Ganamos la batalla, pero no la guerra: El paro no se detiene aquí.

2
65

Por JESÚS ALBEIRO ZULUAGA LÓPEZ.

Cinco días de marcha inmarcesible, cinco días con sus lluviosas y calurosas tardes, cinco días con sus muertos. Tras cinco días de Paro Nacional hemos obtenido el primer logro de la lista que le debemos a Colombia ¡Bajamos la Reforma Tributaria! No fue una bondad del gobierno, no vaya a creerlo usted.

Luego de las masacres del ESMAD que empezaron en Cali el subpresidente Duque no dio su brazo a torcer y antes de bajar la Reforma militarizó medio país después de que su papá político y titiritero lo indicara en Twitter con su autoritario trino, que le valió el baneo. Este hecho: alborotar la casa y salirse por el patio, no es una decisión heroica y mucho menos voluntaria, es resultado del tesón y la tenacidad de la lucha de los colombianos. Bien sabemos que la reforma fue bajada para presentar otra, junto con más jeringazos de corrupción que le quieren meter al país.

Por eso esta noticia no es un calmante, y el cese al paro mucho menos. Podría ser una trampa y terminarían por engañarnos una vez más. Es un impulso de gran significado que confirma la palabras del caudillo Jorge Eliécer Gaitán inmortalizándole después de su muerte: “El pueblo es mayor a sus dirigentes”. Es, la bajada de la Reforma Tributaria, un motivo para seguir parando, para demostrarle a este gobierno que, citando nuevamente a nuestro mártir, no somos un grupo de siervos anónimos, sino que somos pueblo, y el gobierno debe gobernar para el pueblo y no para sí mismo. Es esta una muestra de que tenemos potestad para cambiar el país.

La horda crece. Tras cada día que pasa más gente sale a las calles. Que no se nos acabe el impulso, compatriotas; todavía nos resta tumbar la reforma al trabajo, la reforma a la salud; nos resta la destitución de las raíces de la corrupción de este pueblo, la disminución a los sueldos millonarios de los congresistas y los senadores. La casa está desordenada, mis amigos, y hasta que no expulsemos los causantes del desorden, no existirá un orden verídico.

¡El paro continúa! En las calles nos vemos.

Las opiniones aquí expresadas son responsabilidad exclusiva de sus autores y no necesariamente representan el pensamiento ni la ideología del director, quien se expresa a través de las notas editoriales.

2 COMENTARIOS

Deja tu comentario

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí