Funcionarios del Gobierno nos dejan muy mal parados en asamblea de la OEA

1
83

POR EDUARDO MONTOYA PÉREZ

La semana anterior, durante la edición 50 de la Asamblea General de la Organización de los Estados Americanos – OEA, funcionarios del Gobierno Nacional dejaron a Colombia muy mal parado frente a temas de derechos humanos, mujeres, LGBTI y enfoque interseccional.

Personajes como el embajador ante la OEA, Alejandro Ordoñez, se atrevió a negar la diversidad en las mujeres y el enfoque interseccional, lo que podría considerarse como un retroceso frente a los avances que ha tenido el país en materia de derechos de igualdad, los cuales hemos ganado a pulso y tras múltiples fallos judiciales ante la incapacidad de nuestros congresistas de legislar en favor de la población LGBTI.

¿Será que la posición de Ordoñez es la postura del Gobierno Duque? Recordemos que el exprocurador se ha mostrado siempre en contra de los derechos de las minorías; incluso, durante su permanencia en este órgano de control, promovió un discurso de odio y homofobia y enfiló  baterías para desconocer a los sectores sociales diversos del país.

Es claro que el Gobierno debería fijar una posición frente al tema. Ya hace algunos meses, el Juzgado Octavo de Bogotá falló a favor de la fundación Grupo Acción y Apoyo a Personas trans, para que el Ministerio del Interior implementara el plan de acción de la política pública LGBTI, que se había expedido en el año 2018. Ver (https://www.youtube.com/watch?v=ThJOZDWH-WQ&feature=emb_title)

El caso es que desde el mes de julio y tres meses después, no se ha quedado en nada: sólo encendieron unos motores, realizaron llamadas y reuniones virtuales y anunciaron que se comenzaría a trabajar, pero seguimos esperando que tomen las riendas, se cumpla el fallo y se realice el trabajo que se necesita.

Entre tanto, el lobby antigay sigue avanzando en los escenarios internacionales por cuenta de funcionarios que se mueven en contra de los derechos de mujeres, niños y personas de la comunidad LGBTI.

Parece que este gobierno ha tomado la decisión de alejarse de todo el mundo: No escucha las voces ni de indígenas homosexuales, tampoco de sindicalistas, mujeres, transgéneros ni de nadie. La desconexión con la ciudadanía se percibe total. Lo que si se logra ver son las inequidades y la desigualdad que aumentan en un país donde se requiere más humanidad, discursos y acciones entorno a la unidad, reconocimiento del otro y trabajar para una verdadera construcción de paz.

Dato de Cierre:

¿Vieron que el Papa Francisco en un documental dijo que «la gente homosexual tiene derecho a estar en una familia. Son hijos de Dios y tienen derecho a una familia. Nadie debería ser expulsado o sentirse miserable por ello (…) lo que tenemos que crear es una ley de unión civil. De esa manera están cubiertos legalmente. Yo defendí eso»?

Si bien esto podría ser un discurso de reconocimiento a las personas LGBTI, a mí se me pasan muchas cosas por la cabeza, entre ellas, la crítica que he realizado: “La iglesia necesita reconectarse con sus fieles; muchos de ellos, como yo, que somos católicos. Abrirse a ese discurso del amor de Dios y de su bondad infinita, reconociendo nuestra diversidad y los derechos humanos”.

Aunque cito a un apreciado amigo periodista que me dijo; “ese señor no leyó la biblia”. ¿Será que nuestras creencias nos han llevado a odiarnos tanto, que no permite ver la generosidad y la inmensidad de lo bueno que hay en los seres humanos? Si fuimos creados a imagen y semejanza de Dios, ¿por qué me siento atraído hacia los hombres desde que tengo uso de razón?

Me gustaría saber qué piensan ustedes.

1 COMENTARIO

  1. Definitivamente. El cuento aquel que se hace a mis espaldas?
    Ya esta mandado a recojer. Duque patrocina todos estos discriminativos y se hace el pendejo frente a DDHH pues no se mueve un papel de su paleria sin su consentimiento.
    O Uds. que creen?

Deja tu comentario

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí