Fundado el 9 de febrero de 2020
LUIS FERNANDO CARDONA
Director Fundador

ActualidadGobernar ¿para quién?

Gobernar ¿para quién?

Con excepción del presidente Gustavo Petro, todos los demás presidentes de la vida republicana del país, o han sido empleados de alguno de los grupos económicos, o declinaron la defensa de los intereses económicos del país para ponerlos al servicio de sus verdaderos dueños. Aunque el expresidente Enrique  Olaya Herrera (1930-1934) quien fuera el primero del período conocido como república liberal (1930-1939), luego de la hegemonía conservadora (1886-1930), gobernó con un programa social  impulsando reformas laborales en beneficio de los sectores populares, logró un gobierno de mayorías. En el entendido de que Colombia al igual que Guatemala han sido gobernadas y administradas por unos pocos grupos económicos, es apenas natural que la elección de un presidente por fuera del establecimiento que nunca ha sido afín a sus intereses, causen el ruido y las molestias suficientes  a unas minorías que aún no pasan la resaca de verse excluidas de una serie de privilegios, es normal que direccionen la atención a hacer una oposición inclemente buscando inclusive desestabilizar el país, y que el gobierno Petro no pueda terminar su periodo constitucional (2022-2026).

Todo obedece a que el pueblo colombiano quería un cambio, un aire nuevo, que le diera esperanzas de mejorar sus condiciones de vida, en el que se vieran reflejados sus intereses, y ese cambio no podía ser con exfuncionarios de los grupos económicos GEA, Nutresa, Gilinski, como ocurrió con la elección de Petro por fuera de ese esquema. Petro prometió gobernar para todos los colombianos y no solo para un pequeño sector de la sociedad; es lo que está sucediendo cuando trata de impulsar reformas como la de la salud, laboral, pensional y educativa, todas con un gran sello social y en beneficio de los más vulnerables que son los que siempre han estado marginados de las políticas públicas del Estado.

Hoy cuando se hacen nombramientos en altos cargos con personas ajenas a las élites, los grandes medios de comunicación dan por hecho un desastre sobre determinada entidad. Hay que recordar que al presidente electo le está permitido nombrar sus funcionarios entre los más capaces, idóneos y leales, para tramitar las grandes reformas sociales que se requieren para hacer de Colombia un país más justo y equitativo. Por eso es entendible  que cuando un grupo económico no es consultado para un nombramiento importante, se produzcan ruidos que se expanden a través de los grandes medios de comunicación al servicio de las élites y los grupos de oposición, causando por esa vía toda inconformidad y rechazo posibles hacia el gobierno y sus reformas, que en últimas lleguen a su objetivo: Anarquía y desestabilización de las instituciones.

Cuando se gobierna para una pequeña fracción de la sociedad el resultado es el de inequidad e injusticia social. Cuando se amplía la plataforma y se tienen en cuenta todos los otros sectores sociales de la población, el resultado es incluyente y progresivo logrando mejorar la calidad de vida de toda la población.

JAIRO ARANGO GAVIRIA

Febrero 2024

Artículo anterior
Artículo siguiente

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más articulos