¡Federalismo Ya!

0
18

POR HERNAN ROBERTO MENESES M

Ilustración1 Tomada de Wikipedia

Entre 1863 y 1886 estuvimos regidos por un sistema federal con 9 estados federados: Antioquia, Bolívar, Boyacá, Cauca, Cundinamarca, Magdalena, Panamá, Santander y Tolima.

Colombia debe abandonar el centralismo, por inoperante, ineficaz y fallida forma de gobierno. Mas de la mitad de Colombia no ha logrado llegar al siglo 20, el Choco, la Orinoquía, la Amazonía, y la alta Guajira son territorios desintegrados del país, sin transporte, sin los servicios básicos del Estado: Educación, Salud, Justicia. Llevamos 134 años de centralismo asfixiante. 

La destrucción de la estructura ecológica, medida en extinción de especies, reducción de bosques, contaminación de cuerpos de agua, es vergonzosa.

En el mapa vemos los cambios en nuestra estructura ecológica en los últimos 150 años.


Ilustración 2: En la imagen a la izquierda, Cobertura Vegetal en 1850, a la derecha, 2001. Tomado de La Abundancia a la escasez, G. Márquez, 2001, UN

El Sistema General de Participaciones –SGP- distribuye el 27.5% de los Ingresos Corrientes de la Nación –ICN-, cerca de 3 de 4 pesos (3:4) de los impuestos que pagamos los colombianos los decide la burocracia palaciega del presidente.

Ilustración 3: Fuente BanrepDTSER No 205 Bonet et al, 2014

Bogotá, Medellín, Cali, como territorios principales del Sistema de Ciudades (BM, 2012) albergan en sus áreas metropolitanas el 40% de la población colombiana, y concentran mas del 53% del PIB. 

Esas grandes ciudades unidas a las áreas metropolitanas de Bucaramanga, Cúcuta, Sogamoso, Tunja, Pereira, Armenia, Manizales, Ibagué, Neiva, Valledupar, Montería conforman un “Sistema de Ciudades” (estudio Banco Mundial, 2012), a partir del cual se ha estructurado la política de desarrollo urbano contenida en el Conpes 3819 y adoptada por los últimos 3 gobiernos en sus planes de desarrollo. Este conjunto de ciudades agrupa el 30% de la población y una cifra similar del PIB. Esto es, en conjunto las grandes ciudades albergan el 80% de la población y del PIB.

Estas ciudades vistas como aparatos económicos, sociales y políticos no necesitan de la tutela del centro para avanzar, al contrario, los ministerios y la bogotanización de todo lo concerniente a la periferia es un lastre para el desarrollo regional.

Los estudios de Adolfo Meisel , ex codirector del Banco de la República, y Jaime Bonet, sobre el desequilibrio regional, demuestran como el centralismo no ha contribuido a un desarrollo equilibrado de las regiones. Las diferencias del PIB per cápita tienden a mantenerse o aumentar con respecto al centro. Concluyen Meisel y Roca, “Estos hallazgos

obligan a pensar en la necesidad de establecer una política de Estado orientada a

reducir las enormes diferencias en los ingresos per cápita de sus entes territoriales.” Consultar documento.

Por qué regiones como las señaladas deben esperar autorizaciones de unos burócratas de Bogotá para decidir sobre el dragado del Puerto de Buenaventura, o sobre una estrategia de Ciencia y Tecnología para la Amazonía o el Chocó. 

Por qué el Centro decide sobre 3 de cada 4 pesos de los ingresos nacionales?

Ya llegamos a la mayoría de edad, no es necesario que un burócrata de palacio decide sobre las regiones. 

Deja tu comentario

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí