho

La construcción del mapa con la secuencia del ADN humano es un sueño hecho realidad para muchos científicos, pero las consecuencias posibles están dando pesadillas a los especialistas en bioética; entretanto, algunos observadores creen que las presuposiciones darwinianas están haciendo que los investigadores pongan un énfasis exagerado en los genes.

La secuencia está en una base de datos pública, que permite que los investigadores busquen todos los 80.000 a 100.000 genes-secciones del ADN que se cree que controlan el desarrollo y la operación de una célula humana típica. Los científicos usan este mapa genético para tratar de descubrir lo que hace cada gen y cómo trabaja con otros genes. Luego asocian las mutaciones en genes particulares con enfermedades específicas.

Celeste Condit, que escribe regularmente sobre ética y genética, ofrece un panorama de pesadilla a la par de las investigaciones: “exámenes genéticos prenatales de rutina, con normas estrictas para determinar cuáles bebés vivirán y cuáles morirán; la facilidad de contar con pruebas genéticas generará una especie de hipocondría pública, con temores de enfermedad muy por encima de los riesgos reales; discriminación genética, negándosele trabajos y seguros de salud a los que tienen riesgos de enfermedades serias; la clasificación de jóvenes en carreras y clases sociales basados en su «potencial genético”

Las preguntas abundan. ¿Qué tiene de malo moralmente dar a su hijo una memoria mejor? ¿Se casaría usted con una persona que tiene una propensión genética hacia el mal de Alzheimer? ¿Debería uno solicitar exámenes prenatales?

Jonathan Wells, un biólogo molecular, argumenta que hay tres factores que afectan el desarrollo: los genes, el entorno y la estructura celular. El ADN controla la producción de las proteínas que afectan el desarrollo, pero el citoesqueleto (una red de fibras microscópicas) y ciertas características de la membrana celular determinan lo que ocurre con estas proteínas después que han sido formadas.

Esto ayuda a explicar por qué, cuando los «genes de desarrollo» de una mosca de las frutas se insertan en el embrión de un ratón, sigue desarrollándose según patrones convencionales del embrión del ratón, hasta que la falta de las proteínas correctas lo matan. Sería más preciso decir que hay un programa de desarrollo escrito en la estructura de todo el huevo fertilizado, en un lenguaje que aún ignoramos en gran parte.

El concepto de que los genes controlan el desarrollo es un concepto derivado de la teoría evolucionista neodarwiniana. Los evolucionistas usan las mutaciones genéticas para explicar cómo los organismos pudieron cambiar gradualmente a lo largo del tiempo. Pero si el desarrollo involucra a todo el huevo, entonces su complejidad es una evidencia mucho más fuerte de que un Creador diseñó la vida, y ya no hablaríamos de una evolución al azar, sino de un acompañamiento inteligente y asistido, un genoma humano construido a partir de un principio creador.

Padre Pacho

1 COMENTARIO

  1. Nadie podrá con su ciencia y sus tecnologías superar la obra creadora del Gran Dios.
    Cielo y tierra pasarán más tus palabras no pasarán.
    Por encima de Díos nadie

Deja tu comentario

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí